Un catamarán de Fred Olsen Express, el Bentago Express, que cubre el trayecto con la isla de Tenerife, encalló anoche en Las Merinas de Agaete cuando intentaba atracar en el muelle del Puerto de Las Nieves.

En el interior del buque se encontraban en ese momento 59 pasajeros y 17 tripulantes, y ninguno de ellos resultó herido. En cambio, la embarcación sí sufrió desperfectos en uno de los motores, y tuvo que esperar a que llegaran remolcadores para recibir asistencia y proceder a retirarla.

El incidente ocurrió pocos minutos antes de las diez de la noche y en el mismo jugó un papel determinante el paso por las Islas de la borrasca Filomena, que había provocado en la zona fuerte viento y mala mar.

Según testigos, el barco intentó entrar en el muelle una primera vez y no pudo, y en el segundo intento sufrió el problema en el motor.

Según el Cabildo grancanario, se procedió a asegurar el buque Bentago Express con tres cabos a la punta del muelle, y se detectó una pequeña entrada de agua “que no compromete al buque”. “Personal de los Delta de Agaete y de Fred Olsen se tirarán ahora al agua con una cámara para comprobar los daños”, exponía la Corporación insular en Twitter.

Varios equipos de bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria se dirigieron hacia al puerto para valorar la situación, mientras que efectivos de la Capitanía Marítima de Las Palmas y Salvamento Marítimo trabajaban también en la zona.

La naviera aseguró que el incidente sufrido en el puerto de Agaete de uno de sus barcos de pasajeros se ha “debido a las condiciones meteorológicas severas”, en concreto a los vientos del suroeste que en esos momentos se registraban en la zona.

Desde las 00:00 horas del miércoles 6 de enero, la mayor parte de la Comunidad de Canarias, incluida Gran Canaria, se encuentra en alerta por fuertes vientos.

En su cuenta de Twitter, la naviera confirmó que los pasajeros y la tripulación del barco se encontraban bien y que estaban a la espera de que llegaran al puerto de Agaete dos buques de Salvamento Marítimo.

La naviera Fred. Olsen opera desde el puerto de Agaete una línea marítima regular de pasajeros que comunica varias veces al día esa localidad del norte de Gran Canaria con Santa Cruz de Tenerife, atendida por varios catamaranes de alta velocidad como el que se ha visto involucrado en este incidente, el Bentago Express.