Opinión | Artículos de broma

Nada amigo, amigo

Imagen de archivo de Gaza durante la guerra entre Israel y Hamás

Imagen de archivo de Gaza durante la guerra entre Israel y Hamás / Europa Press/Contacto/Ahmed Zakot

Está uno tan tranquilo comiendo una pechuga de pollo a la plancha con verduritas, aún a riesgo de que el Telediario le atragante con el bombardeo del día sobre la superpoblada Gaza. Mientas uno mastica suelen contar que mueren médicos, enfermos, heridos, familiares, parturientas y bebés palestinos, en su mayoría tan inocentes como los jóvenes judíos del festival de música por la paz.

Bebe uno para pasar el mal trago. Por una vez, se siente acompañado por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden; el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell y, ya el colmo, el presidente de gobierno de España, Pedro Sánchez. Los tres están de acuerdo en que el ataque de Hamás del pasado 7 de octubre, que dejó más de 1.200 israelíes muertos, es crudelísimo y que la respuesta contra la franja de Gaza con 11.000 muertos por bombardeos aéreos, incursiones terrestres y desabastecimiento calculado rompen la proporción de la respuesta en fondo, forma y número.

El Telediario anuncia que para el gobierno de Israel opinar así es ser «amigo de los terroristas» mientras está uno cortando la pechuga de pollo y se ve la mano como la de un degollador yihadista proclamando el tamaño de Alá. Con lo cuidadoso que es uno para las amistades que tiene y para las que no quiere tener... Al principio de la guerra, por no estar de acuerdo con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, fui calificado de «antisemita», aunque la mayor parte de mi ingesta cultural favorita esté cocinada y servida por judíos admirables.

En el postre, pelando la mandarina con mis propias manos, reparo en que Netanyahu ha hecho su carrera en el antiterrorismo, que sólo tiene esa mirada y que ha trasladado la lógica armada a la civil, lo que le hace un polarizador muy eficaz tanto con los amigos como con los enemigos, solo partidario del ji o del ja, del conmigo o contra mí, así en la guerra como en la paz. Con lo poco amigo que es uno de según qué amistades ¿quién quiere ser amigo de un tipo así y de sus enemigos?