Conflicto en Oriente Próximo

¿Qué grupos armados, además de Hamás, tienen a rehenes israelíes cautivos en Gaza?

La Yihad Islámica Palestina, las Brigadas Muyahidines y las Brigadas Al Nasser Salah Al Din, todas ellas de cariz más o menos islamista que existen con el objetivo expreso de destruir el Estado de Israel

Manifestación para celebrar el 35 aniversario de la fundación de la Yihad Islámica Palestina, en Jan Younis, el 4 de octubre de 2022.

Manifestación para celebrar el 35 aniversario de la fundación de la Yihad Islámica Palestina, en Jan Younis, el 4 de octubre de 2022. / Reuters

Andrea López-Tomàs

Es ampliamente conocido que Hamás no es la única milicia armada en la Franja de Gaza. Aunque Israel ha pregonado a los cuatro vientos que su principal objetivo en esta feroz guerra es "aniquilar" a Hamás, los líderes políticos y militares hebreos también han expresado su intención de eliminar cualquier amenaza que pueda venir del enclave mediterráneo. Y es que son varios los grupos palestinos armados que operan en este territorio. Algunos de ellos tienen en su poder a ciudadanos israelíes capturados durante el ataque del 7 de octubre y que Hamás ha alegado estar intentando localizar para incluirlos en los intercambios de rehenes por prisioneros palestinos. Entre ellos, está la Yihad Islámica Palestina, más conocida para el público, y también las desconocidas Brigadas Muyahidines y las Brigadas Al Nasser Salah Al Din. Todas ellas de cariz más o menos islamista pero que existen con el objetivo expreso de destruir el Estado de Israel.

La Yihad Islámica Palestina

Durante el pasado mes de mayo, los combatientes de la Yihad Islámica Palestina acapararon toda la atención cuando lanzaron centenares de cohetes a territorio israelí desde la Franja de Gaza en protesta por la muerte de un preso palestino en huelga de hambre. Entonces, Hamás se quedó atrás, probablemente guardando recursos y refuerzos para el gran golpe del 7 de octubre. El segundo grupo militante más grande del enclave cuenta con seis años más de trayectoria que la todopoderosa Hamás. Desde el principio del conflicto, ha reconocido haber colaborado con la formación palestina que gobierna de facto en el enclave desde 2007 en la operación 'Diluvio Al Aqsa' y tener en su posesión a, al menos, 30 rehenes israelíes. Cuando Hamás e Israel acordaron un alto el fuego a cambio de liberar a rehenes y presos palestinos, la Yihad Islámica anunció que no se uniría a la liberación expresada en el acuerdo. 

"Hasta que todos los prisioneros palestinos sean liberados, los soldados sionistas en nuestra prisión no verán el color de la libertad", declaró en un comunicado publicado por su aliado, la milicia libanesa de Hizbulá, hace menos de una semana. En las últimas horas, el portavoz del Ejército israelí, Avichay Adraee, denunció que la familia Biba, compuesta por la madre Shiri, el pequeño Ariel de 4 años y el más joven de los cautivos, Kfir, con 10 meses, habían sido traslados a Jan Yunis, en el sur de Gaza, y entregado a elementos de la Yihad Islámica. Los funcionarios de Hamás han confirmado que varios de los rehenes están ahora bajo custodia de este grupo yihadista. "Quizás nunca puedan alcanzarlos", ha denunciado el primer ministro qatarí, el jeque Mohamad bin Abdulrahman al Zani, a cargo de la mediación en el alto el fuego.

Al Zani dijo este lunes que Hamás debe localizar a los rehenes restantes que, según dijo, estaban retenidos por "civiles y bandas". "Aún no tenemos información clara sobre cuántos podrán encontrar; uno de los propósitos [de la pausa] es que tendrán tiempo para buscar al resto de las personas desaparecidas", añadió. Aunque comparten su oposición en Israel, las dos principales milicias en Gaza difieren en orígenes y enfoque. Hamás es un movimiento político y social con un brazo armado, que gobierna la Franja de Gaza. La Yihad, en cambio, es un grupo yihadista independiente con vínculos más estrechos con Irán y que, al no participar en la gobernanza, centra sus esfuerzos en la resistencia armada.

Brigadas Al Nasser Salah al Din

Según la BBC, otros dos grupos más, las Brigadas Muyahidines y las Brigadas Al Nasser Salah al Din, anunciaron haber tomado rehenes israelíes el 7 de octubre. Además, en los vídeos publicados de los entrenamientos previos a su particular día de la victoria, participaron alrededor de una decena de grupos, que se pueden identificar por sus cintas en la cabeza con diferentes emblemas distintivos. Hamás ha insistido en varias ocasiones en la unidad de los grupos armados de Gaza, sobretodo cuando se trata del objetivo común de usar la violencia contra Israel. Tras el ataque del 7 de octubre, cinco de los grupos publicaron vídeos en los que se les veía participar en el asalto. Otros tres emitieron declaraciones escritas en Telegram afirmando haber participado.

Las Brigadas Al Nasser Salah Al Din son el brazo militar de los Comités de Resistencia Popular (CRP), un conjunto de varias organizaciones armadas palestinas que operan en la Franja. De línea islamista, se tratan del tercer grupo armado más grande del enclave, tras las Brigadas de Ezzeldim Al Qassem, de Hamás, y las Brigadas Al Quds, de la Yihad Islámica. Los tres son fuertes aliados y los miembros de Al Nasser Salah al Din formaron parte de la fuerza policial que controla Gaza. Además, son conocidas por haber formado parte de la Operación Ilusión Dispersiva, que resultó en la captura del soldado israelí Gilad Shalit que motivó la guerra de 2006 sobre el enclave.

Brigadas Muyahidines

Por otro lado, uno de los grupos que ha confirmado tener rehenes en su poder son las Brigadas Muyahidines. La palabra muyahidín significa en árabe aquel que hace la yihad, que ejerce un "sacrificio espiritual de esfuerzo militar", aunque, en Occidente, se usa para referirse a los combatientes islámicos fundamentalistas. De acuerdo con el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, "las Brigadas se han atribuido la responsabilidad del lanzamiento de cohetes contra Israel y operan en cooperación con las Brigadas al Quds de la Yihad Islámica". 

Durante estos días sin bombas en el enclave, Hamás se ha comprometido a intentar localizar a los cautivos tomados por estos grupos y también por civiles que aprovecharon el caos del 7 de octubre para secuestrar a israelíes. Las dificultades de movimiento y las constantes caídas de las redes de comunicación impiden la realización de esta tarea, mientras decenas de personas en Israel aguardan, ilusionadas, su regreso después que una cincuentena de rehenes ya hayan vuelto a casa.