02 de diciembre de 2019
02.12.2019

GF Hoteles reduce 20 toneladas de plástico y supera el objetivo marcado para 2020

La cadena hotelera, propiedad de Grupo Fedola, continúa con su compromiso por la sostenibilidad a través de acciones que reducen su huella de carbono

02.12.2019 | 15:42
Dispensadores en GF Hoteles.

Botellas de aluminio para huéspedes y empleados, dispensadores y pulseras de tela son algunas de las prácticas sostenibles

GF Hoteles ratifica su continuo compromiso por la sostenibilidad y reduce 20 toneladas de plástico en 2019. Un contundente resultado producto de las diversas acciones que se enmarcan en el Plan Estratégico de Sostenibilidad y que tiene como objetivo la reducción del 100% de objetos plásticos de un solo uso para 2020.

El grupo hotelero, propiedad de Grupo Fedola, supera las 14 toneladas de envases previstas para el próximo año y reduce 71 toneladas de CO2. Una gestión que contribuye a disminuir su impacto en el ecosistema y que cumple con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En palabras de Juan Carlos De León, director de operaciones de GF Hoteles, "este es el resultado de un trabajo que se inició hace 10 años cuando se apostó por una gestión sostenible para establecer mejoras y buscar soluciones novedosas y eficientes para cuidar, preservar y proteger el medioambiente".

Adaptar sus servicios para ser más sostenibles es una de las premisas de la cadena hotelera. Por ello, ha sustituido de manera paulatina el consumo de botellas de plástico por las de aluminio en huéspedes y empleados y se han reemplazado las pulseras de plástico por las de tela. Además, las botellas de agua pasan a ser de cristal o cartón, las cañitas son de un material compostable reciclable, los cubiertos de un material derivado del maíz y se han sustituido los vasos plásticos por vasos reutilizables.

En el servicio de buffet también se han aplicado cambios con la incorporación de dispensadores de mantequilla, mermelada y miel. Una acción con la que se eliminan más de 1 millón de envases plásticos al año.

La transformación digital, un compromiso sostenible

Asimismo, se trabaja en la reducción de agua a través de acciones como el cambio de perlizadores y la apuesta por el riego inteligente en jardines. La implantación de la lavandería es otro ejemplo de eficiencia energética que ofrece un mayor control de procesos y da servicio a los cuatro hoteles de la cadena en Costa Adeje. "En 2012 se necesitaban 21 litros de agua por cada kilo de ropa y con esta instalación se ha logrado reducir el consumo en más de un 50%", destaca Juan Carlos De León.

Con la mejora de la comunicación interna a través de G-Suite no solo se espera impactar en la calidad de vida de los profesionales de la cadena sino también reducir el impacto medioambiental. Se espera disminuir el uso de energía y las emisiones de carbono de los sistemas informáticos entre un 65 % y un 85 % así como una reducción del 1,18% en papel. Además, el 70% de los productos químicos utilizados en la limpieza de habitaciones son ecológicos y el objetivo es llegar el 100% en 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook