Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Temor a que una decisión política deje a La Palma sin sede vulcanológica

El presidente del Cabildo palmero espera que los criterios científicos prevalezcan en el Gobierno canario y el central

Un técnico durante la erupción. Andrés Gutiérrez

La Palma ha sufrido en los últimos 72 años tres erupciones volcánicas, que, junto a la submarina de Tagoro, en El Hierro, configuran la actividad volcánica de Canarias en el último siglo. Por estos motivos, tanto instituciones palmeras como una gran mayoría de científicos consideran impensable que el fututo Centro Vulcanológico Nacional no se localice en la Isla Bonita y temen, a la vez, que detrás de esa decisión esté un movimiento político.

Las declaraciones realizadas por el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, en las que da por hecha la designación de su Isla, que incluso apoya en una conversación con el presidente regional, Ángel Víctor Torres, pone precisamente el foco en la posibilidad de que no se sigan criterios científicos a la hora de la toma de esa decisión.

Ante esta situación continúan los pronunciamientos en defensa de la candidatura de La Palma, pero esperando que no se convierta en una lucha entre islas, aunque en diferentes foros se repita siempre la misma expresión referida a «lo alargada que es la sombra del Teide».

Así, el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, espera que el Gobierno de España y el Gobierno de Canarias «tengan la suficiente sensibilidad para que la Isla, que ha sufrido el mayor número de volcanes en los últimos años, sea la beneficiaria de la instalación del Centro Vulcanológico de España». 

Hernández Zapata sostiene que «no se entendería que no fuera en otro sitio que en La Palma» y demanda que se entienda su ubicación en la Isla Bonita desde la clave de la recuperación y la reconstrucción territorial.

El presidente insular demandó que «ya es hora también de descentralizar centros por Canarias», ya que «el resto de islas tenemos mucho que aportar, mucho que dar, y por eso espero que nuestra propuesta se tenga en cuenta y se valore», añadió.

Apeló a la «sensibilidad» para que «las palabras de recuperar La Palma, todos juntos, unidos, comiencen a cobrar fuerza y realidades», haciendo hincapié en que «el camino se demuestra al andar, y si queremos de verdad apostar y darle oportunidades a La Palma, a una isla que de verdad lo necesita, este puede ser un primer paso importante», subrayó.

En cuanto a la defensa realizada por el presidente del Cabildo de Tenerife para ubicarlo en dicha isla, señaló que Martín «va a arrimar el ascua a su sardina, como nosotros vamos a luchar hasta el último minuto para conseguirlo».

«Cada uno juega sus cartas»

Además, el presidente palmero recalcó que «aquí cada uno juega sus cartas», pero también puso el acento en el hecho de que «por lo que sabemos no está nada decidido ni cerrado». Por ese motivo, recalca que «nuestra apuesta es razonable teniendo en cuenta que en los últimos siglos donde hubo erupciones es en La Palma». Hernández concluyó haciendo hincapié en que «si queremos establecer un centro vulcanológico, no se entendería que no fuera en la isla de La Palma».

Hasta el momento, el único científico que se ha pronunciado públicamente sobre la ubicación de este centro es el coordinador de Involcan, el científico Nemesio Pérez, quien apuesta por colocarlo en Tenerife con subsedes en el resto de islas con riesgo volcánico. A este respecto, hay que tener en cuenta que Involcan está mayoritariamente financiada por el Cabildo de Tenerife.

A pesar de que Pedro Martín se adelantó a la designación oficial por parte del Gobierno de España de la Isla que acogerá este centro de investigación, se espera en La Palma que la futura visita del presidente Sánchez durante la próxima semana, haciendo una pausa en su estancia vacacional en Lanzarote, sea la oportunidad para que se anuncie la oficialidad de la Isla Bonita como ubicación del Centro Vulcanológico Nacional.

Compartir el artículo

stats