Agentes de la Policía Nacional y efectivos de la Agencia Tributaria han detenido a los cuatro tripulantes de un velero procedente del Caribe y que navegaba rumbo a Canarias con 2.500 kilos de cocaína que han sido intervenidos.

Los detenidos en esta operación conjunta se encuentran en prisión provisional a la espera de juicio tras la intervención de la droga el 5 de diciembre de 2022, según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

Los hechos se remontan al 28 de noviembre de 2022 cuando el Buque de Operaciones Especiales de Vigilancia Aduanera Fulmar partió desde Cádiz y navegó hacia poniente entre tormentas en busca del velero, que fue finalmente localizado en una zona de baja presión, con importantes vientos y oleaje que "dificultaron considerablemente el asalto y abordaje".

Los funcionarios de Vigilancia Aduanera, integrantes de la tripulación de presa del Fulmar, advirtieron de que el velero transportaba estupefacientes, ya que desde el exterior del velero se apreciaba una "gran cantidad de los fardos que se utilizan habitualmente para el transporte de la cocaína".

De este modo, una vez abordada la embarcación se detuvo a los cuatro tripulantes del mismo --tres hombres, dos de nacionalidad colombiana y uno de nacionalidad francesa, y una mujer colombiana--. Posteriormente tras asegurar el velero, se inició el remolque del mismo hasta su llegada al puerto de Las Palmas.

La operación es fruto de la coordinación aduanera y policial que, mediante intercambio y análisis de la información obtenida en sus respectivos ámbitos, en este caso por parte del Área Regional de Vigilancia Aduanera en Canarias y de Greco Galicia de Policía Nacional, se permitió detectar a principios de verano el velero Mambo en las islas Canarias.

Las navegaciones, estancias y comportamientos de los tripulantes del velero indicaban que podrían estar reconociendo la zona geográfica, así como los puertos deportivos de las islas para una futura operación de introducción de sustancias estupefacientes, en este caso cocaína, como posteriormente se ha podido constatar.