La variante Delta sigue expandiéndose por España, donde hasta el 11 de julio representaba el 68 % de los nuevos casos, aunque no lo hace con la misma velocidad en todas las comunidades, y en Canarias supone el 77,6 %.

En la Comunidad Valenciana, Madrid o Baleares supera el 80 % mientras que en Castilla y León se queda en el 6,5 %.

Así consta en la nueva actualización de la situación epidemiológica de las variantes SARS-CoV-2 de mayor impacto e interés en salud pública en España elaborada por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad.

El informe pone de manifiesto cómo el avance de Delta se produce mientras retroceden todas las demás: el porcentaje de casos compatibles con la variante Gamma (P.1), identificada por primera vez en Brasil, y la Beta (B.1.351), originada en Sudáfrica, y estimados por PCR se encuentra en un rango entre 0% y 9,7%.

Mientras que la Alfa, que llegó a ocupar el 90 % del espectro de casos en nuestro país a comienzos del año, supuso esa semana el 24,1 % de los casos secuenciados por muestreo aleatorio.

"Los datos recogidos esta semana muestran cómo continúa expandiéndose la variante Delta: el porcentaje para la semana 27 (del 5 al 11 de julio) es del 68 %", que asciende al 72 % si se añaden algunos casos en los que se ha notificado el linaje B.1.617 sin especificar el sublinaje que, "muy probablemente, corresponderán también a Delta).

La actualización recoge datos de 13 comunidades en la semana 28, es decir, hasta el 18 de julio: la Comunidad Valenciana presenta el mayor porcentaje, aunque con datos de un único hospital (96,4 %), seguida de Madrid (88,1 %); Baleares (85,1 %); Aragón (80,5 %) Navarra (79,8 %); Canarias (77,6 %); País Vasco (73 %); Cantabria (59,4 %) y Galicia (55,7 %).

Por detrás se sitúan Andalucía (48,2 %); Extremadura (25,2); La Rioja (8,2 %) y Castilla y León (6,5 %).