Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Thierno Arévalo Internacional por Guinea

«Tal vez mi estilo no encajaba en el juego del Tenerife»

«Tal vez mi estilo no encajabaen el juegodel Tenerife»

El canterano del Tenerife atiende la llamada de EL DÍA desde París, donde ayer jugó el segundo de los dos partidos internacionales para los que fue convocado.

Vuelve a ser llamado por Guinea y además para partidos importantes con vistas a la próxima Copa de África. ¿Cómo está siendo esta experiencia con la selección?

Estoy muy contento. Han sido ocho días muy acogedores con los compañeros de la selección. Estuvimos primero en Argelia y jugamos en un estadio olímpico, un sitio mítico de allí donde se juntaron más de 50.000 espectadores. Fue un partido muy especial y que me sirve para ir cogiendo rodaje y sumando nuevas experiencias. Y ahora estoy en París, preparado para otro partido más.

En su momento fue una sorpresa para todos que le convocase la selección de Guinea. ¿Para usted qué supone?

Para mí venir con la selección absoluta es un orgullo, también para mi familia. Mi madre está muy contenta de verme ahí, lo mismo que la familia de mi padre en Guinea. Es una cosa de locos; están muy emocionados porque en esos países el fútbol se vive mucho y de una manera muy distinta.

Eso justamente quería preguntarle. ¿Qué supone este deporte en Guinea y cómo se vive?

Se vive mucho. Me sorprendió mucho la primera vez que fui a Guinea con la selección porque se para todo un país y se rinde a su equipo, también a cada uno de los jugadores. Desde que llegamos al aeropuerto ya en la misma terminal se montó una avalancha de gente tremenda; y se te ponen los pelos de punta. Hay que vivirlo para sentirlo como me pasó a mí en aquel entonces. Fueron días muy bonitos, a la vez que especiales. Además tuvimos ocasión de ganarle a Malawi en el minuto 91 y empezar yo la jugada. Fue delante de 50.000 personas y es algo indescriptible. Lo pienso y me emociono. Fue una secuencia de esas que había visto solo a través de la televisión.

Mis referentes en el Tenerife son Aitor Sanz y Carlos Ruiz, pero de quien más aprendí fue de Sam Shashoua

decoration

Quería aprovechar la conversación para preguntarle por su salida del club este verano. ¿Cree que fue la mejor opción abandonar el Tenerife aunque fuese solo provisionalmente?

Pienso que sí, que era lo mejor para mí. Necesitaba salir en busca de minutos y en una categoría de superior nivel, donde hay gente muy buena. Y es una competición muy dura. La verdad es que llegar allí y haber tenido tantos minutos es algo como para estar muy satisfecho. Pienso que eso confirma que la decisión que tomé fue la mejor, aunque sin desviarme del objetivo, que es volver para quedarme.

Tuvo muchos minutos en pretemporada y además a pocos días de comenzar la competición oficial. ¿Llegó a pensar en la concentración de Pinatar Arena que podría tener hueco y quedarse?

Sí, uno lo piensa porque me veía más maduro, haciendo las cosas bien... y sinceramente creí que podría encajar. Pero hay otros factores. Quizá no fuera el momento, o pensaran que no estaba del todo preparado. También pienso que no encajaba en el juego, porque mi estilo es más de encarar, de estar pegado a la banda. Y a lo mejor en el Tenerife no cabía eso. Ahora he venido a un club donde el juego es más por fuera, los extremos cada vez que tienen opción encaran en el uno para uno, buscan duelo. Y así me va bien. De hecho en el primer partido con el Logroñés salgo en el minuto 55, con 1-2 en contra, y provoco 18 unos para uno. Eso confirma que en ese sistema me desenvuelvo mucho mejor. Es más mi juego, pero tampoco es una excusa.

Le pregunto por Teto, el gran nombre propio de la pretemporada. ¿Cómo está viviendo en distancia su eclosión y asentamiento en el primer equipo del Tenerife?

Más que un compañero, es un amigo. Se lo merece mucho por la humildad que demuestra, el sacrificio y sobre todo porque se lo deja todo por el equipo. Me alegro por él porque está haciendo las cosas bien. No es solo un partido; es que repite los mismos patrones y el mismo nivel continuamente. Seguro que está viviendo un momento muy especial.

Vuelvo a preguntarle ahora por el Logroñés. ¿Por qué este destino y no otro?

Pues fue una decisión muy meditada. Es un club humilde, un club de sus socios y con muchas expectativas e ilusiones. Estudiamos antes de ir cómo era su juego y pienso que era lo mejor que me veía a mí en este momento de mi carrera. A principios de verano sí surgieron otras posibilidades, pero quedó en nada.

Y ahora en la distancia, ¿cómo ve el grado de oportunidades que se da a los canteranos en el Tenerife?

Yo pienso que, al fin y al cabo, no es que haya más cantera o menos cantera que en otros clubes. El fútbol base está haciendo un trabajo espectacular y el trabajo de Sesé es muy bueno, pero tenemos que estar preparados y no mirar atrás: ser valientes y asumir las oportunidades que te dan.

Si tuviera que elegir uno solo de los muchos momentos que ha vivido como blanquiazul, ¿con cuál se quedaría?

Imposible quedarme con uno solo. Si tuviera que elegir te diría que probablemente con el año en juveniles que quedamos campeones con Cristo Marrero. No solo por el juego, también evidentemente por los resultados y el buen ambiente que había. Pero sería injusto no mencionar a Mazinho y todo lo que ha significado para mí el paso por el B; y por supuesto el momento del debut con el equipo profesional.

La mejor decisión que pude haber tomado es la de venir al Logroñés: era subir de división y tener más minutos

decoration

Y a título particular, ¿qué sueños se marca para el futuro?

Pues con la selección, sin duda, jugar un Mundial. Creo que es el sueño de cualquier futbolista desde que se gana la condición de internacional. Ojalá se dé algún día, pero si me preguntas por un reto más realista, ir a la Copa de África del año que viene. Para eso estamos trabajando.

Y acabo. Tanto con la selección como en el Tenerife, ¿a sus 22 años cuáles son sus principales referentes?

En la selección, Keita, por su humildad y lo que aporta. Y en el Tenerife me quedo con los capitanes, que son ejemplo por muchas cosas, tanto Aitor Sanz como Carlos Ruiz. Aunque quizá de quien más haya aprendido, por muchos motivos y porque juega en mi posición, es de Sam Shashoua.

Relevante en el Logroñés


Fue el último día de mercado cuando comunicaba el Tenerife la salida de Thierno Arévalo. Tuvo alguna otra posibilidad de marcharse a préstamo -a principios de pretemporada- pero no fructificó porque Ramis prefería que se mantuviese bajo disciplina profesional. Así fue durante todo el verano, un proceso de aprendizaje para el hispanoguineano que trajo consigo muchos minutos para el atacante en los amistosos estivales. Pudo interpretarlo él como un indicio de que se quedaría, pero no fue así. Sin margen ante la llegada de varios fichajes de perfil ofensivo, se decantó por la oferta que le trasladó el Logroñés. «Es un equipo pequeño, humilde, donde los socios tienen mucha participación», relata Thierno en conversación telefónica. Y añade que no esperaba el caudal de minutos que le está dando su entrenador. De los cedidos por el Tenerife en distintos destinos de Primera y Segunda RFEF, probablemente sea Arévalo de los que más motivos tenga para sentirse feliz y satisfecho con el destino escogido. Mientras él se fue a La Rioja, Yeremy Socorro eligió el Antequera, Ethyan se enroló en el filial del Atlético de Madrid y a última hora, Jorge Padilla se marchó al Racing de Ferrol.

Compartir el artículo

stats