Se cumplen más de 70 días desde que diera comienzo la erupción del volcán de La Palma, se inició el pasado 19 de septiembre, y el magma sigue brotando de las entrañas de la tierra. De hecho, la previsión de los científicos es que la erupción del Cumbre Vieja no terminará a corto plazo y ya va camino de convertirse en la más longeva de La Palma en casi cinco siglos.

Pese a no ser aún la erupción más larga, el volcán de Cumbre Vieja ya es el que más destrucción ha causado en La Palma, pues a lo largo de sus diez semanas de vida ha arrasado más de 1.115,82 hectáreas, lo que supone el 1,6% de la superficie de la Isla.