Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta entre los pediatras por una hepatitis infantil de origen desconocido

Reino Unido halla al menos 74 pacientes con este diagnóstico | Cinco casos han sido diagnosticados en España en dos semanas, ninguno en el Archipiélago

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, Luis Ortigosa E. D.

Una rara hepatitis, que progresa a formas severas más rápido de lo habitual, y cuyo origen es desconocido se está empezando a propagar entre niños menores de 10 años. Canarias es una de las comunidades en las que aún no se ha constatado ningún caso, pero los pediatras se mantienen ojo avizor para diagnosticar a tiempo esta nueva patología, en la que no participa ningún virus de la hepatitis conocido.

La nueva patología se detectó a principios de abril en Reino Unido, que a mediados de este mes ya contabilizaba 74 casos. En España se ha diagnosticado la patología en cinco niños, de entre dos y siete años, cuyos cuadros diagnósticos coincidían con los detectados en Inglaterra. Estos casos se han notificado en Ciudad Real, Madrid, Aragón y Galicia. Todos evolucionan favorablemente, aunque uno de ellos ha necesitado un trasplante hepático de urgencia. El Ministerio de Sanidad, por ello, ha instado a las comunidades autónomas, a las sociedades científicas de Pediatría y gerencias de hospitales realizar una "observación y búsqueda activa" de posibles casos en niños de hepatitis aguda de origen desconocido. 

"No se ha encontrado ninguna causa metabólica, ni tóxica", destaca el presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, Luis Ortigosa, que ha resaltado que los facultativos isleños ya tienen la información necesaria para detectar la enfermedad si fuera necesario. "En Canarias no hay ningún caso reportado, pero en un mundo global en el que vivimos debemos tener precaución y observar los síntomas", destaca. 

Los síntomas de esta nueva patología son dolor abdominal, vómitos o ictericia, es decir, coloración de la piel y los ojos hacia unos tonos anaranjados. "También puede ocurrir que las deposiciones fecales pierdan color o que la orina adquiera un color marrón", resalta el pediatra. El cuadro clínico, además, se asocia una rápida y marcada elevación de las transaminasas, lo que conlleva a un empeoramiento rápido.

Los científicos están buscando los posibles orígenes de esta nueva patología pediátrica

decoration

"Llama la atención que en algunos casos tenga un desarrollo fulminante", destaca el pediatra, que recuerda las dificultades asociadas a los trasplantes hepáticos en niños. "Aunque en toda España el trasplante hepático es una intervención casi rutinaria, no es fácil encontrar un donante para un niño", insiste. Por esta razón, se suele optar por trasplantar por "partes" del hígado de los padres, en lugar de esperar al fallecimiento de un menor.

Los primeros estudios descartan que esta enfermedad esté relacionada con posibles infecciones con SARS-CoV-2 o por la vacuna contra la covid-19. Esto último, además, "carece de sentido" pues, como destaca Ortigosa, "la mayoría de los niños afectados son menores de cinco años, y no se han vacunado frente a la covid". Por otra parte, solo en algunos casos coincidían con positivos en covid, así que tampoco parece la causa probable. En algunos casos se ha detectado un adenovirus, pero como son habituales en niños, los investigadores tampoco quieren apresurarse a lanzar una hipótesis en este sentido.

Se barajan varias razones por las que hayan podido derivar en este escenario. Una de ellas es  la eliminación de las restricciones covid pues, hasta el momento, los niños han estado más protegidos gracias a la mascarilla. Esto ha podido derivar en que, con la mayor exposición, haya una acumulación de casos. 

La vacunación infantil se resiente con la covid

La pandemia ha resentido la vacunación infantil en las Islas. Así lo confirmó el presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, Luis Ortigosa, quien explica que las tasas de vacunación -que se encontraban en general por encima del 95%-, ahora oscilan el 90 y 92% en algunos grupos de edad y vacunas concretas. Este ligero descenso en las tasas de protección se ve más claramente en la segunda dosis de la vacuna del sarampión. "Si bajara del 90% la inmunidad colectiva podría fallar y un caso importado podría derivar en un brote", resalta Ortigosa, que afirma que "no interesa" que la vacunación baje de dicho nivel.

Ortigosa señala a la pandemia como motivo principal de esta caída. "El primer mensaje de quédate en casa hizo que muchos dejaran de acudir a la cita, pese a que los profesionales insistimos en la necesidad de hacerlo", resaltó el profesional. Y, aunque posteriormente se ha ido canalizando la demanda, el cómputo final aún supone un retroceso en este sentido. Tampoco descarta que parte de esta reducción sea debido a los mensajes del colectivo antivacunas.

Los profesionales, que estos días han estado celebrando las XI Jornadas Canarias de Actualización en Vacunas en los colegios médicos profesionales de ambas provincias, han puesto de relieve la necesidad de que Salud Pública vuelva a notificar las coberturas vacunales de las Islas. "Este año Canarias, Baleares y Aragón han sido las únicas comunidades que no han reportado esta tasa", destaca Ortigosa, que insiste en que esta cifra es vital para entender cómo evolucionan los contagios de estas enfermedades transmisibles.

Compartir el artículo

stats