16 de mayo de 2019
16.05.2019
Tegueste

Los vecinos, UxT y SSP llevan la gasolinera a Anticorrupción

Las obras de construcción de una gasolinera en el barrio de Las Toscas (Tegueste) y, en particular, la actuación del ayuntamiento en torno a estas y su licencia ya están en la Fiscalía

16.05.2019 | 05:53

Las obras de construcción de una gasolinera en el barrio de Las Toscas (Tegueste) y, en particular, la actuación del ayuntamiento en torno a estas y su licencia ya están en la Fiscalía. La Asociación de Vecinos El Árbol Rojo de Tegueste y las formaciones políticas Unid@s por Tegueste (UxT) y Sí Se Puede (USP) presentaron el martes una denuncia dirigida a la Delegación Provincial en Santa Cruz de Tenerife de la Fiscalía Anticorrupción, en la que relatan unos hechos que entienden que pudieran ser constitutivos de delitos de prevaricación y malversación.

El documento, al que ha tenido acceso este periódico, realiza un recorrido por un procedimiento que comenzó con el permiso otorgado el pasado año por el alcalde teguestero, José Manuel Molina. Le siguió el recurso en reposición de varios vecinos, la desestimación por el regidor local y la posterior interposición de un recurso contencioso-administrativo. En el texto se añade que Molina es conocedor desde al menos el 21 de noviembre de 2018 de que la licencia es "contraria a las determinaciones del vigente PGO", tras el dictamen emitido por el arquitecto Walter Beltrán.

La denuncia también refiere los informes elaborados en diciembre y enero por la arquitecta técnica municipal advirtiendo de "vicios de carácter insubsanable que hacen conveniente su revisión". Después, el alcalde incoó el procedimiento de revisión de oficio del permiso urbanístico, pero los trabajos siguieron adelante. En relación a eso último, se menciona un escrito de febrero de la misma funcionaria, en el que esta expone que lo "más lógico" es "evitar que se construya cuando exista riesgo de demolición".

Concluyen los denunciantes que las "condiciones y circunstancias" bajo las que se transmitió la titularidad de los terrenos a comienzos de 2017 "pudiera explicar las razones" por las que no se ha suspendido la licencia ni paralizado las obras a pesar de esos defectos insubsanables detectados y a unas consecuencias económicas que "pueden ser devastadoras para el erario municipal". Señalan, citando informaciones periodísticas, que los socios de la anterior empresa propietaria del suelo eran familiares de la esposa del alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook