Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ILP

La madre de Marta Calvo creará una plataforma para agravar las penas

La delegada del Gobierno se compromete a apoyar a Marisol Burón, que persigue aumentar la condena cuando el criminal se niega a revelar donde está el cadáver "para que no les salga gratis"

Marisol Burón posa con un retrato de su hija Marta, el día que se cumplía un año del asesinato.

Marisol Burón posa con un retrato de su hija Marta, el día que se cumplía un año del asesinato.

Aún no tiene el nombre definitivo, pero Marisol Burón Flores sabe que "el de mi hija, Marta Calvo Burón, estará". Habla de la futura plataforma que la madre de la joven asesinada en la localidad valenciana de Manuel el 7 de noviembre de 2019, y cuyo cuerpo aún no ha sido recuperado porque su presunto asesino se niega a revelar dónde se deshizo de él, quiere poner en marcha "lo antes posible".

Es el primer escalón para presentar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Congreso de los Diputados que propondrá el agravamiento de las penas en los casos en los que un condenado por un delito de asesinato se niegue a revelar el paradero del cuerpo de su víctima, aumentando el dolor de las familias y buscando su beneficio procesal al no disponer la Justicia del cadáver para poder incriminarle cuantos delitos sobre él haya cometido.

En el caso de Marta Calvo, su presunto asesino, acusado además de otros dos homicidios consumados —los de Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas, asesinadas siete y cinco meses antes que Marta, respectivamente— y de ocho más intentados —todos en un plazo de poco más de un año—, solo ha abierto la boca una vez, justo después de entregarse, y fue para mentir. Afirmó haber descuartizado el cuerpo de la joven y haberlo arrojado en distintos contenedores de Alzira y Silla.

La investigación ha demostrado con datos irrefutables —incluida la infructuosa búsqueda del cuerpo durante ocho meses en el vertedero de Dos Aguas— que no decía la verdad y que, por tanto, sigue ocultando el verdadero paradero del cuerpo de la joven de Estivella.

Esta misma semana concluía una segunda búsqueda de los restos de Marta, durante cinco días, en varios vertederos ilegales, una cantera, pozos y alguna sima de un amplia área geográfica entre Manuel, Senyera, Castelló y Llosa de Ranes donde lo ubica el análisis de sus teléfonos y tarjetas durante tres horas nada más producirse el crimen. Pero el nuevo rastreo tampoco ha servido para devolverle a la madre el cuerpo de Marta Calvo.

Tal como valor este martes Marisol Burón en declaraciones a este diario, la conclusión de esa búsqueda ha supuesto "un mazazo y un jarro de agua fría muy grandes". "Estaba convencida de que esta vez me la devolvían", se lamentó.

Reunión con la delegada

Así las cosas, la madre de Marta Calvo se reunió este martes, a petición propia, con la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, en lo que supone la primera ocasión en que un representante de una institución pública le abre las puertas.

La finalidad del encuentro era explicarle a Calero su intención de liderar la ILP al frente de la plataforma que pretende poner en marcha en las próximas semanas y buscar el apoyo de la delegada en esta iniciativa.

"Nos ha mostrado todo su apoyo y ha prometido estar a nuestro lado en esto. De hecho, nos ha anunciado que mañana mismo [por hoy] hablará telefónicamente con la ministra de Justicia, Pilar Llop, para plantearle esta cuestión y pedirle que atienda nuestra petición en la medida en que esto sea posible". La madre de Marta, cuya intención es "sumar a otras familias de víctimas que estén o hayan pasado por situaciones similares, porque cuantos más seamos, mejor", asegura que se ha sentido "arropada" por Calero y su equipo y ha agradecido "su cercanía y atención".

Así mismo, asegura que la delegada del Gobierno le había "garantizado" que la Guardia Civil no va a dejar de buscar a su hija y que "están haciendo todo lo posible y poniendo todos los medios para que esto sea así".

500.000 firmas en nueve meses

Una vez creada la plataforma y perfilada la ILP, esta deberá ser entregada en el Congreso de los Diputados, que decidirá si la admite a trámite. A partir de ese momento, los promotores de la iniciativa legal disponen de nueve meses —prorrogables en tres más— para aportar el medio millón de firmas que exige la ley en estos casos en que la modificación de la norma jurídica afectaría a todo el país.

Marisol está convencida de que logrará ese número de firmas: "Llevaremos esta iniciativa al Parlamento español, para pedir que ningún asesino siga riéndose de sus víctimas. No puede salirles gratis aumentar el dolor de las familias e impedir que les podamos dar una sepultura digna. Eso tiene que cambiar necesariamente".

La madre de la joven advierte de que no cejará en el empeño: "Pese a que estoy destrozada y anímicamente muy tocada, especialmente estos días, después de la nueva frustración de que no hayan encontrado a mi hija, me sobran las fuerzas para llevar esta lucha hasta el final. Es el legado de mi hija y yo lo continuaré. Por ella y por todas las demás".

Compartir el artículo

stats