05 de noviembre de 2019
05.11.2019

La quiebra de Thomas Cook coincide con la pérdida de 43.000 británicos

La llegada de turistas extranjeros baja casi un 5% en los primeros 9 meses de 2019

05.11.2019 | 02:57
Turistas británicos afectados por el cierre de Thomas Cook esperan en el aeropuerto Tenerife Norte para volver al Reino Unido, el pasado 26 de septiembre.

Canarias entra en la temporada alta turística con solo una ligera reducción en las cifras de llegadas en relación a las que había registrado el año pasado por las mismas fechas. La Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) recoge un descenso del 4,8% en el mercado extranjero durante los primeros nueve meses de 2019 que es compensado, aunque solo en parte, por el que presentan los visitantes nacionales, de manera que el retroceso global se queda en el 2,6%.

Los datos de Frontur -publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y ampliados para las Islas por el Instituto Canario de Estadística (Istac)- son los primeros que permiten calibrar el posible impacto de la quiebra de Thomas Cook. El turoperador británico cayó el 24 de septiembre, un mes en el que las llegadas de turistas del Reino Unido disminuyeron en 43.375 en relación a agosto y en casi 14.000 respecto al mismo mes del año pasado. Es cierto que no se trata de la primera bajada interanual de los británicos que se detecta este año, pero también lo es que no se había producido ninguna de esta magnitud.

Pese a las señales inquietantes que envían los registros del noveno mes del ejercicio, el comportamiento del mercado británico en lo que va de año continúa siendo mejor del esperado, e incluso se anota una modesta mejoría, con 9.687 clientes más que entre enero y septiembre de 2018. El aumento es del 0,2% y lleva la cifra de visitantes procedentes del Reino Unido hasta los 3,74 millones. Los efectos de la desaparición de Thomas Cook serán claves para la consecución del objetivo que se ha marcado el Gobierno canario: cerrar el año con un volumen de turistas británicos similar al que se contabilizó en 2018: cinco millones.

La caída de clientes foráneos que sufren las Islas tiene un protagonista indiscutible, el turismo alemán, que sufre un auténtico desplome, tanto que prácticamente siete de cada diez visitantes internacionales que pierde el destino procedían del país centroeuropeo. Así, Canarias recibió hasta septiembre casi 1,9 millones de alemanes, 322.776 menos que en el mismo periodo de 2018. En términos proporcionales, la disminución se cifra en el 14,5%.

Al margen del leve incremento del Reino Unido, la merma de visitantes internacionales es casi total. La única, y notable, excepción corresponde al mercado irlandés, que en el transcurso de este año ha aportado 25.812 clientes más que en el mismo periodo del anterior, un alza del 6%. Su progreso es tal que desplazan a los holandeses como la tercera nacionalidad en importancia numérica para el destino, con 458.287 turistas en lo que va de 2019.

Por contra, los clientes provenientes de Holanda -430.732 en total- son 45.214 menos que en los primeros nueve meses del año pasado, una caída del 9,5%. También es apreciable el declive del mercado nórdico. Solo consigue mantenerse el noruego, con apenas un ligero descenso del 0,3% -963 personas menos-, mientras que el derrumbe de los suecos -49.428, un 12,9% menos- sigue los pasos al experimentado por la clientela alemana. De Noruega han llegado 277.843 turistas; de Suecia, 134.446. Caen también con fuerza los daneses, un 8,1% -17.604 menos-, hasta un total de 217.213. Desde Finlandia llegaron 155.118 visitantes, 6,530 menos, lo que representa una bajada del 4,2%.

Otro mercado relevante para Canarias, el italiano, presenta también un considerable retroceso, del 7,9% -29.487 turistas menos-. El país transalpino ha contribuido con 344.472 clientes hasta septiembre. Del descenso generalizado no escapan los franceses, 19.197 menos que el año pasado. La disminución, del 4,1%, los deja en 451.515. De mayor magnitud en términos relativos -la más importante, de hecho- es la caída de los suizos, un 16,7% menos que en el mismo periodo de 2018. Tras perder 36.022 visitantes, este mercado aporta este año 179.402 turistas. Por su parte, el mercado belga pierde un 2,1% -6.445 personas- y registra 304.097 visitantes.

La mejor noticia -junto a la fidelidad de los británicos a las Islas - es el sostenido incremento de las cifras de los turistas españoles, cuya recuperación tras la crisis prosigue a buen ritmo. Entre enero y septiembre de 2019 han llegado 1,56 millones de visitantes procedentes del resto del territorio nacional, 191.256 más que en el mismo periodo del pasado año. El crecimiento de este mercado es del 14%.

Al conjunto de los destinos turísticos españoles han llegado este año algo más de 67 millones de turistas extranjeros. Aunque la cifra aún es superior a la de 2018 -un 1,3% más-, los visitantes recibidos en septiembre descendieron un 4,2% respecto al mismo mes del anterior ejercicio. Es el tercer retroceso consecutivo experimentado por la cifra global de turistas.

El gasto total realizado por estos clientes en lo que va de año -78.830 millones de euros- ha crecido un 3%. En Canarias, por el contrario, se ha mantenido sin cambios y asciende a 12.464 millones. La estabilidad del desembolso total ha sido posible pese al descenso que presentan las llegadas y gracias a un repunte sostenido del gasto medio por persona y a la ampliación del tiempo que pasan en el destino. Cada turista que visita las Islas gasta cada día una media de 149 euros, un 2,8% más que en los primeros nueve meses de 2018. Por su parte, la estancia media se situó en 8,7 días, un 1,5% más que el año pasado.

Las cifras

  • 4,8% Es la disminución que han experimentado las llegadas de turistas extranjeros a Canarias en los primeros nueve meses del año, según Frontur.
  • 65% Casi siete de cada diez visitantes foráneos que ha perdido el destino son de nacionalidad alemana.
  • 9.687 El mercado británico ha mejorado ligeramente, con casi 9.700 clientes más que en el mismo periodo del año pasado.
  • 191.196 Es el incremento en la recepción de turistas nacionales, un 14% más, que compensa en parte la caída de los extranjeros.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook