Salud | Día Mundial de la Lucha Contra el Sida

Un total de 7.859 pacientes reciben tratamiento para el VIH en Canarias

En el transcurso de 2022 fueron diagnosticadas 193 nuevos casos

El doctor Rafael Granados resalta los avances que se han producido en las terapias

Una sanitaria maneja una muestra de sangre de un paciente positivo en VIH.

Una sanitaria maneja una muestra de sangre de un paciente positivo en VIH. / Agencias

Un total de 7.859 pacientes recibieron tratamiento para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en centros hospitalarios del Archipiélago en el transcurso de 2022. Así lo reflejan los datos difundidos por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, que se conmemora este viernes. En base a las cifras que maneja el departamento del Ejecutivo autonómico, el pasado año fueron diagnosticadas 193 nuevos casos de VIH, el tercer mejor registro desde el año 2000, cuando se notificaron 192. Desde entonces, y hasta el momento, el cómputo más bajo que ha anotado la comunidad se constató en 2020, con 185 cuadros reportados. 

El 81,9% de los nuevos contagios detectados en 2022 corresponde a hombres con edades comprendidas entre los 25 y los 35 años, si bien el 36,8% son personas mayores de 45, cuya percepción del riesgo de infección por VIH es muy baja. Atendiendo a la categoría de transmisión, hay que decir que la última actualización epidemiológica desvela que el 66,8% de los afectados son personas gays, bisexuales y hombres que mantienen relaciones sexuales con otros varones, mientras que el 30,6% está vinculado a relaciones sin protección entre hombres y mujeres, y el 0,5% a personas que se inyectan drogas. El 45,1% de los aquejados presentó diagnóstico tardío 

Diagnóstico tardío

«En casi la mitad de los casos, diagnosticamos a los pacientes demasiado tarde, cuando el conteo de los linfocitos CD4 –que protegen frente a la infección– se sitúa por debajo de 350. Esto es un problema general en todo el mundo, y muchas veces el conflicto radica en que los enfermos tienen edades muy avanzadas, lo que hace que los propios médicos no contemplen la posibilidad de que puedan estar infectados por el VIH», manifiesta el doctor Rafael Granados, especialista en Medicina Interna y coordinador de la unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín

[object Object][object Object]
  • El 81,9% de los nuevos casos de infección por VIH detectados en 2022 en Canarias corresponde a hombres con edades comprendidas entre los 25 y los 35 años. 
[object Object][object Object]
  • Según informa el doctor Granados, el grupo más numeroso de pacientes lo conforman las personas que rondan los 30 años. Preocupa la presencia de pacientes cada vez más jóvenes. 
[object Object][object Object]
  • Atendiendo a la categoría de transmisión, el 30,6% de los nuevos casos están vinculados a relaciones sexuales desprotegidas entre hombres y mujeres.

Y es que, a menudo, el VIH solo se asocia a las personas jóvenes. «Hay que tener claro que estamos ante una enfermedad que puede afectar a cualquier grupo poblacional. Sin duda, tenemos que diagnosticar a los pacientes de forma más precoz para que las consecuencias de la patología sean menos devastadoras y favorecer la recuperación», defiende el facultativo. 

En este sentido, el profesional pone de relieve los avances que se han producido en los tratamientos antirretrovirales. Tanto es así, que los fármacos son cada vez más eficaces, más seguros y, sobre todo, más cómodos de tomar para los pacientes. De hecho, la mayoría puede controlar la afección con la ingesta de un solo comprimido al día. 

«La novedad más reciente es que ya existen tratamientos que se administran por vía intramuscular cada dos meses. Así, los enfermos no tienen que tomar pastillas cada día», informa el doctor Granados. «Probablemente, sigamos mejorando esta nueva forma de administración porque ya hay medicamentos en fase de estudio que solo contemplan una inyección cada seis meses», agrega. 

Revolución

El hospital de referencia del área norte de la Isla ya lleva dos meses administrando esta terapia a los pacientes, que se basa en una combinación de cabotegravir y rilpivirina. «Es necesario poner una inyección en cada nalga cada 60 días. Los pacientes que han empezado a utilizarlas están muy contentos, y la experiencia está siendo muy positiva», anota el responsable de la citada unidad. 

Ahora bien, ¿cuáles son los criterios que deben reunir las personas que pueden beneficiarse de este tratamiento? Tal y como indica el especialista, tienen que demostrar una buena adherencia a la medicación oral, llevar al menos seis meses con la carga viral indetectable, presentar un test de resistencia basal que demuestre que no son resistentes a ninguno de los dos fármacos que se administran por vía intramuscular y no padecer obesidad. «También es importante que no existan contraindicaciones para recibir tratamientos por esta vía», añade el experto.

Hay que señalar que en los últimos años ha variado el perfil de los aquejados. En palabras del internista, «el grupo mayoritario lo conforman las personas con una edad media que ronda los 30 años». Sin embargo, cada vez se diagnostican más casos en pacientes más jóvenes. «Hablamos de la población de entre 18 y poco más de 20 años. Esto nos preocupa mucho, ya que implica que los afectados empiecen muy pronto a medicarse de por vida», alerta. 

El VIH es un patógeno que ataca al sistema inmunitario, pero la infección puede cursar de forma asintomática durante mucho tiempo. La primera fase de la enfermedad se denomina infección aguda, una etapa en la que pueden hacerse notorios unos síntomas similares a los de un proceso gripal. Si no se trata, la afección entra en la fase crónica, donde  continúa una destrucción progresiva del sistema defensivo. El sida es el tercer estadio, que se desarrolla cuando el virus ha destruido el sistema inmunitario y el cuerpo no puede luchar contra el cáncer y las infecciones oportunistas.

[object Object]

Desde que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias estableció en junio de 2021 el protocolo para implantar el tratamiento de profilaxis preexposición (PrEP), 693 personas en el Archipiélago han accedido a estos medicamentos financiados por el Ministerio. Se trata de una estrategia de prevención del VIH, basada en la combinación de dos fármacos antirretrovirales que reducen las probabilidades de contraer la afección a través de las relaciones sexuales o el consumo de drogas inyectables. 

No obstante, el acceso a la profilaxis tiene que ir acompañado de un correcto seguimiento y de la prevención de otras infecciones de transmisión sexual. Ahora bien, en ningún caso debe sustituir el uso del preservativo. 

Según informa la administración sanitaria, el programa está dirigido a las personas adultas seronegativas con alto riesgo de infección por VIH. La población que desee solicitarla debe concertar una cita con su médico de cabecera, quien valorará si reúne los requisitos. 

La Consejería se suma a la celebración del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida con el lema Ante el VIH, Besos i+ Besos. En la prevención del VIH, la información es importante. Tomar precauciones evita la transmisión, una acción que se ejecuta en consonancia con el Ministerio de Sanidad, que anima a rechazar la discriminación a la que se enfrentan los aquejados. 

Hay que recordar que el VIH solo puede transmitirse a través de la sangre y de las relaciones sexuales sin preservativo. Las personas diagnosticadas que siguen el tratamiento pautado y que logran mantener en el tiempo la carga viral indetectable no pueden transmitir la infección a sus parejas sexuales.