Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus en Canarias

El mes negro de la pandemia en Canarias

El Archipiélago suma 143 muertes en el transcurso de enero, que se convierte en el mes con más fallecidos de la pandemia

La eclosión de ómicron sube las hospitalizaciones al afectar gravemente a no vacunados y a los que no tienen la tercera dosis

La eclosión de ómicron sube las hospitalizaciones al afectar gravemente a no vacunados y a los que no tienen la tercera dosis

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La eclosión de ómicron sube las hospitalizaciones al afectar gravemente a no vacunados y a los que no tienen la tercera dosis Verónica Pavés

Cuando la apabullante efectividad de las vacunas había devuelto la esperanza de recuperar la normalidad previa a la covid-19, la alta capacidad de propagación de la variante ómicron ha mostrado, de nuevo, la peor cara del virus. En poco más de medio mes, se han notificado 143 fallecimientos por covid; la cifra más alta de toda la pandemia en Canarias. 

El número de muertes en estos 17 días equivale al 32% de las defunciones producidas a causa de la covid durante el año 2020 y casi el 20% de las de 2021. Enero se ha convertido en el mes negro de la pandemia sin haber finalizado, y no solo por el número total de muertes que acumula a su espalda. Hasta en tres ocasiones de la última semana se han batido las cifras récord de muertes diarias que se venían registrado durante los dos últimos años. 

Hasta el momento, el número máximo de personas que había fallecido en un solo día por covid ascendía 10; una cifra que se registró el 27 de marzo de 2020, es decir, en el pleno pico de la primera ola. En esta sexta ola ese número que parecía imposible de volver a repetir, se ha superado en tres ocasiones: el 4, 12 y 14 de enero; con 11, 13 y 14 defunciones, respectivamente. 

Aunque aún no existen datos sobre el exceso de mortalidad que habido en este mes de enero, los datos recabados por el Instituto de Salud Carlos III del 13 al 23 de diciembre de 2021 muestran que en ese periodo murieron un 20% más de personas que en los años en los que no existía la covid-19.

La capital tinerfeña acumula el 40% de las muertes que se han producido este mes

decoration

El municipio que ha sufrido un mayor impacto de la sexta ola ha sido Santa Cruz de Tenerife. La capital tinerfeña acumula el 40% de los fallecimientos que se han producido este mes en toda Canarias, mientras que  Las Palmas de Gran Canaria ha acumulado el 24% y La Laguna el 21%. 

"En la primera semana de enero sabemos que la mayoría de fallecidos tenían relación con el contagio por variante delta, dado que llevaban varias semanas hospitalizados", explica Amos García Rojas, jefe de epidemiología del Gobierno de Canarias. Sin embargo, con el paso del mes, el resto de defunciones tienen relación directa con ómicron y su alta capacidad de expansión. Cabe recordar que Canarias es la tercera comunidad con una mayor tasa de casos provocados por ómicron. Concretamente, durante la primera semana del año (3 de enero al 9 de enero), el 93,6% de los positivos por coronavirus en las Islas correspondían a esta variante mucho más contagiosa que delta.

La variante ómicron está detrás del 93% de los casos de covid en Canarias

decoration

"Con una incidencia acumulada brutal, la cifra de casos complicados aumenta de forma lógica porque depende de un porcentaje concreto", insiste el epidemiólogo. En los últimos 14 días ha fallecido el 0,20% del total de las personas que ha notificado su positivo en coronavirus. En el mismo periodo del año pasado, murió el 1,3% de los contagiados notificados. 

Si el descenso de la letalidad tiene una única relación con las vacunas o si las formas más leves de la enfermedad se pueden relacionar con la variante ómicron es un asunto que aún se encuentra en estudio. Los trabajos publicados hasta el momento - la mayoría en fase de revisión - muestran que este descenso de la mortalidad, en relación a los casos, tiene una relación "principal" con la correcta inoculación de la vacuna en la población o por haber pasado una infección previa. No obstante, los datos provisionales de un último estudio publicado en Sudáfrica muestran que la variante podría reducir el riesgo de morir en un 25% en comparación con delta. En todo caso, los científicos creen que hay demasiado ruido actualmente para dirimir esto último. 

Lo que tiene claro García Rojas es que "ómicron nos ha pillado con el pie cambiado", lo que ha provocado una gran explosividad de casos y, consecuentemente, una cifra nunca antes vista de fallecidos en Canarias. Y es que el Archipiélago ha estado durante toda la pandemia alejado de las tendencias del resto del país. No en vano, hasta este momento era la autonomía española con mejores datos en cuanto a letalidad y contagios. Pero la situación ha dado un giro inesperado y ahora es la comunidad con más fallecidos por covid, sumando un total de 69 semanales.

Si se tendría que haber tomado medidas más duras para frenar el avance imparable del virus es algo en lo que pocos se atreven a concluir. No obstante, García Rojas considera "que se podría haber hecho algo más". Asimismo, es crítico con la posibilidad de dejar al virus discurrir a sus anchas a día de hoy, como si se tratara de una enfermedad endémica. "Si pasamos a no hacer nada, la sanidad quedará noqueada", insiste el epidemiólogo. Para García Rojas, por esta razón, se debe seguir controlando la pandemia, al menos durante esta, sexta ola. "Una vez finalice ya podremos tomar decisiones sobre qué acciones debemos hacer después; ahora es el momento de enfrentarnos a lo que está ocurriendo", señala.

Compartir el artículo

stats