Belza disfruta de la titularidad y se propone «seguir adelante»

El grancanario dice estar «agradecido principalmente al entrenador», el hombre que decidió llevarlo a la pretemporada y ahora le ha dado minutos ante Espanyol y Levante

Jesús Belza, en acción ante el Levante.

Jesús Belza, en acción ante el Levante. / Andrés Gutiérrez

Manoj Daswani

Manoj Daswani

El gran protagonista blanquiazul de la semana es Jesús Belza, rutilante eclosión en el ecosistema del primer equipo del Tenerife. Primero en el periodo estival y luego en la competición oficial, el grancanario se ha hecho un hueco relevante en los esquemas de Asier Garitano por delante de futbolistas profesionales. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana podía haber apostado el técnico vasco por Teto o Ángel. Pero prefirió la chispa del isleño, dispuesto a «seguir adelante» desde la humildad, la serenidad y el agradecimiento. No en vano, sus primeras manifestaciones tras el debut fueron para testimoniar su gratitud a Garitano.

«La pena fue el empate, pero es un puntito que, tal y como estamos, nos permite seguir arriba», acertó a decir, aún poco habituado a los micrófonos y a la escena pública. Podía haber dudas en torno a su respuesta, pero Belza estuvo con ritmo y muy metido en la contienda desde el minuto inicial. «En cuanto a la titularidad, estoy muy contento con la confianza de todos, tanto del entrenador como del equipo y de la afición, que me apoyó bastante», apuntó.

«Tenía en mente que la primera jugada era muy importante y tenía que hacerla bien para pillar confianza en el tacto del partido. A partir de ahí, con todas las opciones que pudiera tener, tocaba estar mentalizado para hacerlo bien y ayudar al equipo en todo. Estoy muy contento por el partido», adujo a la hora de hacer balance. Le tocó ser sustituido, por la fatiga, pero quiere más.

En cuanto a su posición, recordó que «llevaba años jugando de extremo anteriormente y, en estos últimos años de lateral, pero siempre subiendo para participar del juego ofensivo». Se define el ex de Las Palmas como un futbolista «con recorrido por la banda», de ahí su polivalencia para ejercer como defensa o más arriba. «Esta oportunidad ya se acabó y es pasado, así que toca seguir adelante. Si se puede seguir ayudando al equipo, pues eso haré», adujo el canterano, ya plenamente integrado en la dinámica del equipo profesional. En sus declaraciones a los medios oficiales, no quiso olvidarse de la sonora ovación de la afición local, que coreó su nombre en el momento de abandonar la cancha: «Ya te ves más dentro del equipo cuando la gente te aplaude desde el principio. Pero a quien sobre todo estoy agradecido es al míster: él me ha dado todo».