En Spring somos una familia de 600 empleados, que son el mayor valor del grupo hotelero. Nuestro trabajo es impulsar a nuestros empleados y empleadas, motivarles, ayudarles a crecer en una industria que es todo para la sociedad canaria. Por eso ahora nos vamos a centrar en darles un poco más de protagonismo, presentándoselos a través de pequeños artículos que nos ayudan a conocer un poco más a esas personas que están detrás de disfrutar de experiencias vacacionales inolvidables.

Comenzamos con Adrián Hernández Paz, quien acaba de ser promocionado como 2º jefe de bares en Arona Gran Hotel. “Después de terminar bachillerato comencé con un contrato de formación porque no tenía experiencia alguna. Fui aprendiendo la profesión poco a poco y enamorándome de ella”, afirma Adrián. “Veía a los camareros en la barra y los jefes de sector y deseaba ser uno de ellos, sobre todo por la forma en la que resolvían los problemas. Yo tenía ganas de aprender y puse todo mi empeño para ir creciendo.”

Adrián llegó a Spring Hoteles en 2014 y en 2016 fue campeón de España en Coctelería sin Alcohol, concurso para el que se preparó desde el Arona Gran Hotel junto a Arsenio Herrera, jefe de bares, “quien me enseñó y me dio la oportunidad de crecer”, y a David H. quien le apoyó desde el laboratorio del bar.

“En estos años he aprendido que todo se trata de crear equipo”, dice con conocimiento después de haber comenzado desde las capas más bajas y haber ido ascendiend. “Este nuevo puesto es un reto que me emociona por el equipo que tenemos en Arona Gran Hotel, mi segunda casa”.

A la hora de preguntarle sobre la situación actual del sector, reconoce que siente que “a las nuevas generaciones les falta motivación porque piensan que no hay oportunidades de crecer en esta industria, y tienen que ser conscientes de que aquí se empieza desde abajo pero con trabajo hay muchas oportunidades de crecimiento, y de hecho todos los puestos de mando los ocupa gente que ha empezado también desde abajo.”