eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Algo así

Presagios funestos

Pedro Sánchez. EFE

Todos los medios de comunicación hablados y escritos anuncian noticias económicas catastróficas, que la situación empeorará, que la hambruna llegará, que el invierno será duro y, que por supuesto afectará principalmente a la clase media del país.

Nuestros mandatarios, que saben lo que sucederá, se ríen y disfrutan con las opiniones de la oposición, a los que llaman catastrofistas apocalípticos y otras lindezas de mayor calado. Mientras, ellos gastan y gastan, endeudando el país en el que las generaciones futuras deberán enfrentarse a una situación insostenible. El cinismo del señor Sánchez y de todos sus lacayos, que defienden que gobiernan para el bienestar de la mayoría, ronda la desvergüenza. Él y sus adláteres son unos mentirosos compulsivos, teniendo, según la última encuesta del señor Tezanos, la mayoría para gobernar; pero no se atreve a convocar elecciones y ni siquiera a salir a la calle, pues las pitadas molestan a sus finolis oídos. Meses atrás el periodista Vicente Vallés se convirtió en el azote de Sánchez, pero como su cadena de televisión ha recibido del Gobierno un buen dinero, le han cortado el pico con una azada. No interesaba que el canario cantara.

Tras despacharme con el sector político nacional, le voy a dedicar también unos párrafos a los gobernantes de la isla con un tema más cercano del que he hablado anteriormente. Se trata del Centro de Día para mayores de la calle Aguere, en el Barranco de Santos, con salas de juego, peluquería y diferentes aulas donde se realizan múltiples actividades. Antes de la pandemia tenía también una cafetería con buenas reseñas, pues el menú era casero y a muy buen precio. Los responsables del Cabildo, tras el covid, prometieron abrir el restaurante tan pronto fuese posible, pero el tiempo pasa y siguen contando mentiras. Un buen amigo, oficial judicial jubilado, se personó en las dependencias del Cabildo para quejarse y volvió con un cabreo supino, pues lo trataron con cajas destempladas y le dijeron que presentara la reclamación por escrito. Redactó una carta en nombre de los usuarios del centro y dirigida al señor Presidente, por cierto socialista, pero la contestación no tiene desperdicio, escudándose en la maraña de leyes creadas para justificar que hacen algo. Que si dependen del Gobierno de Canarias, que hay otros órganos cooperantes, que la vuelta a la normalidad ha sido difícil… Les importan un pito nuestros mayores, mientras ellos se suben sus sueldos. Terminan alegando que no consiguen quien se presente a la concesión. Parece mentira que en nuestra isla no exista un empresario que quiera hacerse cargo. Lo que ocurre es que pagan mal, tarde y nunca, y sabiendo que es del Cabildo, salen huyendo cual alma que lleva el diablo. Este tema ha sido como un sarampión pegajoso y picante que no se quita con nada y he sido de los que se ha beneficiado de almorzar muy bien por 5 euros, pero ahora ya no quedan sitios en Santa Cruz donde comer bien y barato.

Los mayores tenemos que soportar el enorme encarecimiento del coste de la vida y, si eres de esa zona, tienes que conformarte con ir a Paso Bajo, donde se pagan 3 euros más por comer. Eso sí, nuestros políticos presumen de lo bien que lo hacen y del trato afectuoso y desinteresado por nosotros, pero Cáritas informa que hay 40 millones de personas que no llegan a final de mes y más de 2 millones de niños que solo reciben una comida al día. La situación acabará explotando, pues hay muchos mayores viviendo en soledad que ni siquiera pueden poner un caldero al fuego con el coste de la bombona. Con esta clase política es con la que tenemos que convivir, ¿no tienen padres y madres? Un poquito de misericordia, decía Galdós.

No me olvido de la diabetes, porque siguen sumándose comunidades autónomas que incorporan gratuitamente el sensor de medición de azúcar en sangre que se coloca en el brazo, un invento maravilloso para niños y mayores que ya tienen en La Rioja. También me llegan noticias de unos doctores de una universidad americana que han inventado un páncreas artificial, que podría sustituir al propio y mejorar a los enfermos Tipo 2. Seguiré buscando información porque hablan también de conseguir incluir a los pacientes Tipo 1. Con Dios.

aguayotenerife@gmail.com

Compartir el artículo

stats