14 de enero de 2020
14.01.2020

Detenido en Adeje por asesinar a dos policías en Glasgow

El fugitivo huyó del Reino Unido en el 2018 y se escondió en el sur de Tenerife v Pertenece a un grupo criminal y se estudia si tomó parte en otros seis homicidios

13.01.2020 | 21:14
El fugitivo fue arrestado en un supermercado de Adeje.

Miembros de la Policía Nacional detuvieron en el municipio de Adeje a un fugitivo al que le constaba una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) interpuesta por las autoridades británicas por los delitos de asesinato de dos agentes, pertenencia a organización criminal y otra infracción de lesiones. Los investigadores del Reino Unido también tratan de determinar su posible implicación en otra media docena de homicidios.

Las gestiones para intentar localizar a este individuo comenzaron hace varios meses, cuando la National Crime Agency alertó a la Policía Nacional sobre su supuesta residencia en España. Tras una serie de complejas y largas pesquisas conjuntas con las autoridades de Gran Bretaña, se consiguió localizar al fugitivo en el Sur de Tenerife, donde residía y trataba de pasar desapercibido.

Además, llevaba una vida de forma discreta y adaptada a las circunstancias. Para ello aprovechaba la importante colonia de ciudadanos británicos que reside en los principales municipos turísticos de Tenerife.

El arresto se llevó a cabo durante un servicio de vigilancia que la Policía Nacional estableció en las inmediaciones del complejo de apartamentos donde vivía. En un primer momento, los policías nacionales localizaron a un varón cuyas características físicas coincidían con las de la persona buscada. Entonces se dirigía a comprar a un supermercado cercano. Al abandonar las instalaciones, se procedió a su identificación y detención.

Uno de los delitos por los que este individuo era buscado se remontan al 2006, cuando irrumpió en una comisaría de la ciudad escocesa de Glasgow y descargó su arma de fuego contra uno de los policías que se encontraba en las dependencias y le causó la muerte. Diez años después, junto con varios cómplices, el ahora arrestado descargó de nuevo su arma de fuego sobre otro agente británico, al que también quitó la vida.

Para evitar su detención por ambos asuntos, en el 2018 prendió fuego a dos vehículos y consiguió huir. Todos estos cargos imputados por parte de la Justicia del Reino Unido se ven agravados por su pertenencia a una organización criminal y, además, se investiga su posible implicación en otros seis homicidios.

La operación continúa abierta y ya se registrado en su país de origen el arresto de otros tres miembros del mencionado grupo criminal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook