10 de febrero de 2020
10.02.2020
País Vasco

Urkullu anunciará elecciones autonómicas para el 5 de abril

Comparecerá a las 16.00 horas de este lunes para anunciar el adelanto electoral en Euskadi

10.02.2020 | 12:03
El lehendakari Iñigo Urkullu.

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, anunciará este lunes por la tarde el adelanto de las elecciones autonómicas vascas, probablemente para el próximo 5 de abril, en una comparecencia pública que se celebrará en la sede de Lehendakaritza, en Vitoria.

La rueda de prensa será a las 16.00 horas y, de esta forma, el decreto de disolución de la Cámara vasca y la convocatoria de los comicios se publicaría este martes, 11 de febrero, como establece la Ley para que transcurran los 54 días marcados por Ley. El plazo para que los partidos presentaran las candidaturas electorales comenzaría el 26 de febrero y concluiría el 2 de marzo.

El presidente del Gobierno Vasco ya consultó el pasado 4 de febrero con los miembros del Ejecutivo vasco, de forma oficial y en el seno del Consejo de Gobierno, sobre la conveniencia o no de adelantar la fecha de las elecciones autonómicas, que en principio deberían celebrarse en otoño.

Aunque Urkullu y su equipo ya habían debatido de manera informal sobre la fecha de las próximas elecciones, esta era la primera ocasión en la que este asunto se abordaba de forma oficial en un Consejo de Gobierno. De esta forma, se cumplía el primer trámite legal para la convocatoria de las elecciones vascas.

La Ley de Gobierno de Euskadi establece en su artículo 50 que "el Lehendakari podrá, bajo su exclusiva responsabilidad y previa deliberación del Gobierno, disolver el Parlamento". El decreto de disolución de la Cámara deberá incluir, tal como se indica en el artículo 51 de esa misma norma, la fecha de convocatoria y celebración de las nuevas elecciones.

Ante las especulaciones que se realizaron sobre la fecha de la cita electoral, el Lehendakari aseguró al día siguiente, día 5 de febrero, que convocaría los comicios "pensando en lo mejor" para la Comunidad Autónoma Vasca. "Mi único propósito es pensar en Euskadi y lo mejor para Euskadi", aseveró.

Tras marcar la horquilla para la celebración de los comicios entre el 5 de abril y el 25 de octubre, el Lehendakari admitió que hay factores que "no es que nos condicionen a nosotros directamente, pero pueden condicionar a otros agentes que, de rebote, sí nos condiciona a nosotros", en referencia a las elecciones catalanas y su incidencia en la política estatal.

Iñigo Urkullu también recordó que ya hace un año que las formaciones políticas vascas estaban hablando de la posibilidad de un adelanto electoral e incluso se había procedido a la designación de candidatos a la Lehendakaritza por algún partido.

De hecho, en estos momentos, ya están perfilados todos los candidatos a Lehendakari de las formaciones, a excepción del PP -que Génova está retrasando-, y menos los populares todos tienen previsto acelerar el cierre de sus procesos electores internos para amoldarse a la fecha del 5 de abril, si el Lehendakari lo confirmara.

En este clima preelectoral que ya se había generado entre los partidos, se preveía difícil que continuara la legislatura con normalidad en el Parlamento Vasco, y que se pudieran aprobar nuevas leyes en la Cámara, sobre todo teniendo en cuenta que Elkarrekin Podemos, que apoyó las cuentas públicas del Gobierno PNV-PSE, no parece que pudiera respaldar iniciativas prioritarias para el Ejecutivo, dada la cercanía de comicios y las críticas por parte de EH Bildu, que podía arrebatarle votos en las elecciones autonómicas.

A falta de que concluyan los procedimientos electorales de los partidos, Iñigo Urkullu se presentará a la reelección, Idoia Mendia será la aspirante a Lehendakari por el PSE-EE, Maddalen Iriarte por EH Bildu, mientras que, por Elkarrekin Podemos, se disputan en primarias la candidatura Rosa Martínez y Miren Gorrotxategi.

Transferencias

Precisamente, el nuevo Ejecutivo concluye esta legislatura, con unos meses de adelanto, pero con la satisfacción de haber logrado el miércoles de la semana pasada acelerar la negociación sobre el traspaso a Euskadi de las transferencias pendientes.

El Gobierno Vasco se había marcado como objetivo prioritario que se cumpliera el Estatuto de Gernika y la reunión del pasado 4 de febrero entre la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, y el consejero vasco de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, fue un paso decisivo en este sentido.

El portavoz del Gobierno Vasco añadió que el posible adelanto de las elecciones autonómicas no complicaría el traspaso de las competencias porque el Gobierno Vasco no entrará en funciones hasta el día de la votación y, aún después, podrá acordar traspasos.

Ya ese día, se pactó que, para el mes de marzo, esté completada la transferencia de la competencia sobre seguro escolar, productos farmacéuticos y ayudas previas a jubilaciones de trabajadores afectados por ERE.

En el encuentro entre Erkoreka y Darias también se establecieron reuniones para esta semana con el fin de avanzar en la retirada de recursos en el Tribunal Constitucional contra las leyes vascas de Ordenación territorial de grandes establecimientos comerciales y de Policía (por la figura de agentes interinos) y contra el decreto del Ejecutivo vasco sobre seguridad digital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook