Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La burocracia isleña pone en riesgo el regreso del Festival Starmus a Canarias

El evento, que se iba a celebrar este pasado mes de junio, se reprograma para diciembre | Si no se desbloquean los contratos en pocos días, será imposible organizarlo

El reconocido físico Stephen Hawking fue uno de los invitados al Festival Starmus celebrado en Tenerife en 2016. Carsten W. Lauritsen

La burocracia canaria está poniendo en riesgo el regreso del Festival Starmus a Canarias. Los promotores de la iniciativa afirman que no se ha producido la firma de los contratos de subvención y patrocinio para la celebración del Festival Starmus en La Palma. La rúbrica de dichos contratos –uno de subvención por parte del Ministerio de Turismo y otro de patrocinio del Ejecutivo regional– debe realizarse por el propio Gobierno de Canarias, pero debido a las múltiples subsanaciones que se han visto obligados a realizar y a la lentitud de la Administración, aún carecen de este aval para poder empezar los preparativos de el evento. Seis meses después de iniciar los trámites, y aún habiéndose reprogramado para diciembre, el macroevento científico-cultural, a día de hoy, pende de un hilo. 

En un primer momento, Starmus 2022 estaba programado para este pasado mes de junio en la Isla Bonita. Como plato fuerte iba a albergar un concierto único en el mundo bautizado como Música de las Estrellas, que iba a contar con grandes estrellas del rock, como Brian May o Sting. Se realizaría en el Gran Telescopio de Canarias (GTC), en el Observatorio del Roque de Los Muchachos. Bajo la propuesta de Starmus La Palma: La Isla de las Estrellas se pretendía contar con ponentes de primer nivel mundial que participen en charlas divulgativas multidisciplinares, con el denominador común de «las estrellas», así como organizar un amplio programa abierto en el que podrían participar tanto los habitantes de La Palma, como los residentes de otras islas y los asistentes al congreso, con el objeto de que pueden disfrutar de la ciencia en la calle, a través de actuaciones, charlas, juegos, talleres de ciencia y concursos para todos los públicos. Sin embargo, nada de esto ha ocurrido. 

Todos los actores políticos se habían puesto de acuerdo en facilitar que uno de los eventos más importantes de la ciencia volviera a pisar Canarias, el lugar que lo vio nacer. En diciembre de 2021, el Ministerio de Turismo, con Reyes Maroto a la cabeza; el Gobierno de Canarias, con el presidente Ángel Víctor Torres y el Cabildo de La Palma, se comprometieron públicamente a financiar el evento. Querían dejar atrás las rencillas que se habían generado en ediciones pasadas debido al no cumplimiento del contrato por parte de la Administración. La situación provocó que los promotores decidieran cambiar de sede a otros países, pese a que «fue diseñado para Canarias». 

El Ejecutivo central de esta manera colaboraría con 3 millones de euros, el Gobierno de Canarias con 1 millón y el Cabildo de La Palma con unos 200.000 euros, «aunque a estos últimos les dijimos que no era necesario, no es el momento para ellos», relatan fuentes cercanas a la organización haciendo alusión a los gastos provocados por la recuperación tras la erupción.

El Ministerio de Turismo se comprometió a financiar el evento con 3 millones de euros

decoration

Los 3 millones de euros del Ministerio de Turismo llegaron a Canarias en diciembre en forma de subvención, pero aún no se han repartido. Los promotores han estado presentando la documentación relativa a la subvención desde febrero, pero cada mes se han visto obligados a subsanar algo.  «Cuando en abril vimos que no llegaban los fondos nos dimos cuenta de que ya no se podría hacer en junio, así que decidimos retrasarlo en diciembre», relata. A finales de año, sin embargo, el evento ya no podrá ser del todo como estaba concebido, porque el tiempo no acompañará. «En diciembre no podemos llevar a la gente al GTC a un concierto», revela esta fuente. Por esa razón, el gran concierto se pretende realizar en el Puerto de Tazacorte, lo que disminuye también los costes. 

El Gobierno de Canarias se comprometió a promocionar el evento con un millón de euros que con el cambio se reducirían hasta 500.000 euros, pero, a día de hoy, este contrato tampoco está formalizado. La organización alega haber empujado «muchísimo» para tratar de sacar adelante este evento en La Palma, pero temen que si el papeleo sigue estancado en la Administración canaria, todo el esfuerzo sea en vano. De hecho, insisten en que si no se desbloquea pronto las barreras burocráticas a las que se están enfrentando, es posible que no tengan tiempo para organizarlo y, por lo tanto, acaben teniendo que desistir en su empeño de llevar el evento a la isla Bonita. 

El festival fue fundado por Garik Israelian, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), y Brian May, astrónomo y guitarrista de Queen. La sexta edición se celebrará este año en Armenia se celebrará del 31 de agosto al 9 de septiembre y conmemorará el primer aterrizaje controlado sobre la superficie de Marte. 

Compartir el artículo

stats