Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escalada del precio de la gasolina se come la bonificación del Gobierno

A pesar del descuento estatal, los conductores canarios pagan once céntimos más por el litro de diesel y cuatro por el de gasolina que antes de la guerra en Ucrania

Un conductor reposta su vehículo en una gasolinera. E.D.

La subida del precio de los combustibles se ha comido ya la bonificación de 20 céntimos por litro aprobada por el Gobierno central para tratar de abaratar los carburantes ante la escalada que estaba suponiendo la guerra en Ucrania. A pesar del descuento, los conductores canarios pagan ahora más cara la gasolina y el gasoil que antes del estallido del conflicto bélico, por lo que el continuo ascenso ha dejado sin efecto la medida algo más de un mes después de que comenzara a aplicarse.  

El combustible que más ha notado este encarecimiento en las últimas semanas ha sido el diesel. Un día antes del inicio de la guerra, de media el litro costaba en las estaciones de servicio del Archipiélago 1,16 euros. Ahora el precio medio, según los datos recopilados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, se sitúa en Canarias en 1,47 euros. Algo que significa que los conductores pagan actualmente, a pesar de la aplicación del descuento, once céntimos más que en febrero, por lo que llenar el tanque de un vehículo de 50 litros cuesta 5,5 euros más, aún con la aplicación de la bonificación. 

Algo similar ha ocurrido con la gasolina, aunque su incremento ha sido más moderado. La Sin Plomo 95 y 98 cuestan 24 céntimos más que antes de la invasión rusa de Ucrania. Por lo que si se descuenta la bonificación –15 céntimos por parte del Estado y otros cinco por las petroleras– los consumidores deben pagar cuatro céntimos más por cada litro que antes de la guerra. Una cantidad que alcanza los dos euros por cada reportaje en el que se quiera llenar el depósito. 

El presidente Pedro Sánchez anunció el pasado 28 de marzo que el descuento de 20 céntimos por litro se extendería a todos los conductores, ya que en un principio se había acordado solo para los transportistas después de varios días de paros que pusieron en jaque el reparto de suministros en todo el país. La medida entró en vigor el 1 de abril y desde ese momento los combustibles también han proseguido su escalada. La Sin Plomo 95 ha subido de media en las Islas tres céntimos por litro desde el anuncio de Sánchez, la 98 cuatro céntimos, mientras que el gasoil ha aumentado su precio en cinco céntimos el litro. 

5,5

Euros más llenar el tanque

  • Aún con la aplicación del descuento de 20 céntimos, llenar el depósito de un vehículo con diesel cuesta ahora 5,5 euros más que antes del estallido de la guerra. 

+19%

Aumenta la gasolina

  • Desde el inicio del conflicto bélico en Ucrania, el precio de la gasolina 95 ha aumentado un 19% en el Archipiélago. El litro se paga de media ya a 1,47 euros en las Islas, sin el descuento.

Ya en aquel momento asociaciones de consumidores advirtieron de que había estaciones de servicio que tras el anuncio se dispusieron a subir los precios para evitar tener que hacer frente a la parte de la bonificación que les correspondía a las petroleras. Sin embargo, en ese momento la cotización del barril de Brent –el indicador de referencia para el precio del petróleo en Europa– continuaba al alza. El 29 de marzo, después de que Sánchez anunciara el subsidio, el Brent se pagó a 111,4 dólares. Pero ahora se está produciendo una contención de precios y ayer el barril no superó los 106 dólares. Así que a pesar de que el crudo es más barato en los mercados internacionales, el precio en los surtidores de las gasolineras continúa subiendo. 

La bonificación se mantendrá hasta el 30 de junio, cuando expira el plazo planteado por el Gobierno central para las medidas incluidas en el decreto para contrarrestar las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania, aunque existe la posibilidad de que se extienda su aplicación. Sin embargo, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ya ha advertido que el Ejecutivo pondrá fin a la bonificación de los 20 céntimos para rebajar el coste del combustible si los operadores la absorben y mantienen los precios. “Si vemos que alguna medida hace que se mantengan los precios porque los operadores están absorbiendo la ayuda, no seguiremos con ella”, explicó.

Aunque no concretó si se ha detectado que las empresas estén llevando a cabo esta práctica, Calviño señaló que el Gobierno usará todos los instrumentos disponibles para que las compañías no frenen las bajadas de precios y recordó que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está investigando cualquier posible conducta que pueda estar impidiendo que se reduzca el coste de los combustibles.

OCU: «Es insuficiente»

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que la rebaja de 20 céntimos por litro es «insuficiente» para paliar el alza de los carburantes y solicita la «supresión temporal de impuestos» para estos productos. La organización argumenta que desde el pasado 13 de abril se ha producido un incremento del 5,5% en el precio de la gasolina 95 y del 6,6% en el caso del diesel.

La OCU considera que los consumidores «tienen pocas herramientas» para impedir estas subidas, más allá de priorizar las cadenas de gasolineras más baratas, «que suelen coincidir con cadenas low cost y las cadenas de supermercados», apunta la organización.

«Estas subidas son una pésima noticia para la economía de las familias, que a los exagerados precios de la electricidad y el gas suman los de los carburantes. Un sobreesfuerzo muy importante.

Además, esta organización de consumidores denuncia la doble factura que supone estos incrementos del precio de la energía a través de la repercusión en el precio de diferentes bienes y servicios, como por ejemplo «en los alimentos de la cesta de la compra», añade.| LP/DLP

Compartir el artículo

stats