Empresas

Marie Claire presenta el concurso de acreedores y amplía el ERTE otros tres meses

La compañía, que el pasado julio ya despidió a 190 trabajadores, seguirá con actividad cero hasta fin de año 

La textil con sede en Vilafranca inicia el proceso legal mientras sigue esperando que llegue un inversor

Cabecera de la manifestación que el pasado mes de junio recorrió las calles de Vilafranca por la continuidad de la empresa.

Cabecera de la manifestación que el pasado mes de junio recorrió las calles de Vilafranca por la continuidad de la empresa. / DAVID GARCIA FERNANDEZ

Elena Aguilar

El futuro de Marie Claire entra en una nueva fase. La dirección de la histórica textil de Vilafranca ha solicitado ya el concurso voluntario de acreedores, un procedimiento jurídico que permite a las empresas que no pueden hacer frente a sus deudas intentar llegar a un acuerdo con sus acreedores. Además, la mercantil ha ampliado tres mes más el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que puso en marcha a finales de junio, lo que en la práctica significa que la fábrica de Els Ports seguirá con actividad cero, como mínimo, hasta final de año.

La presentación del concurso de acreedores, que se ha hecho efectiva esta misma semana, se produce casi tres meses después de que Marie Claire pactara con los sindicatos el despido de 190 de sus trabajadores, el 70% de la plantilla. El resto (72 profesionales de la factoría de Vilafranca y 33 de otras zonas del país) entraron en un ERTE de tres meses de duración con una posible prórroga de otros, una posibilidad que finalmente se ha hecho efectiva.

Los algo más de un centenar de trabajadores que quedan en Marie Claire van a seguir en sus casas hasta los primeros días del 2024 y en la fábrica de Els Ports las máquinas llevan ya paradas mucho tiempo. De hecho, en estos momentos solo están trabajando los vigilantes de seguridad y cuatro profesionales que preparan y mandan los paquetes con la mercancía que estaba comprometida.

Aunque los trabajadores ya sabían que la empresa podía alargar el ERTE hasta finales de año, la confirmación de la noticia ha supuesto otro jarro de agua fría para una plantilla cuya moral sigue por los suelos. Y lo está aún más porque, según ha podido saber este periódico, desde la dirección de la compañía han informado a los representantes de los asalariados que continúan sin encontrar inversores que inyecten la liquidez suficiente para garantizar la continuidad de la fábrica textil, aunque sea por lo mínimo.

Y es que los planes de B2TEx (propietaria de Marie Claire desde hace un par de años) pasan por buscar un grupo inversor que inyecte entre 3 y 4 millones de euros, un dinero que permitiría a la empresa llevar a cabo su plan de viabilidad. Un plan que pasaría por mantener en la factoría de Vilafranca tres líneas de producción: medias medicinales, medias de compresión y pantis stop carreras. El resto de la producción (pijamas, ropa interior y bañadores) se importaría del exterior, fundamentalmente de países asiáticos.

En busca de otro empleo

Buena parte de los 190 trabajadores que dejaron la firma a principios de julio (lo hicieron con una indemnización de 23 días por año trabajado con un límite máximo de 13 mensualidades) están en la cola del paro. Aunque algunos han encontrado un empleo (la inmensa mayoría en localidades fuera de la comarca de Els Ports), el grueso está percibiendo el subsidio de desempleo a la espera de que le surja una nueva oportunidad laboral.

Por su parte, la Diputación de Castellón aprobó el martes por unanimidad en el pleno adherirse a la Mesa de Vilafranca para el futuro de Els Ports, l’Alt Maestrat, el Maestrazgo y Gúdar-Javalambre con tal de garantizar el futuro de estas zonas. La corporación se comprometió a impulsar la reindustrialización de los municipios con el fin de fijar población.