El centro de acogida de inmigrantes de Las Canteras abrirá sus puertas de forma “inminente”. Así lo apuntó ayer el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, tras una reunión celebrada en el Ayuntamiento de La Laguna. El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, señaló que la previsión que le han transmitido desde el Estado es que sea el viernes cuando empiecen a llegar los primeros usuarios. Inicialmente, según cifró, se producirá la acogida de 300 personas, y afirmó que desde el Gobierno central existe un compromiso de que no se superen en ningún caso los 1.000 inmigrantes.

“Nosotros, la semana pasada, cuando tuvimos la información, nos reunimos con los colectivos vecinales”, expresó el regidor local. “Le trasladamos un mensaje de intentar colaborar totalmente e ir de la mano”, expuso, antes de considerar que el mensaje ha sido positivo por parte de las entidades ciudadanas de la zona. “Los vecinos, por lo pronto, me están trasladando que aceptan el reto de este centro si es temporal”, manifestó el político socialista, e indicó que desde el Consistorio le han solicitado a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), “que es la organización que va a llevar a cabo la gestión de este centro”, tener conocimiento “de todos y cada uno” de los movimientos que se vayan a hacer dentro y de cómo se van a organizar “para que se adelanten y no suceda lo que pasó en los primeros días de Las Raíces”.

Asimismo, apuntó que ha estado en contacto con las asociaciones de vecinos de Las Canteras, Jardina, Las Mercedes, San Roque, el casco, La Rúa y San Diego, así como con la Federación de Asociaciones de Vecinos Aguere (FAV Aguere). Otro de los puntos en los que se detuvo fue en que se ha creado un plan de seguridad adaptado a Las Canteras. “Tenían pensado que entrasen 1.300 y yo estuve negociando con ellos y, en vista de lo que estábamos viendo en Las Raíces, se reducen a 1.000”, añadió Gutiérrez sobre la labor realizada con el Estado. “Creo que esta situación nos ha cogido a todos por sorpresa y nos ha hecho tomar decisiones muy complicadas, muy difíciles de digerir; pero sabemos que estamos hablando de personas y que hemos de aunar esfuerzos para trabajar y buscar una solución”, manifestó antes de que se celebrase un encuentro, a partir de las 15:00 horas, en el salón de plenos lagunero.

La cita estuvo centrada en el centro de acogida de Las Raíces y en ella se sentaron diferentes instituciones con una representación de los vecinos del Rodeo Alto. Junto a la directora general de Inclusión y el delegado y el subdelegado del Gobierno en Canarias estuvieron el alcalde y concejales de diferentes grupos políticos, y también tuvieron presencia el Servicio Canario de la Salud, las policías Local y Nacional, y la oenegé que gestiona el campamento, entre otros agentes. Según las fuentes consultadas, la principal idea que dejó el encuentro fue la intención estatal de que antes del 31 de diciembre no exista el centro de acogida en Las Raíces.

“No hay duda de que Canarias está sufriendo una emergencia humanitaria, pero tampoco hay duda, y menos después de esta reunión, de la solidaridad de los vecinos de La Laguna”, expresó la directora general de Inclusión, Maite Pacheco. “Los vecinos tenían preocupaciones absolutamente legítimas, como algunas de seguridad vial, qué está pasando con estas personas, cómo es el proyecto dentro del centro, algunas preocupaciones de salud… Creo que les hemos podido tranquilizar, porque estamos trabajando todas las administraciones”, resaltó. También se mostró satisfecho con el encuentro el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana. “Yo creo que ha sido una reunión positiva, constructiva...”, sostuvo. Y reconoció: “Hay cosas que mejorar, que algunas son en la vertiente municipal, pero otras competen a la Delegación o al Ministerio de Migraciones”.

Camino El Matadero

Los vecinos pusieron sobre la mesa sus reivindicaciones. “Nos han oído, hemos discutido, hemos valorado...; ahora habrá que ver si por lo menos se consiguen algunas de las peticiones más acuciantes y en las que tenemos un mayor interés”, señaló José Carlos Cabrera, uno de los residentes en el Rodeo Alto que estuvieron presentes en el encuentro. “Para nosotros es fundamental canalizar todo el tráfico de vehículos y personas por lo que llaman el camino El Matadero”, apuntó sobre una de las principales demandas formuladas, y planteó que, mientras que eso no se resuelva, abogan por asfaltar la vía que va desde la puerta que se está utilizando en la actualidad para acceder al acuartelamiento hasta la carretera de La Esperanza. “Son peticiones muy concretas, fáciles de cumplir…”, expresó. “Se trata de pequeñas acciones que nos permitirían compaginar una situación nueva para nosotros y mantener esa tranquilidad que ha sido la tónica general de este barrio en el que ha vivido muy poquita gente durante toda su vida”, argumentó Cabrera.

Otra de las representantes vecinales, María José Hernández, calificó de “muy importante” el encuentro celebrado en la tarde de este martes. “Había muchas cosas que desconocíamos, sobre todo en cuanto a nuestras reivindicaciones, ver las competencias…”, expuso tras la reunión. “Nos hemos dado cuenta de que ha habido una gran improvisación al haber elegido este campamento”, continuó, y se refirió a continuación a las infraestructuras o la cantidad de migrantes de distintas culturas congregados en el lugar, entre otros factores. Hernández puso de relieve que los vecinos han mostrado su preocupado desde el inicio por la atención recibida por los usuarios del recinto.

“De hecho, hemos sido los primeros en denunciar la situación al ver cómo estaban construidas las tiendas de campaña, pues sabíamos que iban a pasar frío, las condiciones de hacinamiento...”, ejemplificó sobre lo que después se ha comprobado. Profesional sanitaria, expuso también su inquietud por la covid y el riesgo que entrañan los contactos que se producen en el exterior del campamento con gestos como abrazos.

El Ministerio prevé cerrar Las Raíces antes de final de año

El aspecto más destacado que dejó la reunión convocada a partir de las 15:00 horas de ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento de La Laguna fue la confirmación de que el Estado tiene previsto el cierre del campamento de Las Raíces antes de que finalice el año. Ahora bien, que prospere la idea queda supeditado a que no se produzcan nuevas llegadas masivas de inmigrantes, según se expresó durante el encuentro. Más en detalle, el acuerdo de cesión de uso del Ministerio de Defensa al de Migraciones finaliza el 31 de diciembre de 2021; de ahí que la fecha señalada para el cierre, al menos inicialmente, sea esa. Preguntado sobre la infraestructura que se abrirá en los próximos días en Las Canteras, el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), señaló que le han comentando desde el Estado que también tiene el 31 de diciembre como fecha de finalización. El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, expresó tras la cita en las casas consistoriales laguneras que “lo positivo” de la instalación de la zona de Las Canteras es que “fortalece” la capacidad de acogida del Archipiélago “ante este repunte migratorio, que va decreciendo, pero ante el que tenemos que estar atentos y realizar un seguimiento”.