Entrevista con la secretaria de Estado de Telecomunicaciones, María González Veracruz

El Gobierno negocia su entrada en el capital de una docena de empresas ‘chip’

“En esa docena de expedientes abiertos hay empresas nacionales y conversaciones abiertas a nivel mundial”

María González Veracruz, Secretaria de Estado de Telecomunicaciones.

María González Veracruz, Secretaria de Estado de Telecomunicaciones. / José Luis Roca

Sara Ledo

El Gobierno negocia la entrada en el capital de una docena de empresas de semiconductores a través de la Sociedad Estatal de Microelectrónica y Semiconductores (SEMyS), dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), según avanza la secretaria de Estado de Telecomunicaciones, María González Veracruz (Murcia, 1979), en una entrevista con EL PERIÓDICO, del grupo Prensa Ibérica. “En esa docena de expedientes abiertos hay empresas nacionales y conversaciones abiertas a nivel mundial”, explica González Veracruz, que espera “poder contar dos o tres (operaciones) antes del 23-J”.

Los proyectos “más inminentes” son de empresas nacionales especializadas en “fotónica y diseño, que son las dos especialidades del sector donde en España hay un bagaje y un tejido empresarial importante”. Y para poder sacarlos adelante, el Ejecutivo introdujo un cambio en el real decreto ley aprobado el martes 27 de junio para permitir a SEMyS usar el presupuesto de 800 millones de euros consignado en los Presupuestos de este año con fórmulas distintas al préstamo participativo, como el préstamo ordinario o la citada entrada en capital. “Necesitábamos sacar de forma urgente esa figura de otros instrumentos financieros para entrar en el capital de distintas empresas”, cuenta González Veracruz.

El PERTE de Microelectrónica y Semiconductores, conocido como PERTE Chip, se aprobó hace más de un año --el 24 de mayo de 2022-- y es el mayor de los proyectos estratégicos de transformación diseñados por el Gobierno español. Está dotado con 12.000 millones de euros con el objetivo de desarrollar la industria de los semiconductores y la microelectrónica en España y la joya de la corona es conseguir ubicar en este país una fábrica de este tipo de componentes. En él se enmarca la decisión de la tecnológica estadounidense Cisco de abrir en Barcelona su primer centro de diseño de chips. Pero también incluye otras herramientas, como la citada financiación de empresas, las subvenciones o la creación de una cátedra para atraer talento.

"El arranque ha sido productivo pero cuando realmente se vea el trabajo que estamos haciendo será impresionante”, asegura González Veracruz, consciente de que la toma de tierra de este proyecto es todavía lenta. E insiste en la impronta de España en este sector: “Hemos liderado en toda Europa con el IPCEI --acrónimo de 'Important Projects of Common European Interest' o proyectos que involucran a más de un estado miembro y que suponen una amplia ambición de I+D+I-- de microelectrónica y en nuestro Perte Chip somos un 'partner' incluso para Estados Unidos en términos de microelectrónica”. 

Sobre la posibilidad de que el resultado electoral interrumpa el desarrollo del proyecto, González Veracruz afirma que en el camino andado "ya no hay vuelta atrás" y "si a alguien se le ocurriera parar, sería un error". "Creo que no hay vuelta atrás, aunque no sería lo mismo. Hemos conseguido visualizar todo el sector, que era una de las cosas que nos pedían, y en cuestión de días vamos a poner en marcha el grupo de expertos", añade.

Conectividad

Aterrizada en el ministerio en octubre de 2022, tras la jubilación de su predecesor, Roberto Sánchez, González Veracruz presume de haber conseguido durante esta legislatura “terminar con la brecha digital” gracias al lanzamiento hace una semana del programa UNICO Rural, financiado con 76,3 millones de euros de fondos europeos. Este programa facilita la conexión a internet de alta velocidad (100 megabits por segundo el primer año y 200 megabit por segundo el siguiente) a través de satélite por 35 euros al mes y con una ayuda de hasta 600 euros por instalación. “La brecha se cierra de forma definitiva porque a donde no llega la fibra (conectividad fija) llega el satélite con las mismas características”, asegura González Veracruz. Y al mismo tiempo "soluciona el problema de la cobertura móvil porque al tener red y wifi se pueden hacer llamadas telefónicas", añade.

En cualquier caso, en el capítulo de conectividad móvil, el Gobierno acaba de publicar el programa de ayudas Activas 5G que buscar garantizar el despliegue de la quinta tecnología de telefonía móvil. Dotado con más de 500 millones de euros de los fondos europeos, este programa se dirige a los operadores con derechos de uso de frecuencias en bandas 5G para incentivarlos en el despliegue de esta tecnología en municipios de menor tamaño (menos de 10.000 habitantes). “Mientras el mercado lleva su ritmo queremos garantizar que no nos veremos en una situación como la ocurrida con la fibra con una cobertura muy potente a nivel de país pero con Castilla y León, Aragón, algunas zonas de Cataluña o Galicia a años luz de Madrid, Valencia, Andalucía o incluso Murcia”, ha agregado.