Macabro hallazgo en Tenerife: un hombre oculta el cadáver de su madre durante cinco meses en su casa

El cuerpo sin vida se hallaba en la cama y tapado por bolsas plásticas.

En la primera inspección ocular no se detectaron signos externos de que hubiera sufrido una muerte violenta

Imagen de archivo de una panorámica de El Tablero

Imagen de archivo de una panorámica de El Tablero / E.D.

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife intervinieron en la noche de este jueves en un macabro hallazgo en el interior de una vivienda.

Según los pocos datos que han trascendido, un hombre presuntamente ocultó durante semanas o meses el cadáver de su madre en la casa en la que residía.

Los hechos ocurrieron en el barrio de El Tablero, en el Distrito Suroeste de la capital tinerfeña. Y el hombre, de 65 años, fue detenido por la Policía Local. Supuestamente, el citado ciudadano periódicamente echaba cal al cuerpo sin vida de su progenitora para intentar evitar el mal olor derivado de la descomposición.

Sin embargo, según ha trascendido, algunos vecinos de la zona detectaron un hedor procedente del domicilio y decidieron avisar a la Policía Local.

El hijo de la persona fallecida aseguró a los agentes municipales que el fallecimiento se produjo hace unos cinco meses.

Imagen de archivo de la Policía Nacional

Imagen de archivo de la Policía Nacional / POLICÍA NACIONAL

Debido a las características del suceso, agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se han hecho cargo de la investigación del asunto.

Dichos profesionales de la Brigada Provincial de Policía Judicial tratarán de determinar las circunstancias en las que ocurrió la muerte de la mujer o cuánto tiempo se prolongó la convivencia del varón con el cadáver.

Los vecinos dan la voz de alarma

La alerta se produjo a las 21:42 horas de este jueves. Una persona avisó a la Policía Local para decir que sospechaba que algo extraño ocurría en la casa de sus vecinos, pues había un fuerte olor a putrefacción que salía de la casa en la que vivían una mujer, de alrededor de 90 años, y su hijo.

Cuando el hombre era preguntado por su progenitora, su respuesta era que estaba enferma y encamada.

Los agentes municipales acudieron al número 42 de la Carretera de El Tablero. Tras tocar en la puerta del domicilio, el ciudadano ahora arrestado les abrió. El varón estaba tranquilo y, cuando le preguntaron por la madre, contestó que "estaba bien, durmiendo".

Comisaría de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife

Comisaría de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife / E.D.

Los funcionarios le pidieron que la despertara. También se percataron de que en la casa se acumulaba basura, como si el hombre sufriera síndrome de Diógenes. Además, confirmaron que había un fuerte olor a descomposición.

Tras entrar en la habitación, los agentes municipales observaron que la anciana se hallaba fallecida y tapada con bolsas.

En ese momento, el ahora acusado expresó de forma voluntaria que su progenitora había fallecido hacía unos cinco meses y decidió ocultar su cadáver, sin expresar con claridad el motivo de por qué lo hizo.

Detención

Ante dichas circunstancias, los policías locales detuvieron al vecino de El Tablero hasta aclarar qué ocurrió en dicho inmueble en los últimos meses.

Primero fue trasladado a un centro de salud y después a la Unidad de Psiquiatría del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria.Sin embargo, no quedó ingresado en dicho departamento. Y volvió a ser trasladado a su casa en la Subida de El Tablero, donde continuó la investigación por parte del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional.

El médico forense no ratificó la muerte natural de la nonagenaria, por lo que hoy se procederá a realizarle la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife.

Según explicaron fuentes policiales consultadas, en la primera inspección ocular del cuerpo de la mujer no se apreciaron signos externos de violencia.