Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ryanair estudia reabrir sus bases en las Islas dos años después del adiós

La aerolínea irlandesa de bajo coste negocia con el Gobierno canario el restablecimiento de sus instalaciones permanentes en la Comunidad Autónoma

El consejero delegado de Ryanair, Eddie Wilson. E. D.

Ryanair está en conversaciones con el Gobierno de Canarias para recuperar sus bases permanentes en los aeropuertos de la Comunidad Autónoma. El anuncio lo hizo este jueves la propia aerolínea irlandesa de bajo coste más de dos años y tres meses después del cierre de sus instalaciones en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote. Un cierre que se materializó en enero de 2020 –poco antes del estallido de la pandemia de coronavirus en España– y que supuso el despido de 224 personas a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), incluidos los trabajadores que se vieron afectados por la clausura de la base que la low cost tenía en Gerona, cuyo cierre se ejecutó en paralelo a los de las instalaciones en el Archipiélago. Aquel masivo despido colectivo dio lugar a un contencioso judicial. Primero fue la Audiencia Nacional la que anuló el ERE, una decisión que Ryanair no recurrió y que acató de inmediato. Sin embargo, a continuación puso en práctica un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectaba a 206 de sus asalariados, la grandísima mayoría de los cuales –194 – eran los trabajadores readmitidos tras el fallo de la Audiencia. Más tarde, en octubre del año pasado, fue el Tribunal Supremo el que ratificó la nulidad del ERTE siguiendo los argumentos previos del Ministerio de Trabajo y de los mismos magistrados de la Audiencia Nacional. La compañía aérea pretendía que el ERTE se aplicara con carácter retroactivo desde marzo, cuando comenzó la crisis de la covid, para, según los argumentos de la inspección ratificados por el Alto Tribunal, ahorrarse parte de los salarios de los trabajadores readmitidos, un coste que habría recaído en la Seguridad Social, es decir, en las arcas públicas.

Es en este contexto en el que llega el anuncio de la posible reapertura de las bases en la región. Fue Eddie Wilson, consejero delegado de Ryanair DAC –la primera aerolínea del grupo–, quien avanzó, según informa Europa Press, la intención de la multinacional durante la presentación de un estudio de la consultoría PwC sobre el «impacto» de la compañía como «generadora de más de 14.000 millones de euros anuales a la economía española».

El viceconsejero de la Presidencia del Ejecutivo autonómico, Antonio Olivera, corroboró tras la reunión del Consejo de Gobierno de Canarias que, efectivamente, Ryanair está interesada en volver a establecer bases permanentes en el Archipiélago por las buenas perspectivas para el negocio turístico.

En definitiva, la compañía aérea irlandesa ve posibilidades de negocio con el restablecimiento de sus instalaciones permanentes en la Comunidad Autónoma. «Un síntoma más» de la recuperación de la actividad turística y, por ende, de la economía isleña, según el viceconsejero de la Presidencia. «Sin lugar a dudas, empresas privadas que buscan su beneficio, en concreto Ryanair, han visto una oportunidad de crecer y hemos tenido conversaciones con ellos para tener un compromiso con Canarias claro y decidido», ahondó Olivera.

La low cost, que cumple 20 años desde que comenzara su actividad en España y que ya ha transportado en vuelos con origen y/o destino nacionales a más de 400 millones de personas, considera importante «reabrir nuevas bases», explicó Wilson. La empresa confía en liderar el sector de la aviación comercial en el camino hacia el restablecimiento económico una vez superado lo peor de la pandemia. Su idea es llegar a 50 millones de pasajeros en el país en 2022, superando los 46,6 de 2019.

Compartir el artículo

stats