Industria

La renovación de viviendas es el principal motor del consumo azulejero en Francia

Un estudio del ICEX revela que el consumo de recubrimientos cerámicos seguirá creciendo en el mercado galo en los próximos años

La renovación de viviendas es el principal motor del consumo azulejero en Francia.

La renovación de viviendas es el principal motor del consumo azulejero en Francia.

Daniel Llorens

Francia, que desde hace años es el primer cliente de ‘Tile of Spain’, a pesar de algunos pequeños periodos en los que fue adelantado por Estados Unidos; sigue siendo un mercado de futuro para la industria cerámica debido a que existe una gran tendencia a la renovación de la vivienda", según se subraya en el informe sobre el mercado de las baldosas cerámicas en Francia, y que ha sido elaborado por el ICEX. Esta tendencia se produce, según se especifica en el citado estudio, a dos factores muy concretos: "Por un lado, esto se debe al confinamiento y a las ganas de la población de disfrutar del hogar. Por otro lado, algunas ventajas fiscales promueven la renovación de viviendas antiguas que apoyan la transición energética francesa". Por lo tanto, existe una gran demanda de piezas para revestimiento y pavimento que puedan ser instaladas de forma fácil y que normalmente se encuentran en grandes superficies.

En relación con el auge de la renovación de viviendas, también destaca de una manera notable "el deseo de los franceses de disfrutar de las zonas exteriores de las viviendas". Por consiguiente, las baldosas cerámicas más demandadas para ello son aquellas adecuadas para terrazas y piscinas. Además, el reglamento de Francia obliga al aislamiento de viviendas de nueva construcción por lo que, desde el ICEX, se advierte de una "posible estimulación de la demanda de baldosas cerámicas adecuadas a suelos radiantes, que mejoran la conducción térmica". Otro aspecto a tener en cuenta para seguir creciendo en Francia es "la conciencia ecológica que existe en el país". Los franceses valoran y consideran la compra de productos que apoyen la protección del medioambiente. Por ello, es cada vez de mayor importancia ofrecer en este mercado baldosas cerámicas de composición ecológica.

En cuanto a tendencias de carácter estético, también se subraya que el mercado francés "se asemeja mucho al español" y que existe una gran demanda de gres y de grandes formatos. "Así pues, el sector está dirigiendo su oferta, a piezas de mayor valor añadido que incrementan el margen de beneficio de los fabricantes en un sector históricamente competitivo en precio", se afirma.

El 80 % de las baldosas cerámicas que consumen los franceses están destinadas a la renovación de terrazas y piscinas. Por lo que respecta a la demanda por formato, los más solicitados son de 60x60 y 45x45 centímetros, existiendo un gran incremento en la demanda de grandes formatos: 70x70, 120x120 y 45x90 centímetros. Los formatos de baldosas cerámicas más utilizados en Francia son los de 20x50, 20x60 y 25x40 centímetros. Cabe destacar que los formatos XXL de azulejos todavía suponen poca demanda en el mercado francés: solo el 3,9 % del total.

En el informe del ICEX se afirma que los productos cerámicos españoles, tanto revestimiento como pavimento, "son atractivos para los franceses". En este sentido hay que recordar que el mercado francés es el primer destino de estas exportaciones españolas, las cuales aumentaron un 28,9 % entre enero y julio de 2022 respecto al mismo periodo de 2021. Asimismo, España es el segundo proveedor de baldosas cerámicas de Francia.

Buenos horizontes

Las perspectivas de futuro son buenas y se estima un volumen de mercado de 116 millones de metros cuadrados para 2025, lo que significa un incremento del 5 % respecto a 2022. Y también se prevé un incremento en el precio medio, actualmente situado en una horquilla que oscila entre los 5 y los 20 euros por metro cuadrado, así como el valor de mercado que podría ascender a 1.194,2 millones de euros en 2025. En cualquier caso, se advierte: "Tanto la situación actual como el incremento en los costes de la energía y de las materias primas podrían reducir las buenas perspectivas realizadas hasta el momento".

Francia presenta una balanza comercial de baldosas cerámicas con un déficit de 1.019 millones de euros en 2021, siendo sus exportaciones de 50 millones euros y sus importaciones de 1.069 millones de euros con una tasa de cobertura del 4,8 %. Entre sus principales destinos de exportaciones se hallan Italia y Suiza. España ocupa la décima posición entre los clientes, con una facturación de 618.000 euros. El país, además, es el segundo proveedor, después de Italia, de estos productos para Francia, alcanzando las importaciones del país galo los 293,5 millones de euros en 2021.