08 de diciembre de 2019
08.12.2019
el puerto es lo primero

El velero más caro atraca el lunes en Santa Cruz

El 'Halcón Maltés', de 88 metros de eslora, arribará al muelle de Santa Cruz para cargar provisiones antes de partir hacia el Caribe

07.12.2019 | 18:33
El 'Halcón Maltés' en una travesía.

El puerto de Santa Cruz de Tenerife comenzará mañana la semana con la visita del que se ha denominado "el velero más caro del mundo", definición que se le otorga al yate/velero Halcón Maltés, una nave de 88 metros de eslora total que permanecerá atracada unas horas en la Dársena de Los Llanos para pertrecharse de suministros varios antes de partir rumbo a Santa Lucía, en el Caribe.

Consignado en la isla por Tenerife Offshore & Shipping Agency S.L., el Halcón Maltés cuenta con un revolucionario sistema de navegación constituido por tres mástiles autónomos y rotatorios, con quince velas que le otorgan una superficie vélica total de hasta 2.400 metros cuadrados.

Gracias a su innovador sistema eléctrico, sus quince velas enrollables apenas tardan seis minutos en izarse. Toda la operación la realiza una sola persona a través del manejo de una palanca mando (joystick). De hecho, la citada embarcación puede gobernarse con solo dos tripulantes, el que controla el aparejo y el que lleva el timón.

En todo caso, y a pesar de esta posibilidad, el Halcón Maltés llegará a Tenerife con una dotación de catorce tripulantes de diferentes nacionalidades, a los que se sumarán algunos más en el puerto de la capital. Serán los encargados de atender el yate y sus pasajeros durante sus escalas en los diferentes puertos caribeños que recorrerá a lo largo de las próximas navidades.

En base a su experiencia en la Isla, su oficina de gestión confirmará nuevas escalas de la nave en el muelle tinerfeño y Azores para las navidades de 2020.

En este sentido, el Halcón Maltés se suministrará de cien mil litros de gasoil, recibirá repuestos de radio y se aprovisionará de productos varios para cruzar el Atlántico.

Este velero de Perini Navi fue encargado por Tom Perkins, magnate estadounidense e inversor de grandes empresas de Silicon Valley, como Google o Amazon, y, sobre todo, coleccionista de joyas de la navegación. Posteriormente fue adquirido por Pleon Ltd. El yate fue construido en el astillero de Tuzla, en Turquía, desde donde zarpó en julio de 2006 hacia Malta en su viaje inaugural.

A finales de ese mismo año Perkins, más interesado en los aspectos técnicos y en la construcción del velero que en navegar en él, como él mismo reconoció, lo puso a la venta por unos 90 millones de euros- Finalmente lo hizo en 2009 a Elena Ambrosiadou, fundadora del fondo de inversión griego Ikos, por unos 80 millones de euros.

Cincuenta en tres meses

Veinticinco yates de gran lujo han recalado al puerto de Santa Cruz de Tenerife en los últimos tres meses, cifra que puede llegar a duplicarse si se incluyen también las unidades que han atracado en las marinas deportivas ubicadas en la instalación y que gestionan directamente sus atraques.

Como ejemplo, en la Marina Santa Cruz, ubicada en el Muelle de Enlace, han atracado en el periodo analizado hasta 28 yates mayores de treinta y cinco metros de eslora, con lo que la cifra global supera ya los cincuenta.

Entre los que han arribado recientemente a los diques del puerto tinerfeño se encuentra el ATTILA, botado hace tres meses en los astilleros italianos de San Lorenzo, con capacidad para doce pasajeros, atendidos hasta por diecisiete tripulantes. Durante su escala en el puerto de la capital el pasado domingo realizó el cambio del sistema de satélite y recibió a bordo a técnicos del astillero que se desplazaron al muelle de Santa Cruz.

Además, L'Albatros, consignado por Hamilton y Cía., el Polar Star, por TUI España Turismo, el Santa María Manuela y el Silver Angel se encuentran entre las unidades que nos han visitado en los últimos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook