ENTREVISTA

Héctor Gómez: "Es importante que firmas españolas hagan un esfuerzo como el de Cox Energy con Abengoa"

El político tinerfeño augura un verano de récord para el sector turístico durante su visita a Benidorm para clausurar la IV Edición del Congreso Digital Tourist

Héctor Gómez: "Es importante que firmas españolas hagan un esfuerzo como el de Cox Energy con Abengoa".

Héctor Gómez: "Es importante que firmas españolas hagan un esfuerzo como el de Cox Energy con Abengoa". / Raul Caro

David Navarro

Asegura que su desembarco en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo -donde llegó hace menos de un mes para tomar el relevo de Reyes Maroto, tras su marcha a la política municipal para encabezar la lista del PSOE en la ciudad de Madrid- ha sido "intenso" e "ilusionante". De momento, no se puede quejar. Héctor Gómez (Santa Cruz de Tenerife, 1978) asume la cartera en un momento en el que las perspectivas del sector turístico apuntan a un nuevo récord, las exportaciones siguen al alza y hasta ha llegado a tiempo para salir en la foto con el nuevo propietario de los activos de Abengoa, el alicantino Enrique Riquelme, tras la resolución judicial que garantiza la continuidad de la actividad de la multinacional andaluza. Eso sí, esto no significa que no tenga importantes retos por delante, como la resolución de la nueva convocatoria del Perte del vehículo eléctrico -que apenas logró distribuir un tercio de sus fondos en la primera- o conseguir que los Next Generation lleguen realmente a las empresas.

Esta semana se conocía la resolución del juzgado sevillano que lleva el concurso de Abengoa sobre los activos de la multinacional. ¿Como valora la adjudicación a Cox Energy?

Muy bien, porque al final damos continuidad a más de 9.500 puestos de trabajo. Por nuestra parte, hemos puesto a disposición de la compañía una línea de avales para que puedan contratar en los mercados internacionales por al menos 150 millones de euros, que creo que es un esfuerzo importante. Entendemos que (la adjudicación) es un paso más y que hay que seguir trabajando para convertir nuevamente Abengoa en un proyecto de referencia nacional e internacional. Y creo que es muy importante que empresas españolas hagan un esfuerzo como el que ha hecho Cox Energy por garantizar la viabilidad y la sostenibilidad de Abengoa.

¿Qué destaca de la oferta de la firma de Enrique Riquelme? ¿Ofrece suficientes garantías?

Así lo ha entendido el juez al adjudicarlo. Nosotros lo que vamos a hacer es un trabajo de acompañamiento para garantizar la sostenibilidad y el impulso a la actividad de Abengoa. Y, en ese sentido, los primeros intercambios de impresiones han sido muy buenos en cuanto a la proyección que se le quiere dar Abengoa y al esfuerzo que se va a hacer por parte del máximo responsable de Cox Energy, el señor Riquelme.

Más allá de esa línea de avales anunciada, ¿tienen previsto alguna otra ayuda?

Creo que hay mucho trabajo por hacer. Vamos a ver los primeros pasos de la nueva dirección y, a partir de ahí, todos los instrumentos que podamos facilitar ya sea a Abengoa o a través de Cox Energy, el Gobierno estará ahí.

El ministro de Industria, Héctor Goméz, este viernes en Benidorm.

El ministro de Industria, Héctor Goméz, este viernes en Benidorm. / DAVID REVENGA

Está en Benidorm para participar en un congreso sobre digitalización del turismo, un sector que conoce bien. ¿Qué previsiones tienen desde el ministerio para este año?

Todos los indicadores que tenemos son muy buenos. Esta Semana Santa se ha superado el 80% de ocupación global, con comunidades autónomas que superaban con creces el 95%, el 98%, e, incluso, el 100% en determinados destinos. Y eso habla bien a las claras de lo que representa España en el contexto internacional como destino turístico de referencia. Pero hay que analizar aspectos más allá del número de turistas. Creo que es muy importante ver, si lo comparamos con la prepandemia, cómo mejora la industria turística en afiliación a la Seguridad Social, y cómo, con todos los pasos que estamos dando en digitalización y modernización del tejido productivo turístico, estamos generando nuevos puestos de trabajo cualificados que nos hacen mucho más competitivos como destino.

¿Volveremos a batir récords este verano?

La previsión es batir récords en turistas y en pernoctaciones, pero también, repito, en la generación de empleo y todo lo que tiene que ver con la oferta complementaria. Yo creo que, al final, el gasto en destino también va a señalar una extraordinaria política turística que está desarrollando en España.

Con la digitalización se están generando nuevos puestos de trabajo cualificados en el sector turístico que nos hace más competitivos

¿No se prevé ningún efecto por esa pérdida de poder adquisitivo que se ha producido en toda Europa por la inflación?.

En Semana Santa hemos batido récord e, incluso, hemos superado los datos prepandemia de gasto en destino. Creo que estamos en una línea claramente ascendente, independientemente de determinados de ciclos temporales que se puedan dar en el marco europeo internacional. La industria turística es sólida, y la población en Europa y en el conjunto internacional decide seguir apostando por España como destino de referencia.

¿Qué opina de las críticas que cada cierto tiempo salen de sus socios de Gobierno sobre el modelo de sol y playa, como el de Benidorm? Unas críticas que insisten en tachar el empleo turístico de mala calidad...

Yo creo que la línea en la que estamos trabajando y la apuesta que estamos haciendo con el impulso de medidas estratégicas hablan bien a las claras de que España es un referente en política turística. Y también estamos demostrando que nuestra apuesta es por generar una actividad turística y un tejido productivo a la vanguardia. Hay que recordar el esfuerzo que estamos haciendo con los fondos europeos en el campo de la digitalización del sector, también el esfuerzo que se hace en el ámbito privado para la renovación de la planta alojativa. Seguimos mejorando también en condiciones para todos los trabajadores y trabajadoras y quiero destacar que la industria turística en este país responde y responde bien y genera empleo, un empleo en la línea ascendente de calidad. Y vamos a seguir trabajando para mejorar las condiciones del tejido productivo y de sus trabajadores.

"Hay margen para buscar puntos de encuentro sobre el Imserso"

Ya sé que no depende de su ministerio, pero me gustaría preguntarle por el programa del Imserso. Los hoteleros insisten en que las cantidades que prevén los pliegos no son suficientes para financiar el programa, que no sale rentable. Y que lo poco que ha aumentado el presupuesto se va para financiar circuitos culturales y de naturaleza. No sé cómo lo ven en su departamento y si pueden o piensan intervenir... 

Bueno, creo que hay margen para buscar puntos de encuentro y evitar la confrontación. La licitación del Imserso siempre ha jugado un papel destacado en las medidas públicas para facilitar la movilidad y el turismo interior, y la voluntad del Gobierno es alcanzar puntos de encuentro con el tejido productivo. Hablaremos con otros ministerios, porque creo que es una obligación tener la paz social y facilitar la actividad. En definitiva, que se desarrolle el programa, pero que se desarrolle también de la mejor manera posible con el tejido productivo.

Por lo que dice, ¿intentará mediar con el Ministerio de Derechos Sociales?

Bueno, acabamos de llegar al Ministerio y la voluntad es testar la posición de unos y de otros en este asunto. Me ha llegado (la queja) y, bueno, intentaremos hablar para que todas las partes estén conformes.

Me gustaría preguntarle por otro tema de actualidad, la marcha de Ferrovial. ¿Cree que afectará a la imagen de España?

Evidentemente, respetamos la decisión de la junta de accionistas de Ferrovial, como no puede ser de otra manera, pero entendemos e interpretamos que es un caso excepcional. Le recuerdo que las inversiones extranjeras baten récords y que el año pasado se registró la segunda cifra más alta de la serie histórica, con más 34.000 millones de euros. Por lo tanto, yo creo que hay que destacar que las grandes empresas multinacionales están operando en España y que las condiciones que se dan son extraordinarias, en todos los espectros industriales y económicos hay un nivel importante (de inversión). Podemos hablar del automóvil, podemos hablar de la siderurgia, con proyectos estratégicos vertebradores en el acero y en tantos otros, y en esa línea vamos a seguir proyectando iniciativas públicas de acompañamiento.

Gómez, en un momento de la entrevista.

Gómez, en un momento de la entrevista. / DAVID REVENGA

¿No temen que haya más empresas que puedan seguir el mismo camino?

En absoluto, porque creo que España ofrece las condiciones para que se puedan establecer y desarrollar aquí. Y quiero poner en valor lo que ha hecho este Gobierno de España durante los peores momentos, programas públicos a los que se han acogido Ferrovial y otras muchísimas grandes empresas y multinacionales. Puedo hablar de los ERTE y otras medidas de acompañamiento de crédito, de programas de concesión de subvenciones y tantas y tantas otras medidas del Gobierno para facilitar, no solo el establecimiento, sino el crecimiento, el desarrollo y la proyección internacional. Por lo tanto, desde el respeto a esa decisión, lo es cierto que este país es un espacio ideal para que el tejido productivo se desarrolle y genere empleo de calidad.

¿Falta seguridad jurídica en España en estos momentos?

En absoluto. España ofrece seguridad jurídica en todos los ámbitos y decir lo contrario es faltar a la verdad. España es un país referente en la Unión Europea. Somos el segundo país de la UE con menor inflación y en materia de crecimiento estamos liderando y superando la media europea. No hay nada que lleve a pensar que existe un marco de inseguridad jurídica.

Respetamos la decisión de Ferrovial, pero entendemos que es un caso excepcional

Entre los retos que le deja su antecesora está la asignación de los 2.200 millones de euros que quedaron pendientes del Perte del vehículo eléctrico, ¿qué mejoras prevén para atraer el interés de las empresas?

Creo que la primera convocatoria ha servido de mucho para vertebrar una segunda convocatoria, muy trabajada con la Comisión Europea en cuanto a los nuevos parámetros que queremos desarrollar para facilitar la plena ejecución de los fondos de manera eficaz y eficiente. Lo que queremos es que podamos avanzar en la implantación del vehículo eléctrico y que las empresas tengan los recursos y las herramientas necesarias para desarrollarlo. Y de manera paralela somos conscientes de que también hay que hacer un esfuerzo en el ámbito de la generación de puntos de recarga y en mejoras para que el particular que decida comprar un vehículo eléctrico tenga las ayudas en el menor tiempo posible. Y ahí tenemos que hacer un esfuerzo todos, desde lo público y también desde lo privado. Hay mucho trabajo por hacer y en eso estamos inmersos ahora mismo.

¿Hay demanda para agotar los fondos?

Hay proyectos e iniciativas muy potentes interesadas en diferentes puntos de la geografía española y lo que estamos deseando sacar ya la convocatoria porque estamos convencidos que vamos a agotar esos recursos.

Hay que hacer mejoras para que quien decida comprar un vehículos eléctrico tenga las ayudas en el menor tiempo posible

En el caso de Ford, su antecesora vinculó la posibilidad de entrar en el Perte en esta segunda oportunidad al mantenimiento del empleo. ¿La aplicación del ERE que se ha pactado con los sindicatos en Almussafes puede mermar o impedir esas ayudas?

Hay que ver cada proyecto. Yo creo que, evidentemente, uno de los aspectos sobre los que deben pivotar los Perte pasa por la generación, mantenimiento o mejora del empleo, más allá de la apuesta definitiva por la modernización de la industria. Y hay que ver el caso concreto, qué plan estratégico tienen en el ámbito laboral y qué dirección van a seguir las empresas. Se trata de ver de qué manera se presentan, qué propósito tienen de presente y de futuro, y estoy convencido que, si existe voluntad por crecer y generar empleo, vamos a poder alcanzar acuerdos.

En este caso se ha aprobado un ERE de más de mil trabajadores. Insisto, ¿va a suponer un impedimento?

Hay que ver el caso, hay que ver las condiciones, hay que ver las características de cada empresa y de cada proyecto. Llegado el momento, cuando se abra la convocatoria, pues seguro que en el ámbito de Industria no va a faltar el diálogo y la información que se requiera, y, a partir de ahí, valoraremos a cada caso.

El ministro, en las instalaciones del Ayuntamiento de Benidorm.

El ministro, en las instalaciones del Ayuntamiento de Benidorm. / DAVID REVENGA

Más allá de la fabricación, apuntaba usted que otro reto es lograr una mayor penetración de los coches eléctricos en el mercado y que una de las claves son las ayudas. ¿Cómo van acortar los plazos del cobro de las subvenciones, porque en estos momentos una de las quejas del Plan Moves es que se demoran más de un año?

Estamos estudiando diferentes medidas. Estamos en un trabajo previo que el sector conoce bien y ahí tiene que haber un esfuerzo por todas las partes, tanto del ámbito público, como privado, para que realmente resulte atractivo entrar en el espectro de la compra de vehículos eléctricos. Es un trabajo serio y minucioso, que requiere también de discreción hasta que salgan la luz las medidas concretas que se van a adoptar.

El Gobierno es muy consciente de la realidad y trabajamos para que sea más factible acceder a los fondos europeos

En general, la sensación es de que los fondos europeos no están llegando al tejido productivo. En la última asamblea de AVE, el 70% de los grandes empresarios de la Comunidad Valenciana señalaba que no tenía previsto optar a los fondos de recuperación europea, porque los consideraba inaccesibles o porque les faltaba información. ¿Les preocupa?

Precisamente, al ser programas de reciente incorporación al mapa de gestión de lo público en nuestro país –hay que entender que el Gobierno lideró un plan de choque para salir cuanto antes de la pandemia- su implementación requiere de un tiempo. No obstante, constantemente estamos buscando salidas para que esos recursos penetren bien en el tejido productivo y eso supone hacer una adaptación permanente a determinadas leyes que puedan condicionar determinadas convocatorias. El Gobierno es muy consciente de esta realidad y seguimos trabajando para que sea más factible acceder y que las subvenciones y las ayudas directas puedan llegar lo antes posible y al mayor número de empresas interesadas.