Canarias enfrenta otro fin de semana caluroso tras un fugaz lapso fresco

La Aemet prevé un nuevo aumento de las temperaturas a partir del viernes

Sanidad mantiene sus avisos por efectos en la salud hasta el domingo

Largas colas para acceder al Parque Marítimo de Santa Cruz de Tenerife este lunes por las altas temperaturas.

Largas colas para acceder al Parque Marítimo de Santa Cruz de Tenerife este lunes por las altas temperaturas. / Carsten W. Lauritsen

Será un breve y corto lapso de tiempo fresco el que separará una de las peores olas de calor que ha sufrido Canarias en décadas de un nuevo episodio de altas temperaturas. A partir del viernes los termómetros volverán a subir por encima de los valores normales para la época, con posibilidad de que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) vuelva a decretar avisos de diferentes colores para algunas zonas del Archipiélago durante el fin de semana.

La Consejería de Sanidad, atendiendo a esta realidad, ha decido extender algunos avisos que había decretado para salvaguardar la salud de la población que se pueda ver más afectada por las altas temperaturas durante varios días más, alargando la duración de algunos de algunos de ellos en varios municipios hasta el próximo domingo.

En concreto, serán tres los municipios de Canarias que se mantendrán en aviso rojo hasta final de semana: Mogán, San Bartolomé de Tirajana y Santa Lucía de Tirajana. Los tres ubicados al sur de Gran Canaria que es la zona del Archipiélago que, previsiblemente, seguirá afectada por las altas temperaturas, dado que no dará tiempo de ventilar la zona en la que más calor ha hecho de toda Canarias.

Desde este lunes y hasta el próximo jueves, las temperaturas empezarán un descenso lento para refrescar las Islas, aunque aún se situarán por encima de lo que se espera para la época del año. "Todavía el jueves en la vertiente sur de Gran Canaria las temperaturas podrán ser altas, pero de forma puntual", explica el delegado territorial de la Aemet en Canarias, Víctor Quintero.

En la jornada de este lunes los termómetros empezaron el esperado descenso. Los 40 grados dejaron de ser la norma para el Archipiélago y se quedaron confinados en Bartolomé de Tirajana, donde poco después del mediodía se alcanzaron los 40,5 grados. Otros dos enclaves del sur de Gran Canaria (Agüimes y Tasarte) registraron asimismo temperaturas de más de 39 grados.

Sin embargo, en el resto del Archipiélago las temperaturas se moderaron, aún permaneciendo muy por encima de los valores normales. En Santa Cruz de Tenerife se registraron 31,7 grados, dos grados menos que los peores días de la ola de calor; en el Aeropuerto de Tenerife Norte los termómetros se situaron en 32,5 grados, siete grados menos que el fin de semana. El sitio más caluroso de la jornada fueron las cercanías del Aeropuerto de Tenerife Sur, donde las temperaturas ascendieron hasta los 36 grados, lo que no supone demasiadas diferencias con respecto a los días previos.

El oeste de La Palma, también afectada en gran medida por la ola de calor durante el fin de semana, marcó una temperatura máxima de 34 grados a primeras horas de la mañana en Puntagorda, pero los termómetros fueron descendiendo desde ese momento hasta situarse por debajo de los 30 grados durante el mediodía. El Hierro también ha registrado temperaturas máximas de 35,5 grados durante la jornada de este lunes, en la estación meteorológica de El Pinar. En este caso son cuatro grados menos que en los días previos. 

Al nuevo episodio de calor se unirá la calima, que en realidad no llegará a disiparse del todo aunque se de por finalizada la ola de calor. A partir del viernes, la Aemet no descarta volver a activar algunos avisos por altas temperaturas en el Archipiélago. "Probablemente activaremos alguno para el sur de Gran Canaria y puede que también para Fuerteventura y Lanzarote", explica Quintero, que argumenta que algunas islas occidentales también podrían estar afectadas por este nuevo episodio de altas temperaturas y, por tanto, por la activación de avisos en la red de MeteoAlerta.