21 de agosto de 2019
21.08.2019

Las llamas calcinan al menos una vivienda y un vehículo en Jardina (La Laguna)

El fuego quema 40 hectáreas de la ladera de La Laguna hasta quedar controlado en unas tres horas gracias a la entrada de la bruma y a la rápida actuación de los dispositivos de emergencia

21.08.2019 | 00:57
Los bomberos llegan a la zona afectada por las llamas en Valle Tahodio, en Las Mercedes.
Las llamas calcinan al menos una vivienda y un vehículo en Jardina (La Laguna)
Las llamas calcinan al menos una vivienda y un vehículo en Jardina (La Laguna)
Las llamas calcinan al menos una vivienda y un vehículo en Jardina (La Laguna)
Las llamas calcinan al menos una vivienda y un vehículo en Jardina (La Laguna)

"Cuando lo vi, casi me muero. Solo espero que no llegue hasta el monte". Así se suma una vecina a la estampa de consternación que se va generando en el mirador de Jardina, en el barrio lagunero de Las Mercedes. Allí, poco a poco, los vecinos van apelotonándose para ver más de cerca lo que acaba de ocurrir en una de las zonas ganaderas de Las Mercedes. Un nuevo conato de incendio, el cuarto del día en Tenerife, arrasa la zona de matorral acercándose peligrosamente hacia dos lugares con gran riesgo: Valle Tabares y Valle Jiménez.

El conato de incendio fue declarado como tal a las 18:55 horas de la tarde por el Cabildo de Tenerife, pero los vecinos aseguran que desde las 17:00 las llamas ya eran visibles. Las razones que llevaron al fuego a empezar a propagarse son una incógnita, aunque los habitantes de la zona aseguraron haber escuchado una explosión poco antes de que comenzara a arder la zona. "Dicen que fue un coche negro", afirmó otro de los curiosos que se acercó a ver la estampa, que aseguró que poco después empezó a verse "un humo negro". Otros afirmaron que todo comenzó con una quema de rastrojos, una suposición que también asumió como propia en principio el Servicio de Emergencias 112, y que puede haber provocado posteriormente que el coche incendiado explotara.

Hacia lo alto de la ladera

Aunque comenzó en la parte baja de la ladera, de inmediato el fuerte viento comenzó a desplazarlo hasta lo alto a Valle Tahodio. Esta situación provocó que se acercara peligrosamente a las viviendas ubicadas en la medianía. El pequeño conato se había transformado ya en un incendio.

Las llamas y la gran columna de humo negro que generó -visible desde prácticamente toda La Laguna- provocaron daños finalmente en una vivienda, según el Cabildo de Tenerife. No obstante, dicha vivienda estuvo varias horas soltando humo desde su interior, lo que según los vecinos, indicaba que se había calcinado.

Nunca hubo, según el Cabildo, daño para los residentes en la vivienda. Pero es que según un familiar de ellos, "se habían ido a comer". "Cuando llegaron se encontraron con la estampa", afirmó. El principal sustento de la familia es la ganadería. Así lo afirmaron varios residentes de la zona, que aseguraron que en un edificio que se encontraba un poco más abajo de la casa afectada por las llamas, se encontraban animales dedicados a dicha actividad.

Ante el rápido ascenso del conato hacia las zonas de Valle Tabares y Valle Jiménez, el Cabildo de Tenerife movilizó de inmediato varios medios, entre ellos el helicópter Ecuriel HB1 de la Brigada Forestal (Brifor) y el Consorcio de Bomberos de Tenerife. También participaron en el operativo un vehículo de alta movilidad táctico (Vamtac), dos autobombas, un técnico y un agente de Medio Ambiente.

"No nos dejan limpiar alrededor de las casas y esto es lo que pasa", se quejó otro residente en la zona. "Pides ir a recoger leña seca y no te dejan", afirmó el mismo vecino. "Es una locura que no limpiemos más los montes", aseguró un segundo, que admitió que por la mañana estuvo en el incendio acaecido en La Orotava. "Esta mañana estuve en el Teide y, mientras bajaba para aquí, me encontré con que toda la carretera estaba llena de pinocha", denunció.

Antes no había estos incendios

"En la época de nuestros abuelos no ocurrían estos incendios, y entiendo que se dejen un par de centímetros de pinocha, pero no 70, como hemos visto hoy en las cunetas", insistió. La limpieza de los montes es algo que prácticamente todos los vecinos criticaron mientras miraban atentos cómo el helicóptero depositaba grandes bolsas de agua. Poco después comenzó a descender desde el bosque de Las Mercedes la clásica "bruma lagunera". "Esto ayudará a que deje de prender", argumentaba otro vecino esperanzado, pues el viento estaba ejerciendo una presión igualmente importante.

Finalmente, unas tres horas después del comienzo del incidente, sobre las 20:30 horas, las llamas comenzaron a remitir, así como la gran nube blanca y gris. La superficie afectada finalmente ascendió a 40 hectáreas de cereal, restos de cereal, caña y matorral. El incendio continuó en Valle Jiménez donde se mantuvieron los trabajos para sofocarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook