17 de mayo de 2019
17.05.2019

Icod, el municipio con más tradiciones vivas de España

17.05.2019 | 06:04
El diablo y la diabla hacen las delicias de los más pequeños, que corretean por la plaza

Icod de los Vinos vive sus tradiciones de forma diferente, tan apasionante como enriquecedora. La Ciudad del Drago es la ciudad de España con más tradiciones vivas, gracias al trabajo y legado de sus ciudadanos que hacen grandes todas y cada una de las celebraciones. Uno de los principales rasgos de los icodenses radica en esa pervivencia de sus tradiciones, con una amalgama de costumbres que forman parte del patrimonio cultural y etnográfico de un pueblo que se transforma y se adapta. Así, las fiestas son una parte indisoluble de un legado que han sabido conservar de generación en generación con el cariño propio de quien quiere a su pueblo y a su historia. Decía Cicerón que "La historia... testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida, testigo de la antigüedad...", y en Icod, se cumple esta premisa. Son muchas las comisiones de fiestas, asociaciones de vecinos y colectivos culturales que, con su esfuerzo, permiten que año tras año las tradiciones salgan a las calles de Icod para jolgorio de sus ciudadanos y visitantes que ven en este municipio un referente y atractivo turístico. Existe una maravillosa simbiosis entre las fiestas populares y las de carácter religioso, donde todos participan y disfrutan de la convivencia con gran participación de pequeños y mayores. Entre las celebraciones más señeras, destacan la Librea del Diablo y la Diabla de Las Angustias, donde los demonios persiguen a los más pequeños que corren por las calles; los Guanches de La Candelaria-El Paredón, donde se representa la aparición de la virgen de Candelaria a los aborígenes; los Cestos y Bollos de Santa Bárbara, que decoran con detalle las frutas y verduras que conforman los cestos, con los bollos como figuras de azúcar; la magia de la luz de Los Hachitos de San Juan en El Amparo, Las Canales y la playa de San Marcos; las figuras de grano y el baile del Tajaraste en la subida de El Amparo; el Globo de San Antonio, de Mundo "el capijo"; los Cabezudos de Las Canales; o el arrastre de las tablas de San Andrés, una de las celebraciones más reconocidas en las Islas. No están todas, pero sí son todas importantes. Sin duda, uno de los momentos que más interés concita es el Paseo de las Tradiciones el 4 de mayo, dentro de las Fiestas de San Marcos. Esta celebración pinta un paisaje de fantasía a través de un desfile de todas las tradiciones de cada uno de los barrios de Icod. En el municipio, el ocio se sirve con grandes dosis de historia, de patrimonio tangible e intangible y de tradiciones que perviven con el paso del tiempo, año tras año. Tal y como expresó el profesor de la Universidad de La Laguna, Manuel Hernández en su libro "Las tradiciones icodenses": "La defensa y apoyo a nuestra cultura y patrimonio, a través de la creación de la Escuela Municipal de Folclore o del Paseo de las Tradiciones y la Fiesta Canaria en las celebraciones por San Marcos fortalecen todas nuestras expresiones populares, de tradiciones y fiestas. Aunque algunas se han perdido y solo quedan documentos históricos, de otras subsisten algunos rasgos característicos de lo que fueron, mientras que las restantes se conservan en toda su pureza evolucionadas por los cambios lógicos de una sociedad que de forma acelerada en las últimas décadas ha dejado de ser agraria y se ha convertido en una economía de servicios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook