La reforma laboral acaba con la mitad de los contratos de siete días en las Islas

En un semestre hubo 36.866 acuerdos breves frente a los 75.314 en la primera mitad de 2019

Comisiones Obreras denuncia el «abuso» que se hace de las ETT para «burlar» la reforma laboral

El sindicato lamenta el alza de los «fijos discontinuos» porque crean «inestabilidad»

Un camarero abre la sombrilla de un bar.

Un camarero abre la sombrilla de un bar. / Miguel Barreto (EFE)

Clara Morell

La reforma laboral ha provocado que en los últimos meses hayan convivido dos tendencias distintas en las contrataciones en Canarias, la primera de ella es que los trabajadores indefinidos están aumentando cada mes, mientras que la segunda es que cada vez se firman más contratos para trabajar durante siete días o menos. Así lo atestiguan los datos presentados este miércoles por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que recoge en sus estadísticas cómo en lo que va de año, de enero a julio, tan solo se han firmado 36.866 contratos de corta duración. Estas cifras suponen una reducción del 51% de los trabajos que se extendieron apenas unos días si comparamos con el mismo período de 2019, cuando se notificaron 75.314 acuerdos breves. 

Fue en abril de 2022 cuando la reforma laboral del Gobierno de España redujo el uso de modalidades temporales e impuso una penalización a los acuerdos laborales de menos de un mes. En el caso de los contratos de duración de siete días o menos, la modificación de la norma supuso la desaparición de los acuerdos denominados por «obra y servicio» y por «interinidad». Mientras tanto, se crearon nuevas modalidades a la hora de contratar, como los pactos para la mejora de la ocupabilidad y la inserción laboral así como los contratos para artistas. 

Precisamente el gremio en el que mayor peso tienen las contrataciones para trabajar durante siete días o menos es el de los artistas. De hecho, el 46% de los contratos de la citada duración en lo que va de año fueron firmados por artistas y el crecimiento de esta modalidad ha ido en aumento a lo largo de los meses. El período en el que más puestos de trabajo se crearon en este gremio fue el pasado julio, cuando se rubricaron 5.018 contratos breves. 

La disminución de los trabajos de siete días casa con la tendencia nacional. Entre enero y junio de este año se han firmado en España 1,5 millones de contratos de esta duración, en cifras mínimas de la serie, un 18% menos que el año pasado y la mitad de los tres millones de acuerdos laborales que no llegaron a la semana de duración en 2019, ejercicio de actividad normal prepandemia ya que en 2020 y 2021 la actividad se vio afectada por las distintas olas del virus.

Los datos del SEPE muestran cómo en los seis primeros meses del año se han firmado 7,6 millones de acuerdos laborales, lo que supone un 20% menos que el año pasado y un descenso del 30% frente a los 10,9 millones de 2019. Con esta evolución, los contratos de muy corta duración han pasado de suponer el 27% de todos los firmados al 20%, siete puntos menos en cuatro años.

Así, de los 7,6 millones de contratos del primer semestre, 3,3 millones fueron indefinidos, el triple que en 2021 o 2019, suponiendo el 44% del total, mientras que antes de la reforma suponían el 10%. Dentro de estos indefinidos, en torno a 1,6 millones fueron en la modalidad de fijos discontinuos, un tipo de contrato que se ha disparado en los últimos años.

Frente a esto, en el primer semestre del año se sellaron 4,2 millones de acuerdos laborales temporales, un 32% menos que el año pasado y un descenso del 57% frente a 2019, ejercicio completo de actividad normal prepandemia y cuando se firmaron 9,9 millones de contratos temporales solo en la primera mitad del año.

Mirando a los sectores en los que era más habitual el uso de contratos temporales, como la hostelería, las diferencias son mayores. Si en 2019 se sellaron en el primer semestre del año 2,2 millones de contratos en hostelería, en 2023 fueron 1,3 millones, un descenso del 41%. Por tipo de contratos, entre enero y junio de este año se han firmado en hostelería cerca de 700.000 indefinidos, la mitad del total; mientras que en 2019 apenas sumaron 140.000, el seis por ciento del total. 

Esta tendencia de crecimiento de los contratos indefinidos en la hostelería se mantuvo también en Canarias. Javier Travé Escribano, responsable de hostelería de la Federación de Servicios de CCOO y auxiliar de cocina de profesión, ha celebrado en declaraciones a este diario el aumento de la contratación indefinida a la vez que ha alertado sobre el «abuso» que se está realizando en el sector de la contratación a través de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Estas, para Travé, están suponiendo un «subterfugio» para aquellas empresas que no quieren tener a sus trabajadores como «fijos discontinuos» tras la desaparición de los contratos por «obra y servicio».

Por otro lado, Travé ha criticado que se recurra a los «fijos discontinuos» de una forma «excesiva» en Canarias, donde no son «tan necesarios» por existir una ocupación hotelera «estable» y «no dependiente de las temporadas». Además, lamenta que estos acuerdos dejen la puerta abierta a que «el trabajador pueda o no volver a la empresa si lo desea» y a que la empresa «decida finalmente si llama para incorporarse al trabajador». Eso sí, valora que «este tipo de contratos sirva para prohibir a la empresa contratar a más personal sin primero reincorporar al trabajador».