Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La sexta ola frena la actividad quirúrgica en los hospitales de Canarias

Se mantienen las cirugías urgentes y oncológicas | Las urgencias hospitalarias se saturan de pacientes que piden hacerse un test

Dos enfermeros atienden a un paciente en una de las plantas covid del HUC

La sexta ola de coronavirus no está siendo, por el momento, la más dramática para los hospitales canarios y sin embargo, el crecimiento desorbitado de contagios ya se está reflejando en su actividad habitual. Y es que, aunque las UCI de los cuatro hospitales de las islas capitalinas se encuentran estabilizadas y con pocos pacientes covid, las camas hospitalarias empiezan a resultar insuficientes para cubrir la demanda sanitaria diaria, especialmente en lo que se refiere al normal desarrollo de la actividad quirúrgica no urgente.

La cantidad de pacientes mayores y pluripatológicos, así como adultos no vacunados, que desarrollan neumonías bilaterales a causa de la covid-19 es menor en términos porcentuales que en los de otras olas. Concretamente, en la tercera ola - de las navidades de 2020 - el número de pacientes hospitalizados por los casos activos ascendía al 6%, mientras que en el tsunami actual, gracias a las vacunas, tan solo requiere hospitalización un 1% de esos casos. De hecho, la mayor parte de los pacientes muestran síntomas leves y se dan de alta mucho antes. El problema, no obstante, reside en que los recursos del sistema sanitario son finitos y si los contagios siguen creciendo "llegará un momento en el que la cantidad de pacientes sea la misma que en otros momentos de la pandemia en cifras absolutas", como resalta la gerente del Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil de Gran Canaria (Chuimi), Alejandra Torres, lo que podría llevar de nuevo al colapso de los hospitales.

Durante esta sexta ola, el número de hospitalizados en relación a los contagios ha descendido hasta el 1%. El año pasado, por estas fechas, el porcentaje era del 6%

En dos semanas, los ingresos por covid han aumentado un 34% en Tenerife y un 20% en Gran Canaria. En el Hospital de La Candelaria, el más afectado en esta ola, son 107 los pacientes hospitalizados y hasta cinco las plantas dedicadas exclusivamente a la atención de covid - lo máximo durante la pandemia han sido nueve-. En el Hospital Universitario de Canarias (HUC), ya hay 69 pacientes ocupando una cama hospitalaria en planta, una cifra que supera a la que tuvieron en la quinta ola y que ha obligado a clausurar cuatro plantas (el pico máximo de la pandemia obligó a habilitar seis). La situación no es mejor en el Chuimi, que ya alberga a 64 pacientes hospitalizados en planta. Las consecuencias de este lento pero constante incremento de pacientes hospitalizados, preocupan a los sanitarios que desconocen cuánto más se tendrá que diseminar el virus para volver a sufrir una saturación devastadora.

Los ingresos por covid han aumentado un 34% en Tenerife y un 20% en Gran Canaria

decoration

Los tres hospitales se han visto obligados a retrasar o bien suspender hasta nuevo aviso la actividad quirúrgica de los planes de mejora de las listas de espera. En el caso de La Candelaria, ante esta circunstancia, se está aprovechando para "potenciar la cirugía mayor ambulatoria y el hospital de día quirúrgico", como explica su gerente, Natacha Sujanani. Lo mismo ha ocurrido en el HUC, donde el subdirector médico y coordinador covid, Melchor Rodríguez, admite que los pacientes covid generan lo que se denomina "riesgo competitivo". Esto quiere decir que, debido a la urgencia de su patología, estos enfermos desplazan el diagnóstico o el tratamiento de otros pacientes de menor gravedad, lo que acaba teniendo consecuencias en el sistema sanitario. "Nuestro sistema no estaba ideado para una pandemia", resalta Rodríguez, quien apunta: "si en condiciones normales tenemos retraso en las listas de espera, imagínate ahora". Pese a haber tenido que detener, por el momento, las cirugías menos urgentes, los responsables de los hospitales recuerdan que las cirugías oncológicas y urgentes se están llevando a cabo sin problema.

El número de pacientes hospitalizados en Tenerife ha crecido un 34% en dos semanas, mientras que en Gran Canaria ha crecido un 20%. La Candelaria es el hospital más saturado.

Urgencias saturadas

La sexta ola tampoco está permitiendo a las áreas de Urgencias trabajar con normalidad. "Esta sexta ola ha saturado el servicio más que en ningún otro momento de la pandemia", resalta Sujanani, quien explica que en las últimas semanas están viendo a una media de 300 pacientes al día, cuando lo normal es atender a unos 200. En el HUC han sido los trabajadores quienes han denunciado que la situación les está llevando, de nuevo, al límite. "La situación es complicada porque el número de asistentes es superior a lo esperado y las previsiones de camas son inferiores a las necesidades", relata uno de los trabajadores que ha solicitado mantener su identidad oculta. Este mismo sanitario afirma que los responsables del HUC no han previsto "el aumento de casos positivos" e insiste en que, de cara a las próximas semanas, se deberían poner en marcha nuevos recursos, como circuitos alternativos de evaluación rápida que no requieran que los pacientes estén deambulando en busca de un tratamiento o un diagnóstico entre Atención Primaria y hospitalaria. El HUC, por su parte, ha puesto en marcha Plan de Contingencia y asegura que hay "camas suficientes" para atender a la demanda.

Las Urgencias de todos los hospitales han notado un incremento de demanda. En el caso de La Candelaria, de media están recibiendo 300 pacientes con distintas patologías al día.

Una de las causas de esta saturación de las Urgencias, que también están viviendo los hospitales de Gran Canaria, es que "muchos pacientes asintomáticos o contactos estrechos están acudiendo a Urgencias para obtener su diagnóstico". Así lo relata Juan José Díaz, director médico del Hospital Universitario Doctor Negrín, que insiste en la necesidad de que la población se conciencie de que este servicio está para dar cobertura a las personas con síntomas. "Si eres asintomático no acudas a las Urgencias hospitalarias porque puedes colapsar la atención sanitaria", resalta Díaz. Esta realidad también la corrobora Torres, quien admite que "muchos pacientes están acudiendo sin haber pasado por Atención Primaria".

Pero sí algo preocupa a los centros hospitalarios es que sus trabajadores estén cada vez más al límite de sus fuerzas. El incremento de casos de covid en la sociedad está provocando que muchos sanitarios se contagien o deban guardar cuarentenas por contacto estrecho, lo que resulta en una merma de unas plantillas que, de por sí, están muy justas. Esto está conllevando a que las gerencias deban realizar verdaderos "puzles" día a día para poder proporcionar una correcta atención sin incrementar demasiado las cargas de trabajo a un personal que arrastra el agotamiento de casi dos años de pandemia.

Compartir el artículo

stats