Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El marinero ucraniano que intentó hundir un yate ruso en Mallorca: "Ha sido mi primera batalla, hoy vuelvo a Ucrania"

El detenido admite que intentó hundir el barco de un magnate ruso porque «están matando a civiles»

Así es el yate Lady Anastasia, es propiedad de un millonario ruso, Alexander Mijeev. / YATCH CHARTER FLEET

Taras O., el oficial de máquinas detenido por intentar hundir el yate Lady Anastasia, se mostró este domingo convencido de haber hecho lo correcto. "Mañana [por hoy]  voy a volar a Polonia y desde allí viajaré a Ucrania para luchar por mi país, pero esta ha sido mi primera batalla", declaró a Diario de Mallorca, periódico que pertenece al mismo grupo que este diario.

[Siga aquí las últimas noticias en directo sobre la guerra en Ucrania]

Apenas unas horas después de quedar en libertad tras declarar en el juzgado, Taras O. admitió que estaba muy afectado por la invasión rusa de Ucrania. Según explicó, el sábado por la mañana había visto unas imágenes del ataque de las tropas rusas en Kiev, en las que se veía el impacto de un misil sobre un edificio de viviendas repleto de gente. "Han matado a muchos civiles y otros muchos han tenido que abandonar sus casas".

El oficial de máquinas explicó que su propia casa está en un edificio muy parecido al que había sido bombardeado. "Mi casa está en un lugar estratégico, cerca de un puente y de los edificios del Gobierno de Ucrania". Aunque su familia, según contó, no se encuentra actualmente en Kiev, ya que se han marchado a un pueblo, se sintió muy alterado por las imágenes del ataque a un edificio de viviendas habitadas por civiles.

Según manifestó, el yate Lady Anastasia, en el que trabajaba desde hace siete años, es propiedad de un millonario ruso, Alexander Mijeev, dueño de fábricas de helicópteros militares. El marinero está convencido de que el misil que impactó contra el edificio provenía de uno de los helicópteros fabricados por la empresa de Mijeev. Ese fue el motivo que le llevó a intentar hundir la lujosa embarcación. Recalcó, sin embargo, que antes de provocar la vía de agua cerró las válvulas del combustible para evitar un vertido y avisó a los tripulantes para no provocar daños personales.

Ayer, tras declarar en el juzgado, quedó en libertad con cargos e inmediatamente se compró un billete para viajar lo antes posible a Ucrania. "El espacio aéreo ucraniano está cerrado, así que volaré hasta Polonia. De allí iré por tierra a mi país. Estoy decidido a luchar contra el ejército ruso, y esta ha sido mi primera batalla", manifestó.

Compartir el artículo

stats