16 de octubre de 2020
16.10.2020

El Gobierno de Merkel se arrepiente de permitir el turismo a Baleares

Canarias rechazó la llegada de visitantes germanos en junio por la alta inseguridad

15.10.2020 | 23:55
El Gobierno de Merkel se arrepiente de permitir el turismo a Baleares

Alemania no se arrepiente ahora de haber interrumpido bruscamente el flujo de turistas a Mallorca a mediados de agosto, sino de haber autorizado el inicio del tráfico vacacional en junio. Helge Braun, ministro de la cancillería de Angela Merkel y jefe de gabinete para asuntos ligados al coronavirus, declaró el lunes al semanario Der Spiegel que "la mitad de los casos de Covid de agosto se debieron a gente que había viajado al extranjero". Durante décadas y también en 2020, Palma ha sido el destino favorito de estos turistas alemanes, por lo que la implicación no requiere de mayor precisión.

Berlín no solo culpa a la temporada turística truncada de un repunte de casos, sino que le atribuye la segunda oleada que experimenta ahora mismo Alemania. En el discurso de Braun, el impacto de los turistas contagiados, según sus palabras en lugares como Mallorca, "creó un mal punto de partida para el otoño".

El Gobierno español autorizó a mediados de junio al Govern balear y al Ejecutivo canario llevar a cabo un plan piloto de turismo con viajeros procedentes de Alemania. Un plan que Canarias rechazó de plano al considerar que los criterios de seguridad que establecía el Ministerio de la socialista Reyes Maroto eran "insuficientes" para garantizar que no se diesen casos de contagios importados que acabasen echando por tierra todo el esfuerzo que estaba haciendo sector y que terminasen dañando la imagen del destino. El plan piloto ideado por Madrid no obligaba a los turistas a realizarse ninguna prueba de coronavirus antes de aterrizar en el Archipiélago, sino que se limitaba a llevar a cabo un seguimiento telefónico y aleatorio a los visitantes germanos.

Al margen de la exactitud de un planteamiento que sitúa la fuente de los contagios en los receptores y no en los emisores, la dura crítica del Gobierno alemán incluye un claro menosprecio a la situación sanitaria en territorios como Mallorca.

Según transmite Braun a Der Spiegel, la desescalada prematura y apresurada tuvo lugar "incluso en lugares de Europa donde la sanidad pública no es tan efectiva como aquí".

Por esta causa, "los números se dispararon en esos lugares muy rápidamente, lo cual condujo a un renovado aumento de los casos en Alemania".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook