Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza la ejecución de los rompeolas que protegerán el baño en Valleseco

El Puerto prevé que la obra del dique martillo, situado junto al Cidemat, finalice en un mes | Un equipo de 5 buzos colabora en la colocación de los bloques en el espigón Sur

Obras para dotar al litoral de Valleseco, en Santa Cruz de Tenerife, de la denominada Playa o Zona de Charcos. E. D.

Ya ha comenzado la ejecución de los diques exentos que protegerán el baño en la futura Zona de Charcos de Valleseco, en la capital. En concreto, se construirán tres rompeolas, que estarán dispuestos a modo de islas y delimitarán el ámbito de calma «para proteger adecuadamente la actividad de baño y embarcaciones de recreo en su entrada o salida desde el litoral». Estas defensas marítimas tendrán una dimensión conjunta de 210,81 metros lineales. Los trabajos han arrancado con el vertido de «material todo-uno y escollera». El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, destaca que las obras de la playa de Valleseco marchan a muy buen ritmo, por lo que se están cumpliendo los plazos previstos para que el municipio chicharrero pueda disfrutar a partir de 2023 de esta tan anhelada nueva zona de baño.

En este sentido, desde el Puerto de Santa Cruz de Tenerife también se resalta que los trabajos de construcción del denominado dique martillo, que delimita y protege la Zona de Charcos en uno de sus lados, en sentido San Andrés, y que se sitúa junto al Cidemat (Centro Insular de Deportes Marinos), se encuentran «muy avanzados». La Autoridad Portuaria prevé que este dique, que tendrá una longitud total de 120 metros y una anchura máxima de 10, esté listo en un mes. Para su ejecución se están utilizando los bloques de 9 y 13 toneladas que se encuentran acopiados en una parcela de 6.359 metros cuadrados ubicada en los rellenos de la Dársena Pesquera. Ya se han fabricado unas 6.000 unidades, aproximadamente.

En el otro lado que delimitará la Zona de Charcos, es decir, en el denominado espigón sur, que se localiza en la zona del litoral más próxima a la Escuela Náutica, en sentido Santa Cruz, también avanzan los trabajos. El Puerto informa de que se están utilizando los «bloques de hormigón para muelle construidos en la propia zona de obra». La colocación de estos bloques de hormigón y de los del dique martillo se colocan con la ayuda de una grúa de 400 toneladas, según adelantó en su momento EL DÍA, que «va alternando su trabajo en ambos enclaves». Asimismo, en la colocación de los bloques colabora un equipo especializado de cinco buzos, que «van alternando sus tareas dentro y fuera del agua».

Con respecto al espigón sur, la Autoridad Portuaria anuncia que este mismo viernes tendrá lugar en esta zona la ejecución de los trabajos de vertido de hormigón sumergido, que «consisten en el vertido de dicho material a través de lo que se denominan las chimeneas de los bloques». «Una vez que se produce el sellado, dicha actuación dota de la resistencia y de la fijación necesaria a dichas unidades entre ellas».

Infografía en la que se aprecian los diques de los lados (espigón sur y dique martillo) y los tres rompeolas. E. D.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos González, manifiesta que «con la materialización de esta importante obra, el Puerto de Santa Cruz de Tenerife habrá dado un paso más en su compromiso de acercarse a la ciudad con proyectos que redundan en el bienestar social y económico de la ciudadanía y del propio Puerto».

La obra de la anhelada playa de Valleseco, de la denominada Zona de Charcos, se inició el 3 de junio de 2021, tras 30 años de espera y de lucha vecinal. La previsión es que este nuevo acceso al mar en Santa Cruz, «de calidad», finalice entre abril y mayo de 2023. Los trabajos fueron adjudicados a UTE (Unión Temporal de Empresas) Dragados/Construcciones Elfidio Pérez, por un presupuesto de 13,6 millones de euros.

Este proyecto, que se lleva a cabo en el espacio comprendido entre la torre de Salvamento Marítimo y el Cidemat, se dividen en tres grupos de actuaciones: la Playa de Charcos, Pantanales y Defensas Marítimas. La denominada Zona o Playa de Charcos se compone de la zona de baño (272 metros lineales de longitud de costa), cuya superficie de suelo estará más o menos inundada en función de las mareas, y de zona de paseo y relación (350 metros lineales), desde la que se produce el acceso peatonal desde el paseo marítimo de la avenida de Anaga. Esta zona incluirá dos pasarelas peatonales; la Ladera Verde, espacio ajardinado y arbolado de descanso; y la Plaza-Terraza, espacio de servicio con duchas y «área a modo de recibidor desde el mar».

Los Pantanales constituyen los elementos que delimitan el agua de la playa, como área de baño y deporte, «ofreciendo plataformas de descanso, juego y solárium». Se trata de superficies de madera tropical sobre estructura de aluminio marino, ancladas al fondo del mar con micropilotes. Y las Defensas Marítimas son los tres rompeolas o diques exentos que protegerán el baño, además del dique martillo y del espigón sur, a ambos lados de la Zona de Charcos.

Compartir el artículo

stats