Mar

Los científicos avalan a una flota cada vez más selectiva

El nuevo estudio incorpora un total de 75 fichas que recogen innovaciones en las artes de pesca empleadas por los buques que ondean bandera de la UE

Redes de arrastre testadas en el marco del proyecto Descarsel

Redes de arrastre testadas en el marco del proyecto Descarsel / IEO

Adrián Amoedo

La flota pesquera de la Unión Europea tiene ante sí una serie de retos difíciles de superar. Más allá de las restrictivas normativas comunitarias, como los vetos a la pesca de fondo, o los problemas derivados de conflictos como el de Ucrania, con sus subidas de precios, el sector afronta desafíos con difícil solución. Uno es, desde luego, el proceso de descarbonización de los buques; otro, el despliegue de la eólica marina. Sin embargo, hay más situaciones que llevan años siendo objeto de intensa investigación, tanto por parte de los propios marineros y patrones como de los expertos en oceanografía. Ahí es donde entra la selectividad, que busca conseguir pescar las especies objetivo, con menos descartes, lo que mejora la producción de cada marea y ayuda a conservar los mares. Ahora, los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés) avalaron el trabajo realizado por flota y expertos en la mejora de las artes de pesca, que según analizan son en un 80% son más eficientes y están listas para su instalación.

El organismo independiente asesor publicó este mes un informe a petición de Bruselas sobre “artes innovadores para su posible uso en aguas de la UE y sus impactos”. Con ello, desde el ICES actualizaban el catálogo inicial elaborado en 2020 con unos sistemas “de importancia potencial para las pesquerías”.

El nuevo estudio incorpora un total de 75 fichas que recogen innovaciones en las artes de pesca empleadas por los buques que ondean bandera de la UE. En especial, arrastreros. Con ello se evalúa no solo sus beneficios a la hora de mejorar capturas y evitar descartes, también sobre si están listos o no para ser implementados, si son caros o si representan una complejidad añadida en la operativa para los marinos o si se ve comprometida su seguridad.

Listas

“Casi el 80% de los 75 artes innovadores se clasificaron como de alto nivel de preparación tecnológica”, recoge el ICES en su informe, en el que apunta que “la mayoría de los artes de pesca innovadores mejoraban la eficacia de las capturas, la selectividad de los artes y el impacto en el ecosistema marino”. De hecho, 60 de los 75 tienen, según los expertos, “un efecto positivo en la eficiencia de las capturas”.

Por contra, de las innovaciones estudiadas ocho “tenían un efecto negativo en la eficiencia de las capturas” y otros siete no suponían ninguna diferencia.

Sobre el coste o la dificultad, un tercio (el 37%) de los artes de pesca analizados “son económicamente viables”, mientras que se consideró que “casi la mitad (47%) de las innovaciones tenían un nivel mínimo de complejidad”. De hecho, en la mitad de los casos el despliegue o recogida del arte no difería en nada respecto al anterior, “mientras que en el 28% de los casos se consideró que el despliegue y la recuperación del arte eran más difíciles”. Entre los proyectos a tener en cuenta para realizar el informe, desde la UE se pidió que al menos tres estuvieran presentes, como son 'Discardless, Minouw y Gearing Up'. '