El Juzgado de Instrucción número 1 de La Laguna decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre de 60 años que presuntamente roció con gasolina y prendió fuego a otro ciudadano en la localidad de Tejina, en el municipio de La Laguna. Los hechos ocurrieron el día 19 de este mes en el denominado Camino Espino.

El individuo fue detenido por agentes de la Policía Nacional el mismo día de los hechos y la autoridad judicial le atribuye al acusado un delito de homicidio en grado de tentativa.

Días después del arresto fue puesto a disposición judicial, y la autoridad decidió, en primer lugar, prorrogar su detención y en la jornada del viernes se acordó su ingreso en el centro penitenciario Tenerife II.

Los hechos ocurrieron pasadas las 16:00 horas del sábado de la pasada semana. El varón citado, de 60 años, llegó a un descampado, junto a una vivienda, con una garrafa de plástico con gasolina. Y roció la parte delantera de un Opel Corsa aparcado en el lugar. Dicho vehículo, que es propiedad de un taller, lo tenía asignado temporalmente una mujer.

Al percatarse de tal comportamiento, el hombre afectado acudió a las inmediaciones del turismo para recriminar la acción al ahora implicado. Pero la reacción del individuo presuntamente fue rociarlo a él con dicho combustible y quemarlo también, según ha trascendido. Y, a continuación, huyó del lugar.

Las personas que se hallaban en las inmediaciones apagaron las llamas al varón herido y al automóvil dañado.

Después, la víctima fue trasladada al centro de salud de Tejina, en el que se determinó que, en vista de la gravedad de las lesiones, era necesario su traslado al área de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC).

En dicho complejo sanitario se determinó que sufre quemaduras de segundo grado en el 30 por ciento de su cuerpo. Este vecino de Tejina fue ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI), donde permaneció varios días inconsciente, sedado e intubado.

Con anterioridad, el herido aseguró a los agentes que no tenía enemistad manifiesta con el presunto autor de los hechos y que solo lo conocía porque residía en el mismo pueblo. Los policías nacionales recogieron la garrafa de plástico que quedó en el lugar del suceso. Y después llevaron a cabo el arresto del presunto autor. En ese momento, portaba un bolso con olor a humo, así como un mechero. La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional de la Comisaría de La Laguna. Y la Policía Científica hizo el informe sobre la inspección en el coche dañado.