Consciente de la "grave situación" en la que se encuentran las playas de Canarias en lo referente a los residuos plásticos nació, en 2018, la ONG Canarias Libre de Plásticos. Fundada por Luis Valien, un joven con una gran vocación y convicción ambientalista y un profundo amor por el mar, la asociación surgió con el propósito de reducir el impacto que los plásticos producen en las playas del Archipiélago canario. Sin embargo, el mar siempre lo devuelve todo. Y en esta última limpieza de playas organizada en Playa de Lima, en el municipio de Arafo, el océano Atlántico no iba a ser una excepción. "Hemos recogido mesas, sillas, un carrito de supermercado y muchas botellas de plástico", explica Valien.

Durante el saneamiento de esta playa, Canarias Libre de Plásticos recolectó este domingo 22 de mayo cerca de 4 mil litros de volumen de basura; lo que equivaldría a un camión industrial pequeño. Al ser preguntar este medio por la situación de las playas canarias a día de hoy, Valen es muy tajante en su respuesta: "Grave. Si recorres la costa de Candelaria y recoges todos plásticos de una de sus playas, puedes comprobar como llenas una furgoneta industrial. Al mes llenarás otra. Si piensas que cada mes llega todo el plástico como para llenar una furgoneta, el problema ya no es tan pequeño", aclara el joven. 

Canarias Libre de Plásticos tiene programada otra recogida de plásticos y residuos este domingo 29 de mayo a las 11:00 horas de la mañana, en la Playa del Socorro, en el municipio Güímar.

Los voluntarios de Canarias Libre de Plásticos junto a todos los residuos recogidos en el último saneamiento de la Playa de Lima, Arafo Luis Valien

"Los plásticos afectan a nuestros fondos marinos, a nuestra vida marina y, además, a nuestra alimentación. El pescado canario sufre las consecuencias de este incremento de los microplásticos, que luego consumimos en nuestra mesa" advierte el activista medioambiental, quien a continuación añade "estas partículas de plástico absorben bacterias y compuestos perjudiciales para nuestra salud que entran en nuestro organismo como los denominados disruptores endocrinos, unas sustancias que alteran el equilibrio hormonal de los organismos".

Y no solo son peligrosas para el ser humano. Este mes de mayo un equipo de veterinarios del Instituto de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) encontró una mascarilla y otros plásticos en el interior del estómago de un delfín que fue encontrado varado en la costa de Arico. El hallazgo pone de relieve el impacto de las basuras en las especies marinas. Estudios anteriores realizados por el IUSA han demostrado el alcance de este problema en los cetáceos varados en Canarias demostrando la presencia de plásticos en un 7,74% de los cetáceos estudiados entre los años 2000 y 2016 y dejando patente que en un 2,8% de los casos, fueron la causa de la muerte de los animales.

Las islas Canarias hacen de colector de los residuos plásticos que se hallan en circulación por el giro oceánico Atlántico. Debido a la corriente de Canarias, todos los residuos plásticos y microplásticos, así como fibras sintéticas son ingeridas por la fauna marina o terminan depositadas en las playas. Los microplásticos son partículas de menos de 5 milímetros de espesor que pueden llegar a acumularse en la cadena trófica. Estas partículas de plástico están presente en prácticamente todas las partes del mundo y se estima que para 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

Otro de los residuos altamente contaminantes y muy presentes en las playas son las colillas de cigarros. A nivel mundial se estima que cerca de cinco billones de de colillas llegan cada año al mar, según informa el Instituto Español de Oceanografía (IEO), lo que supone un riesgo toxicológico debido a las sustancias químicas que liberan. Las colillas poseen acetosa de celulosa, una forma de plástico que resulta muy perjudicial para el medioambiente, los filtros del cigarro. Estos tardan en descomponerse y cuando al final lo hacen, liberan sustancias contaminantes como la nicotina, arsénico o plomo.

Luis Valien, fundador de Canarias Libre de Plásticos, sostiene dos botellas llenas de colillas recogidas en una playa de Gran Canaria Luis Valien

Sopa de plástico

Los expertos llevan años advirtiendo del vertedero en el que se han convertido los océanos y, que sin embargo, estamos subestimando. Cerca de Canarias hay una 'sopa de plástico' de un kilómetro de grosor. Seis investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Instituto Español de Oceanografía publicaron en 2021 un estudio en la revista Science of the Total Environment sobre la presencia de microplásticos en el mar que muestra hasta qué punto están presentes los plásticos a lo largo de toda la columna de agua.

El estudio se nutre de los datos recolectados por cuatro cruceros de investigación realizados entre febrero y diciembre de 2019 y en los que se tomaron 51 muestras de agua a diferentes profundidades en cinco emplazamientos: uno al norte de Gran Canaria, otro entre esta isla y Tenerife y tres al sur de Tenerife, La Gomera y El Hierro.

Y la conclusión de este estudio dio la voz de alarma: en esos cinco puntos del océano Atlántico, el agua está cargada de fragmentos de plástico y fibras sintéticas desde la superficie hasta profundidades que rebasan el kilómetro (1.150 metros, al sur de El Hierro).

Un voluntario de ONG Canarias Libre de Plásticos durante una charla de sensibilización sobre el impacto ambiental de los plásticos

Un voluntario de ONG Canarias Libre de Plásticos durante una charla de sensibilización sobre el impacto ambiental de los plásticos @canariaslibredeplasticos

Durante los últimos años se ha observado una mayor concienciación medioambiental entre la sociedad canaria y una mayor defensa por los entornos naturales. "El individuo está empujando al político pero realmente debería ser al revés. Son los políticos quienes deberían conducir a la sociedad hacia un camino mejor pero es difícil ya que muchas veces están movidos por intereses económicos o por grandes lobbies que presionan para que no se cambien cosas drásticamente", apunta Valien.

Jóvenes, futuro y medioambiente

Canarias Libre de Plásticos ha impartido desde el 2018 más de 750 charlas de sensibilización. Y son los jóvenes quienes vienen empujando fuerte en este sentido. Es la juventud la que más involucrada está en temas ambientales, la que más se informa - a través de las redes, sobre todo - y la que se ha vuelto más reivindicativa a la hora de luchar por la conservación y protección de sus espacios naturales. "Los jóvenes deben investigar, tener curiosidad y un sentido crítico. Conocer la problemática a nivel global y luego trasladarlo a nivel local. Se ha de conocer la magnitud del problema" aconseja el activista a todos los presentes en sus charlas.