Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automoción

La industria del automóvil seguirá sufriendo escasez de chips en 2023

Onsemi ha vendido todos sus semiconductores de carburo de silicio para el año que viene

Un trabajador en la planta de Stellantis Vigo Marta G. Brea

La industria del automóvil seguirá sufriendo la escasez de semiconductores en 2023, un problema que ha afectado a Stellantis Vigo entre otras muchas empresas de automoción y que el próximo año dará más que hablar. En un momento en el que cada vez se necesitan más chips a medida que se utilizan más vehículos eléctricos, Hassane El-Khoury, director ejecutivo del fabricante de chips estadounidense Onsemi, dejó claro que ya ha vendido todos sus chips de carburo de silicio (SiC), semiconductores de potencia avanzados ampliamente utilizados en vehículos eléctricos, al menos hasta finales de 2023 por la fuerte demanda.

“No hay nada que podamos hacer ahora para cambiar en 2023”, manifestó, añadiendo que agregarán capacidad “cada trimestre, todos los meses para satisfacer la demanda”. Del mismo modo se pronunció Jochen Hanebeck, del fabricante alemán de chips para automóviles Infineon, quien preparó terreno en un evento en Munich y advirtió que espera “una escasez a largo plazo”.

En este sentido, el fabricante alemán de semiconductores anunció recientemente su mayor inversión individual de 5.000 millones de euros para construir una fábrica en Dresde para producir semiconductores analógicos, de señal mixta y de potencia utilizados en automóviles y otras industrias. Por su parte, El-Khoury dijo que Onsemi se está expandiendo en la República Checa, Corea del Sur y Estados Unidos, estimando un aumento de capacidad del 30% para 2023.

Stellantis y el impacto

Por su parte, factorías de automóviles como Stellantis esperan el impacto. Carlos Tavares, CEO de Stellantis, el cuarto fabricante más grande del planeta por ventas, aseguró que las restricciones de semiconductores seguirán afectando a la industria y solo hace unos meses, en octubre, aprovechaba su paso por el Salón del Automóvil de París 2022 para afirmar que “para finales de 2023, el problema habrá terminado”. “Eso es lo que estimamos, dado la tasa actual de mejora. Depende mucho de la demanda del mercado, pero esa es nuestra estimación”, manifestó.

Compartir el artículo

stats