Entrevista | Nieves Lady Barreto Consejera de Presidencia

Nieves Lady Barreto: «El Gobierno de Canarias tiene clara la hoja de ruta para la reconstrucción de La Palma»

Cuando se cumplen dos años del final de la erupción del Tajogaite, la consejera de Presidencia, Nieves Lady Barreto, presenta el primero de los decretos para la recuperación económica y social.

«Lo que hace falta para la reconstrucción son normas y dinero, y los tenemos»

Nieves Lady Barreto.

Nieves Lady Barreto. / Ramón Pérez

A punto de cumplirse el segundo aniversario del final de la erupción del Tajogaite, el Gobierno de Canarias trabaja en su hoja de ruta para la recuperación económica y social de La Palma. El 27 de noviembre se presentó el primer paso de ese plan, el decreto de ordenación territorial. Tras ocho versiones del Gobierno anterior, la consejera de Presidencia, Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad afirma que no estamos ante el noveno borrador, sino ante una norma nueva que se ha redactado sobre una concepción diferente de la recuperación.

¿En qué consiste esa hoja de ruta para la recuperación?

Siempre hemos defendido que lo que hace falta para la reconstrucción son normas y dinero, y ya tenemos ambas cosas. Respecto a las normas, hemos presentado el primer decreto que es el de ordenación del territorio y a este le seguirá en las próximas semanas el decreto agrario. Luego vendrá el decreto en materia de vivienda, que ya está en redacción, y finalmente el de recuperación de la actividad económica. Y en cuanto a los fondos, tenemos, por un lado, los 50 millones plurianuales que pone el Gobierno de Canarias y los 100 millones también plurianuales que pone el Estado.

Con eso empezaremos a compensar el valor real de las propiedades perdidas. Con la seguridad de que van a recibir esta compensación, con la propiedad de su parcela garantizada y con las normas que ordenan la reconstrucción, una parte importante de los afectados puede empezar ya a reconstruir, con la única condición de obtener una licencia municipal, sin tener que esperar por un complejo proceso de reparcelación que, para llevarse a cabo, necesitaría años e incluiría expropiar suelo a unos afectados –a precio de lava, no por el valor que tenía su suelo antes del volcán– para repartirlo entre otros afectados. No. Démosle a la gente los medios y el marco legal para que puedan rehacer su vida y demos alternativas a quienes ya no pueden volver a vivir donde antes o a quienes no tienen ya fuerzas para empezar de cero.

¿Este decreto territorial qué soluciones aporta?

Partimos de un concepto diferente de cómo debe afrontarse la recuperación en base a lo que hemos defendido siempre: si a las personas les das los medios, busca el camino, porque lo que quiere la mayoría de los afectados es recuperar la vida que tenían hasta que llegó el volcán. Este decreto, lo primero y más importante, es que garantiza a todos los afectados el derecho de propiedad de sus parcelas. En cuanto a la ordenación, zonifica la colada en tres categorías, ampliando notablemente el número de hectáreas que son recuperables, siempre en base a lo que nos dicen los informes científicos de los organismos competentes. Así, en lo que hemos denominado zona verde, donde la lava tiene un espesor inferior a 10 metros, se puede empezar a construir de inmediato, con solo una licencia municipal. En lo que hemos clasificado zona amarilla, donde la lava tiene un espesor superior a los 10 metros, la reconstrucción queda condicionada al enfriamiento y al visto bueno de los organismos científicos. Y, por último, la zona roja, en la que hay que definir los límites del Espacio Natural Protegido. Y es una tarea que tiene que abordar con urgencia el Gobierno de Canarias porque esta parte del territorio lleva dos años con protección cautelar. Además, y esto es importante, por fin un decreto se acuerda, después de dos años, de los grandes olvidados y abandonados en la pasada legislatura, que son los propietarios de segundas viviendas, viviendas turísticas y vacacionales.

¿Qué alternativa baraja el Gobierno para los que se quedan en zona roja?

Reconocemos que no tienen una solución total en este momento. El decreto les reconoce el derecho de propiedad sobre sus parcelas y el derecho a una compensación económica, pero no pueden hacer nada sobre su suelo. En un decreto que ya estamos ultimando tendrán una solución alternativa para resolver ese agravio.

¿Qué solución?

La veremos y podrán hacer aportaciones cuando presentemos el decreto.

El nuevo Gobierno ha encauzado la participación ciudadana de manera completamente diferente, ¿por qué?

Hemos optado por una participación real y eficiente, dando la opción a que los afectados, de manera individual, acudan a las oficinas de Gesplan en El Paso y en Santa Cruz de Tenerife a consultar el decreto, a plantearles a los técnicos las dudas sobre sus parcelas y a hacer sus alegaciones y sugerencias. De hecho, estamos incorporando al decreto las alegaciones antes de llevarlo a Consejo de Gobierno para su aprobación definitiva. Además, mantendremos abierta esta oficina de consulta, recogiendo todas las alegaciones que quieran hacer las personas afectadas, hasta que estén aprobados todos los decretos, porque lo que no se resuelva en uno lo resolveremos en el siguiente.

¿Por qué cree que el PSOE está haciendo tanto ruido precisamente con la participación?

Porque estuvieron año y medio agotando a la gente con asambleas masivas que no sirvieron para nada. Las asambleas tuvieron su momento y fueron útiles al principio, pero quienes gobernaban entonces terminaron pervirtiendo sus objetivos, puesto que ni servían para aclarar las dudas que la gente planteaba reunión tras reunión, ni sirvieron para que se aprobaran los decretos. Lo llamaban participación, pero solo servía para seguir retrasando la aprobación de unos decretos que hace mucho tiempo que tendrían que haberse aprobado. La participación tiene que servir para algo, no solo para generar titulares de prensa y eso es lo que parece que el PSOE no termina de entender en La Palma. El Gobierno de Canarias tiene clara la hoja de ruta para La Palma y el ruido político no nos va a desviar del camino. Sabemos hacia dónde vamos y lo que tenemos que hacer para llegar al objetivo de dar soluciones a todos los problemas que causó el volcán. A unos les gustarán más y a otros menos, pero las personas ya tendrán algo firme a lo que agarrarse para empezar a reconstruir sus propiedades.

Respecto a los fondos de los que hablaba, el ministro Ángel Víctor Torres ha dicho que los 100 millones anuales del Estado no están comprometidos en ninguna parte.

El acuerdo de gobernabilidad sellado entre CC y PSOE para la investidura de Pedro Sánchez compromete al Gobierno de España, expresamente, a cumplir con el Plan de Recuperación de La Palma y eso son los 100 millones plurianuales, que deben llegar hasta 2027. Ahora toca cumplir con lo pactado.

¿Habrá medidas fiscales especiales para La Palma?

En menos de 6 meses de Gobierno ya hemos garantizado dos muy importantes: la prolongación hasta 2027 de la rebaja del 60% del IRPF, que es una medida que ha sido una ayuda fundamental para las familias palmeras y que tendrá un efecto muy relevante en la reactivación del consumo y la inversión en toda la isla; y la bonificación de 20 céntimos en el combustible que entrará en vigor en enero en La Palma, El Hierro y La Gomera, algo por lo que desde CC La Palma llevábamos cuatro años batallando y, como siempre dijimos, solo era cuestión de voluntad política. Pero no serán las únicas medidas fiscales específicas para la isla que aprobará este Gobierno en los próximos años.

¿Cómo va a calcular el Gobierno el valor real de las propiedades que se llevó el volcán?

Ya existe una tasación elaborada por el anterior Gobierno, si bien sabemos que le dieron la orden a los técnicos de tasar a la baja. No sabemos por qué. Por eso vamos a revisar esas tasaciones. Lo que está claro es que el cálculo de las compensaciones se hará en base a una tasación pública y que se hará sobre el valor que tenían las propiedades el 18 de septiembre de 2021, el día antes del volcán.

¿Se verán pronto los efectos del decreto de ordenación territorial?

Desde que se apruebe, quienes tienen sus parcelas en las zonas verdes, donde la profundidad de lava es inferior a 10 metros, podrán empezar inmediatamente a reconstruir sus viviendas, segundas viviendas o viviendas vacacionales, con la única condición de pedir licencia municipal. Creo que, después de dos años de espera, es un gran paso para el Valle de Aridane y para la isla.