Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barrio a barrio | Una nueva zona de baño para la capital

La nueva playa de Valleseco toma forma al construirse el dique y los prismas

Esta semana finaliza el hormigonado de los 7.000 bloques que se colocarán como protección

El dique que se construye frente al Cidemat

El ritmo de la obra de defensa marítima y ordenación de la zona de Charcos del área funcional de Valleseco –como se denomina oficialmente a la ejecución de los trabajos que se desarrollan en la actualidad en la playa de Valleseco–, avanza a velocidad de 62 bloques de hormigón diarios construidos de lunes a viernes: 46 de 9 toneladas y 16 de 13 toneladas.

El director y presidente de Puertos.

Una minuciosa planificación del plan de trabajo se ha previsto para dar un golpe de timón a la historia que permita a la Autoridad Portuaria de la provincia tinerfeña, bajo la presidencia de Carlos González, hacer realidad la vieja demanda del pueblo de Valleseco, a la entrada de Anaga. Tras casi 40 años de movilizaciones, una maqueta que acabó en aguas de borraja, un concurso de ideas y el trámite administrativo hasta la licitación de los trabajos por 13,6 millones, el 3 de junio pasado se colocó la primera piedra, antesala de los 7.000 bloques que estaban por venir, que se comenzaron a construir en septiembre.

Un trabajador aplana el cemento

Desde el inicio de la obra, con el acta de replanteo, se habilitaron dos zonas para el hormigonado de los prismas, mientras en paralelo se ejecutaban los trabajos de acondicionamiento de los diques de avance que también permiten acotar y definir para el visitante que se alonga desde la avenida de Anaga la zona de intervención del proyecto del concurso ganador, Sol y sombra. La propuesta de los arquitectos Elsa Guerra y el recordado Joaquín Casariego, se centra en la zona de Los Charcos, una de las dos fases ideadas en la playa de Valleseco, para regenerar 272 metros lineales como zona de baño, en unos terrenos que eran de uso portuario y que pasarán a ser del disfrute de los vecinos dentro del anhelado diálogo entre la ciudad y el mar, explica Carlos González, durante la visita que realiza a la obra.

Resultado final de cómo quedarán Los Charcos de Valleseco. El proyecto Sol y sombra de Elsa Guerra y Joaquín Casariego desarrolla en el llamado ámbito de Los Charcos de Valleseco, entre el Cidemat y la torre de Salvamento Marítimo, una zona de baño con pantalanes y tres diques mientras genera un paseo peatonal desde la avenida de Anaga y genera una ladera verde.

El ámbito de actuación se desarrolla entre la torre de Salvamento Marítimo –la zona más próxima a la plaza de España– y el Centro Insular Deportes Marino de Tenerife (Cidemat) –más cercano a San Andrés–, donde ya toma forma el dique martillo que tendrá unos 120 metros lineales y que se construye a través de un sistema de avance que permite el relleno con material de cantera seleccionado, como fija la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), precisa el nuevo director de la Autoridad Portuaria, Javier Mora, novel en el cargo pero no en el vínculo con la institución, pues en los últimos 21 años ha ocupado diferentes puestos de responsabilidad.

González y Mora, junto al ingeniero de la Autoridad Portuaria Enrique García-Arroba Peinado y el de la UTE Dragados SA-Construcciones Elfidio Pérez SL, concesionaria de los trabajos, explican que la construcción del dique de avance se hace de forma similar al que se habilitó en San Andrés, se procede al relleno –que permite ganar terreno al mar– y luego se remata con los prismas.

Mientras se desarrollan los trabajos al borde de la futura playa, Autoridad Portuaria y adjudicataria acordaron establecen dos zonas de construcción de bloques, la primera, en la misma zona de obra de Valleseco, donde ya se culminó el acopio de material y ahora se continúa con el hormigonado de prismas en la Dársena Pesquera.

«Los trabajos acabarán en mayo de 2023 y la ciudad ganará una zona de baño de calidad»

CARLOS GONZÁLEZ - Presidente Autoridad Portuaria

decoration

Una vez se culmine esta etapa, en cuestión de días, se procederá a la instalación de una grúa de gran porte, que alcanzará los cincuenta o sesenta metros para proceder a la instalación de los bloques ya hormigonados, tanto en el dique martillo, que sale de forma frontal desde el Cidemat, como en tres diques que se sortearán en la zona de baño comprendida con la torre de Salvamento Marítimo, que tiene una profundidad aproximada de unos ocho metros. La colocación de los bloques está previsto que se finalice en febrero o marzo de 2022, según los plazos de la empresa concesionaria de la obra, mientras el director de Puertos precisa que se trata de una operación precisa que se realizará con el uso de GPS que servirá para concluir el área de protección del área de Los Charcos de Valleseco.

En la Dársena Pesquera, los técnicos explican el proceso de fabricación de los bloques, ya sean de nueve o trece toneladas: a las siete y media de la mañana comenzamos con el llenado de los moldes, que se vibran y se dejan curar, para a mediodía volver a hormigonar, y hasta las cinco de la tarde cuando finalizan la jornada.

A pie de playa, Carlos González descarta que estas defensas sean un muro que oculten la visión; destierra ese planteamiento y asegura que permitirá una imagen idílica de la bahía chicharrera gracias a los trabajos que hasta contemplan la ola que provoca la entrada y salida de embarcaciones.

«El dique no es una barrera», sentencia el presidente de la Autoridad Portuaria quien explica que se procederá rematar el proyecto de los charcos para facilitar el acceso peatonal desde la avenida de Anaga hasta la misma playa de Valleseco, incluyendo ajardinado y arbolado en áreas de descanso que se habilitarán en lo que se ha llamado la ladera verde, más una plaza que servirá de terraza para los usuarios con duchas al aire libre en el anhelado encuentro con el mar a través también de una plaza en la zona norte.

Desde la orilla y mirando a unos cincuenta metros de distancia, Carlos González precisa que se instalarán unas plataforma de descanso, juego y solárium en madera tropical y ancladas al fondo del mar con micropilotes con estructura de aluminio marino que se alternarán en la zona de baño con los tres diques que actúan de defensa marítima y que tienen la peculiaridad de que serán construidos con bloques rectangulares para proteger tanto el baño como las embarcaciones de recreo en su entrada y salida desde el litoral.

El presidente de la Autoridad Portuaria no quiere dejar cabos sueltos y reitera en presencia de la UTE que ejecuta los trabajos: «Esto tiene que estar listo en mayo de 2023», no en balde coincide con la celebración de las próximas elecciones a nivel local y regional.

En esta «obra capital», como Ángel Víctor Torres, titular del Gobierno canario el día de la colocación de la primera piedra, han comprometido su apoyo económico la propia Autoridad Portuaria tinerfeña; el Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio.

  • LAS CIFRAS

    13,6 millones de euros

    Es el presupuesto por el que fue adjudicada la obra de Los Charcos de Valleseco, financiada por Puertos, Ayuntamiento de Santa Cruz, Cabildo de Tenerife y Gobierno de Canarias.

    6.000 bloques de hormigón

    Se construyen desde septiembre, y se finalizará esta semana. 4.500 de nueve toneladas y 1.600 de trece, que estarán colocados en febrero o marzo con una grúa de 50 metros.

    272 m/l en la zona de baño

    El área de intervención de Los Charcos de Valleseco, la que se ejecuta de las dos previstas, cuenta con 272 metros lineales en la zona de baño, en función del llenado de la marea.

    350 metros lineales de paseo

    Miden la zona que se habilitará para el paso de visitantes a la playa desde el acceso peatonal de la avenida de Anaga hasta la zona de Los Charcos de Valleseco.

    124 metros lineales del dique

    que se adentra desde donde está el Cidemat hacia el mar. Ya se ha colocado el material de relleno conforme a la normativa medioambiental y se rematará con los bloques de hormigón.

El Bloque avanza en paralelo

Mientras Los Charcos de Valleseco toman forma, ya desde comienzo del año 2022 está previsto que se adjudique los trabajos en otro ámbito de actuación, y fuera del proyecto de Elsa Guerra y Joaquín Casariego, que se desarrollará en la zona conocida como playa de Acapulco y El Bloque, lugar este último de los más frecuentados por los vecinos de la zona por su comodidad. Frente a los 13,6 millones que cuentan Los Charcos, el presidente de la Autoridad Portuaria explica que la intervención en el otro ámbito es «una obrita», en cuanto a presupuesto, que ronda el medio millón de euros que aporta el Ayuntamiento de Santa Cruz y el plazo de ejecución, estimado en cinco meses, por lo que los bañistas podrían disfrutar este enclave el próximo verano, un año antes de que acaben Los Charcos.

La intervención global permitirá hacer realidad el viejo anhelo de los vecinos de Valleseco, integrando la playa en el entorno paisajístico, con una adecuada accesibilidad peatonal y el máximo aprovechamiento del lugar.

Compartir el artículo

stats