Dos individuos, vestidos como turistas que se dirigen a la playa, sustrajeron en la mañana de ayer domingo, 4 de diciembre, un pequeño bolso en el que el propietario de un conocido bar de Los Cristianos, en el municipio de Arona, tenía 3.400 euros.

El dueño del negocio dejó el complemento con el dinero detrás de la barra del establecimiento y se fue a desayunar. Ese era el paso previo para guardar esa recaudación de días anteriores en la caja fuerte del negocio.

En un determinado momento, dos hombres jóvenes, vestidos con camisetas, pantalones cortos, gorras y toallas accedieron al local y simularon que se dirigían al baño. En esa acción no consumieron nada, ni dieron los buenos días ni se despidieron del personal.

Tras salir del servicio, uno de los varones, el que va en primer lugar, se aproxima a la punta de la barra, extiende su brazo y recoge el pequeño bolso en el que se hallaba el dinero. Y el citado delincuente sale del local mientras esconde su botín bajo su toalla.

La acción fue captada por una de las cámaras del establecimiento de hostelería, que está situado cerca del muelle viejo de Los Cristianos. El citado robo al descuido fue denunciado durante la mañana de este lunes en la Comisaría del Sur de Tenerife de la Policía Nacional. Y las imágenes también fueron entregadas en dicho acto, con el objetivo de que agentes de la Brigada de Policía Judicial puedan esclarecer el delito contra el patrimonio.

La víctima denuncia la proliferación de hurtos que se registran cada semana en la zona más comercial y turística de Los Cristianos, donde operan delincuentes especializados en cometer hurtos y que sustraen desde dinero en efectivo a cualquier tipo de productos que puedan vender en el mercado negro.

El afectado lamenta que un problema de estas características debería tener una respuesta más contundente de las fuerzas de seguridad en la calle, con mayor proximidad a los empresarios, y un seguimiento más cercano de este tipo de individuos, que simulan ser turistas.