03 de octubre de 2019
03.10.2019
La quiebra del tercer operador turístico

Canarias pide bonificar la mitad de la Seguridad Social al sector hasta diciembre

Hoy se aprueba un plan de choque para los afectados por el cierre de Thomas Cook en el que figura la exención de las tasas aéreas

03.10.2019 | 02:38
De izquierda a derecha Agustín Manrique de Lara, Ángel Víctor Torres y José Carlos Francisco, ayer en Presidencia.

El Gobierno canario pondrá sobre la mesa que las medidas que se aprueben hoy en Madrid para amortiguar el golpe que supone la quiebra de Thomas Cook para el sector turístico tengan efecto retroactivo al 1 de octubre, inicio de la temporada de invierno en las Islas. La iniciativa más inmediata es que se bonifique el 50% del coste de la Seguridad Social que pagan las empresas por los trabajadores durante al menos el último trimestre del año. Entre las propuestas del plan de choque también figuran la reducción de las tasas aéreas en Canarias para incentivar a las aerolíneas, un incremento de la promoción turística en mercados alternativos al Reino Unido y Alemania o incentivos fiscales como el aplazamiento del IGIC.

Las organizaciones empresariales y sindicales junto al Gobierno regional se esforzaron ayer en dar una imagen de unidad y de fortaleza del sector turístico para hacer frente al cierre del segundo turoperador más importante para las Islas. El presidente del Ejecutivo, Ángel Víctor Torres, aseguró que el plan de choque que se aprobará hoy en la comisión interministerial se llevará al Consejo de Ministros la próxima semana o se aprobará por los distintos ministerios en los próximos días con el fin de evitar que se agrave la situación de los hoteles.

La máxima preocupación

Lo que más preocupa tanto a los agentes sociales como a la Comunidad Autónoma es la conectividad, es decir, que el vacío de aviones y plazas que ha dejado Thomas Cook sea cubierto por otras compañías. La iniciativa de la aerolínea británica Jet2 de aumentar su capacidad para volar a las Islas en 168.000 plazas para este invierno fue celebrada ayer por el presidente Torres como un indicador de que los operadores turísticos siguen creyendo en el destino Canarias y que otras compañías podría hacer lo mismo si se les ofrecen suficientes incentivos y bonificaciones.

Para ello, el presidente canario confía en que la empresa gestora de los aeropuertos, AENA, sea sensible a la demanda del sector de una rebaja de las tasas en Canarias, que genere un efecto llamada entre las aerolíneas, como ya ocurrió al inicio de la recesión económica, en los años 2008 y 2009, cuando una medida similar empujó el despliegue en las islas de Ryanair, entre otras compañías.

Por parte del Gobierno canario, se estudia ayudar al sector aplazando las liquidaciones pendientes del IGIC, desde el reconocimiento de que se trata de impuestos asociados a facturas no cobradas, y se pondrán en marcha campañas de promoción del destino turístico en Reino Unido, Alemania, países nórdicos y otros mercados europeos. En relación con el plan de rescate solicitado por las patronales turísticas por las deudas contraídas por Thomas Cook con los hoteleros, Torres indicó que aún no hay cifras definitivas sobre el montante global y las alternativas para que se abonen.

Los datos del presidente

El presidente del Gobierno recordó que dos de cada tres turistas que venían a España de la mano de Thomas Cook lo hacían a Canarias, por lo que espera que, de las medidas que se aprueben hoy, las Islas sean especialmente atendidas en su programación ya que también Baleares y otras comunidades autónomas han solicitado ayudas al Estado. Los sindicatos, especialmente CCOO, advirtieron que las medidas que se pondrán en marcha deberían acotarse a aquellas empresas realmente afectadas por la quiebra de Thomas Cook. En el caso de las bonificaciones de la Seguridad Social, el secretario general de la central sindical, Inocencio González, expresó su respaldo a este tipo de medidas sociales pero con condiciones. Por un lado, que se acote el "perímetro" de las empresas que se pueden beneficiar de las mismas para que no sean generalizadas a todo el sector sino a los hoteles directamente afectados. Asimismo, que estas bonificaciones estén ligadas al mantenimiento de las plantillas.

Las dos organizaciones empresariales canarias están a la esperan del paquete de medidas que se apruebe hoy en Madrid pero lanzaron un mensaje sobre la madurez del sector turístico canario a la hora de afrontar la crisis generada por el cierre del turoperador. Sin embargo, el presidente de la CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco, resaltó que no estamos ante una crisis turística como tal, sino ante la quiebra de uno de sus principales agentes. De hecho, el dirigente empresarial recordó que en 2008 y 2009 sí hubo una crisis turística y en aquel momento se pusieron en marcha medidas como la bonificación de las tasas aéreas, que ahora se quieren recuperar.

Superar el 'shock'

"Entre los empresarios, los trabajadores y la administración vamos a superar este shock a corto plazo bien. Para superarlo, el presidente nos ha comentado una serie de medidas que ha negociado con Madrid", señaló. Además, comentó que habrá que ver cómo se articulan estas iniciativas para poder valorarlas en profundidad, insistiendo en que lo más importante es recuperar la conectividad. "Si la recuperamos rápido, el empleo y los beneficios también los recuperaremos".

Por su parte, el secretario general de la Confederación Canaria de Empresarios (CC), José Cristóbal García, puntualizó que los últimos datos del desempleo conocidos ayer mismo revelan que el sector turístico no está destruyendo empleo sino, al contrario, está contribuyendo al incremento de la afiliación de la Seguridad Social, que alcanza niveles históricos en el Archipiélago.

En clave futura, expuso que hay que recuperar líneas presupuestarias que no se han aplicado en Canarias orientadas a mantener conectividad, hacer un esfuerzo en la promoción y aplicar iniciativas "que permitan solventar esta situación cuanto antes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas