Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

Plocan ensaya en La Palma tecnología europea para la vigilancia oceánica

El sistema EGIM mide de forma continua múltiples variables esenciales para el conocimiento del océano, durante meses y hasta 6.000 metros de profundidad

De izquierda a derecha, Eric Delory, Luis Melini, Rayco Morán y Raúl Santana junto con un EGIM en la sede de Plocan. E. D.

La Plataforma Oceánica de Canarias ha ensayado en aguas de La Palma lo último en tecnología de observación oceánica diseñada por varios socios y empresas del Observatorio Europeo Multidisciplinar del Fondo Marino y la Columna de Agua que pertenece al Consorcio Europeo de Infraestructuras de Investigación en el que participa Plocan. Se trata del proyecto EGIM, un módulo de instrumentación con múltiples sensores integrados, para medir variables «esenciales para el conocimiento del océano» –físicas, biogeoquímicas, biológicas y de ecosistemas–, de forma consistente en el medio marino. Entre sus ventajas figura su operatividad de forma autónoma e ininterrumpida durante largos períodos de tiempo -meses-, y a profundidades de hasta 6.000 metros, según indicó el investigador Eric Delory, responsable del Observatorio de Plocan.

«El EGIM es un módulo de observación multidisciplinar, que podemos desplegar de forma autónoma, autocontenida, con su propia batería o con cableado, y puede bajar a profundidades de hasta 6.000 metros», informó Delory. La última prueba de esta tecnología se ha realizado en La Palma, a raíz de la erupción volcánica, con el fin de ver su utilidad para una monitorización más continua de la zona, y conocer los posibles impactos del volcán en el área marina, a nivel químico, físico y biológico. «Gracias a estos sensores que lleva incorporado, podemos ver como evoluciona el entorno oceánico en profundidad donde es bastante difícil estar de forma permanente, y es muy costoso. Es ahí donde realmente es muy útil tener módulos que pueden bajar y quedarse durante meses y medir de forma continua. Un ser humano no puede estar tanto tiempo debajo del agua, ni es sostenible tener un barco que mida de forma continua durante largos períodos de tiempo».

Seguimiento

Entre los diversos ejemplos de uso se encuentran el seguimiento de la respuesta de la actividad de los peces a la variabilidad oceanográfica, los fluidos de los respiraderos hidrotermales y la dispersión de partículas, el seguimiento acústico pasivo de los mamíferos marinos y las series temporales de la variación ambiental en la columna de agua, según recoge el artículo El Módulo Genérico de Instrumentos de la EMSO (EGIM): Instrumentación estandarizada e interoperable para la observación de los océanos publicado en Frontiers in Marine Science, y firmado por los expertos de Plocan: Eric Delory, Andrés Cianca, Xabier Remirez, y Raúl Santana.

Anteriormente a La Palma, los EGIM se han desplegado en tres zonas: en la cresta atlántica cerca de Azores, a 1.800 metros de profundidad; con cableado en Cataluña por el Laboratorio de observación submarina Obsea de la Universidad Politécnica de Cataluña: y en Canarias, en la ESTOC –Estación Europea de Series Temporales Oceánicas de Canarias– a 100 kilómetros al norte de la isla de Gran Canaria, a 3.600 metros, donde estuvo seis meses midiendo de forma continua.

A raíz de la erupción en La Palma, decidieron movilizar el máximo de equipos disponibles en Plocan para ayudar en el esfuerzo de monitorización, y entre ellos, este sistema que ya estaba preparado para volver a la estación ESTOC. Lo desplegaron en 500 metros de profundidad, y han medido salinidad, temperatura, turbidez, corriente, presión dinámica (oleaje) y oxígeno. «Tras unos meses, lo hemos recuperado ahora y vamos a poner los datos a disposición de la comunidad científica para su estudio», apuntó el responsable del Observatorio de Plocan. La intención es volver a desplegar este sistema para que haya una continuidad y si hay interés, mantenerlo de forma fija. Plocan tiene ese compromiso con La Palma de mantener una base de observación allí».

Recursos sostenibles

El responsable del Observatorio de la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan) Eric Delory, subrayó tras la realización de las pruebas tecnológicas de este módulo, que EGIM tiene ya un nivel de «madurez tecnológica» bastante alto, y está a punto de comercializarse en Europa. «Con el EGIM a disposición de todas las instalaciones regionales del Observatorio Europeo Multidisciplinar del Fondo Marino y la Columna de Agua (EMSO), la infraestructura europea alcanzará un hito en materia de normalización e interoperabilidad, lo que supondrá un avance clave en la capacidad de abordar cuestiones de sostenibilidad en la gestión de los recursos y el hábitat de los océanos», señalan los expertos.

Compartir el artículo

stats