Los excesivos costes frenan el envío de frutas canarias a nuevos mercados

«Decepción» entre los agricultores tras evidenciarse en la feria Fruit Logistica la crisis del sector

Cae la venta de productos frescos por sus precios prohibitivos

Una tienda de frutas

Una tienda de frutas / José Carlos Guerra Mansito

El sector hortofrutícola canario regresa de la feria Fruit Logistica –que se ha celebrado desde el pasado miércoles y hasta ayer en Berlín– «decepcionado» por la situación de «contracción económica» que vive la agricultura. Los productores canarios llegaban a la cita con los deberes hechos, a mitad de temporada y con una cosecha –relativamente buena–, pero se han encontrado un escenario desalentador. «Continúa la inflación derivada de la guerra en Ucrania y se suman los efectos de la crisis en el Mar Rojo por el conflicto de Israel y Palestina. Todos estos sobrecostes han hecho imposible que lleguemos a nuevos mercados», lamenta Gustavo Rodríguez, portavoz de la Federación Provincial de Exportadores de Productos Hortofrutícolas de Las Palmas (Fedex) y de la Asociación de Cosecheros Exportadores de Tomates de Tenerife (Aceto).

El campo canario, representado en Berlín por Asprocan (plátano), Fedex-Aceto (tomate y pepino), Sweet Papaya-SAT Tejinaste (papaya y otros tropicales) y Agrorincón (aguacate), tenía la ilusión de aprovechar la Fruit Logistica, pese a ser esta una feria que se celebra cuando los productos isleños están a mitad de temporada, lo que les da escaso margen de maniobra. Aún así, Rodríguez concreta que esperan mantener sus previsiones y exportar 40.000 toneladas de fruta, entre tomate y pepino. El sector ha tenido unos meses «tranquilos», sin inclemencias climáticas, en los que solo se ha visto afectado por la aparición de un pulgón en cultivos de pepino.

La fruta, cada vez más cara

El principal inconveniente a la hora de llegar a nuevos mercados son los sobrecostes que ha experimentado el sector primario, con aumento de los costes salariales, la inflación y los problemas en el transporte. Todo ello hizo que las frutas frescas subieran de precio un 16,4% en Canarias durante 2023, según el Índice de Precios de Consumo (IPC) elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). «La población está reduciendo su consumo de fruta. Si antes llevaba tres tomates, ahora solo puede permitirse dos», asevera Rodríguez.

«La población está reduciendo su consumo de fruta. Si antes llevaba tres tomates, ahora solo puede permitirse dos»

Pese al escenario negativo, el viceconsejero canario de Sector Primario, Eduardo García, cree que acudir a estas ferias «siempre es importante» y que, especialmente en el caso de las frutas tropicales, Canarias juega con ventaja por ser la única región comunitaria con este tipo de cultivos por su clima cálido. «Los países nórdicos han mostrado mucho interés por el aguacate», apunta. 

Consecuencias del cambio climático

Para el sector platanero, la cita no ha sido muy fructífera. García recuerda que la superproducción de plátano –que se elevó a 30 millones de kilos por el anómalo calor que hizo en 2023– ha llevado a la disminución del valor de la fruta en el mercado y, en consecuencia, a que el agricultor cobre menos por cada kilo vendido. En el caso del tomate y el pepino, se mantienen las exportaciones, mientras que la papaya tiene el mayor potencial: «Está empezando a posicionarse en Europa».

Protestas en la Península

Desde la viceconsejería aseguran estar trabajando para demostrar en la próxima feria, la Fruit Attraction que se celebra en octubre en Madrid, las bondades del producto canario y comparten su preocupación por la situación del campo. Un sector que, además, saldrá a la calle en el Archipiélago para protestar contra las políticas agrarias de la Unión Europea justo tras acabar los carnavales, en consonancia con las manifestaciones de agricultores que ya han recorrido las principales capitales del continente.

En la Península, se celebró ayer la tercera jornada de movilizaciones en un clima de mucha tensión, aumentando a 19 la cifra de detenidos. Además, se ha identificado a 2.700 personas y se han producido casi 5.000 denuncias administrativas, según el balance publicado por el Ministerio del Interior.