La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha detallado este martes que los nueve casos detectados en las Islas de la variante P2, de Río de Janeiro, proceden de un brote intrahospitalario que tuvo lugar en diciembre de 2020 y que ya está cerrado. Esta cepa del virus continúa en proceso de estudio según detalló el Ministerio de Sanidad en un informe que hizo público el lunes.

En dicho informe sobre la situación epidemiológica de la variante B.1.1.7 del SARS-CoV-2 y otras variantes de interés, se menciona que en Canarias hay 3 casos de variante B.1.1.7 (en muestras remitidas por el Hospital Dr. Negrín y secuenciados en FISABIO, Valencia), 46 casos detectados a través de fuentes informales, similares a los casos que informa el Servicio de Microbiología del Hospital de la Candelaria, y 9 casos de variante P2.

En el marco de este proyecto de investigación se han enviado desde el Hospital Dr. Negrín muestras recibidas en el Laboratorio de Microbiología desde el mes de marzo de 2020. De las muestras remitidas hasta el momento se han identificado 9 cepas de la variante P2, que pertenecen a un brote intrahospitalario ya cerrado que tuvo en diciembre de 2020. Hasta el momento, la variante P2 no está incluida en ninguna lista de prioridad, no está clara su frecuencia en Brasil y se desconoce su efecto epidemiológico o clínico. Estas muestras están en proceso de verificación epidemiológica ya que fueron analizadas en el contexto de un estudio científico virológico, según la Consejería.