Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

Gobierno-Stellantis, todas las cartas encima de la mesa

El grupo que dirige Carlos Tavares tiene claras sus demandas y, pese a los avances, pide concreción para el PERTE y la alta tensión

Carlos Tavares, durante la celebración del CES en Las Vegas. REUTERS

El Ministerio de Industria asegura que habrá ayudas del PERTE VEC (del Vehículo Eléctrico y Conectado) para Stellantis Vigo. Desde la delegación del Gobierno en Galicia también se garantiza. Y el acalde de la ciudad olívica, Abel Caballero, explicó recientemente a FARO que “están prácticamente acordadas” y que no constituye una preocupación. El propio grupo que dirige Carlos Tavares viene asegurando en las últimas semanas que existen avances en las negociaciones. Sin embargo, la empresa cree que para poder asegurar el futuro de las plantas españolas con el reparto de las nuevas plataformas industriales falta todavía lo más importante, la “concreción” que demandaba a finales del pasado año el director de la factoría de Vigo, Ignacio Bueno. Las cartas están encima de la mesa, y el anunció de una reforma a fondo del del Perte genera ilusión de cara a poder encajar las demandas de la compañía, tanto en lo que se refiere a los 200 millones de los fondos Next Generation necesarios para Balaídos como a la llegada de la alta tensión.

La salida de Raül Blanco al frente de la secretaría de Industria y Pyme produjo un alto en el camino. Ya con su sustituto, Francisco Blanco, Gobierno y Stellantis han retomado las conversaciones en un momento crítico, ya que el grupo quiere decidir ya el destino de sus nuevas plataformas industriales, las STLA, sobre las que se montarán los nuevos vehículos eléctricos. Balaídos puja por una para asegurarse la próxima generación del Peugeot 2008, ahora en fase de restyling y desarrollo de versión híbrida. Una inversión estimada entre 500 y 600 millones de euros.

Intensidad

Lo más importante que quiere asegurar Stellantis cuanto antes es la intensidad de la ayuda. El grupo, ante la abultada inversión prevista para las plantas (la de Vigo está en la terna por una STLA, pero también la de Figueruelas, en Zaragoza), espera poder conseguir un 25%.

La cifra, más o menos conocida, es de unos 200 millones de euros para el caso de Balaídos para lograr la denominada STLA Small, que permitirá fabricar vehículos eléctricos pequeños con paquetes de baterías de entre 37 y 82 kWh y una autonomía de hasta 500 kilómetros.

Elegibilidad

Una barrera importante a sortear es el destino que se le puede dar a esas ayudas. El rango de elegibilidad de los fondos limita su uso para I+D, pero no así para lo que sería ladrillo. Algo que saben muy bien en Vigo.

En la primera convocatoria del PERTE VEC, la planta se unió a la de Villaverde (Madrid) para presentar un proyecto de mínimos. Bautizado como Aries, y dotado con 15,1 millones de ayuda para una inversión total de 43 millones, una de sus principales iniciativas era la construcción de un taller de baterías más grande en la planta de Balaídos. Finalmente, Industria obligó a sacar la estructura del proyecto.

Directas

Desde el comienzo del PERTE, la automoción gallega ha mirado de reojo lo que hacían otros fabricantes y otras comunidades. En especial, Volkswagen. A mayores de lo 357 millones que consiguió en la primera convocatoria, la multinacional germana recibió una serie de ayudas directas con cargo al presupuesto del Estado asignadas a las comunidades autónomas en las que se encuentra.

Fueron 180 millones a repartir entre Cataluña y la Comunidad Valenciana. Galicia demanda igualdad de trato para Stellantis.

Otras ayudas

Las negociaciones, todavía activas, se enmarcan en un grupo de trabajo en el que se tratan también otras cuestiones que afectan a la instalación de Vigo. Ahí se encuentran, por ejemplo, la significativa rebaja en el canon de producción que prevé lograr de Zona Franca, que se combinará con las posibles deducciones que alcaldía, como dijo Caballero, ya tiene “acordadas” con Balaídos. No obstante, la más importante es la que depende del Ministerio de Transición Ecológica.

El Ejecutivo prepara ya una actualización de su Planificación Eléctrica hasta 2026 de cara a incluir nuevas actuaciones que se consideran urgentes y estratégicas, pero el plan pasa por pagar parte de esas nuevas redes con fondos europeos, lo que podría abrir la puerta a incluir la llegada de la alta tensión a Balaídos, algo que se daba ya por descartado.

La empresa lleva años demandándolo, y más que palabras vacías o posibilidades, quiere un cronograma de obra, para saber cuándo podrá disponer de la conexión.

La UE valida la “joint venture” formada en 2021 entre el grupo y Foxconn

La Comisión Europea ha aprobado esta semana, en virtud del Reglamento de concentraciones de la UE, la creación de la joint venture anunciada en 2021 por Stellantis y la taiwanesa Hon Hai Precision Industry, más conocida como Foxconn.

Con sede en los Países Bajos, la nueva firma será clave para el futuro de la marca y de factorías como la de Vigo, ya que centrará su actividad en desarrollar semiconductores para la automoción.

Bruselas “llegó a la conclusión de que la adquisición propuesta no plantearía problemas de competencia”. La nueva empresa se llama Mobile Drive y ambos grupos se la reparten al 50%.


Compartir el artículo

stats